No sabemos si la falta de vajilla suficiente para albergar todos los platos del aperitivo fue el casual detonante de esta rica y simpar mezcolanza denominada xanxullo (pronúnciese chanchullo), cuya autoría corre a cargo de los oriundos de Novelda (Alicante), localidad de donde es típico. Así, en este aperitivo conviven sobre un lecho de patatas de bolsa, mejillones en escabeche, berberechos, boquerones de lata, almendras y aceitunas, entre otros ingredientes. Sí, todos a una, como Fuenteovejuna, para procurar un aperitivo donde cada cual come a su arbitrio ayudado con palillos o las mismas patatas, que sirven como cucharones improvisados.

En concreto, el xanxullo presenta en feliz convivencia ingredientes muy marinos, casi todos ellos procedentes de la conservas del mar. Pero todavía quedan plazas para que se suban al barco las aceitunas, los frutos secos, como unas almendras tostadas, o los encurtidos. Todo ello aderezado con limón y pimienta e incluso el caldo de las conservas se suma a la propuesta pues todo se aprovecha.

Su popularidad aumenta: existe un festival gastronómico anual llamado la Festa del Xanxullo

Tal es la devoción que los locales de Novelda profesan al xanxullo que existe un festival gastronómico anual que han titulado como la Festa del Xanxullo. En el que, por cierto, se han firmado récords con la elaboración de un xanxullo con proporciones gigantescas gracias a sus tres metros de diámetro. Una de las particularidades de este aperitivo es que admite mucha imaginación. Hasta la fecha se han visto encurtidos, frutos secos, salazones, pepinillos, pimientos asados, bocas de mar e incluso gambas dando vida a este manjar típicamente alicantino.

El mejor aperitivo jamás creado

Según explica la bloguera gastronómica Mayte en la Cocina, autora de un libro de cocina alicantina, el xanxullo es el “mejor aperitivo jamás creado”. Además, este plato es toda una oda a la imaginación y sus ingredientes no son un numerus clausus: “Tiene multitud de variantes y va según los gustos de cada comensal. Hoy lo hice así, pero otro día según lo que tenga en casa: boquerones fritos, boquerones en vinagre, cacahuetes, almendras… Vamos, lo que se os ocurra”. Sin embargo, no hay que excederse con las mezclas y más vale ceñirse a las conservas.

Por supuesto, que el xanxullo sea más o menos sano depende de los componentes. Así, es obvio que resultará más saludable si apostamos por unas vinagretas de elaboración casera que si nos decantamos por las bocas de mar o los frutos secos, pues pueden contener muchos aditivos como potenciadores del sabor. También la calidad de las patatas puntúa en salud.

En definitiva, parece urgente probarlo y podemos hacerlo sin desplazamientos a tierras levantinas gracias a la receta que, a continuación, explicamos. De hecho es ahora, en plena canícula, cuando el xanxullo se revela como el plato estrella de los aperitivos. Por lo tanto, aquellos intrigados por este particular totum revolutum les ofrecemos la receta para un pertinente bautizo xanxullero. Y, eso sí, no hay que olvidar el correspondiente acompañamiento de una bebida como el anís paloma, una bebida propia de la zona de sabor suave y fino.

Una peculiar receta

Ingredientes

  • 1 bolsa de patatas fritas
  • 1 lata mejillones en escabeche.
  • 1 lata de berberechos
  • Boquerones en vinagre.
  • Aceitunas con anchoa

Como decíamos anteriormente, esta es la base del xanxullo, a partir de la cual podemos ir construyendo nuestro particular tributo a este aperitivo, siempre que los ingredientes guarden una relación y mariden sin estridencias.

Preparación. En una fuente grande ponemos las patatas fritas bien diseminadas. A continuación, vertemos el caldo de la lata de mejillones sobre las patatas. Después repartimos los mejillones por encima. Tras esto abriremos la lata de berberechos y repetiremos la operación con el caldo y luego con el contenido de la conserva que habremos de distribuir por el plato.

Posteriormente añadiremos los boquerones y las aceitunas. Para rematar, espolvoreamos con pimienta molida y exprimimos sobre el xanxullo el zumo de medio limón. Y por último, los frutos secos y las almendras los situaremos en las orillas del plato para evitar que se empapen. Eso sí, conviene servir el plato del xanxullo de forma inmediata dado que no queremos que el caldo de las latas cale en exceso y acabe ablandando la patata.

Incluso opción vegana

Existe, asimismo, la versión vegana del asunto. Por lo tanto, para quienes no quieran perderse el xanxullo pero los mejillones suponen un gran impedimento, también aportamos una receta ideada por las Vlogueras Vegans Cousins. Vamos a verlo a continuación:

Ingredientes:

  • Bolsa de patatas.
  • Boquerones en vinagre veganos (calabacín a tiras aderezado con ajo, vinagre, perejil fresco y aceite de oliva).
  • Limón mezclado con pimentón dulce para darle la apariencia del escabeche de los mejillones.
  • Encurtidos.
  • Aceitunas rellenas de pimiento.

En este caso se procede igual que en la versión anterior. Por lo tanto, preparamos una cama de patatas, luego echamos los boquerones vegetarianos, los encurtidos, las aceitunas rellenas de pimiento y por último el zumo de limón mezclado con pimentón. El último paso será la pimienta negra molida.