Si crees que hacer dieta es sinónimo de privaciones, es que todavía no estás al cabo de una dieta llamada Futurlife 21 y que parece empeñada en trastocar todo lo que creíamos saber hasta ahora del mundo de las dietas. Su intención es ofrecernos un estilo de vida saludable que dure para siempre y que, por lo tanto, no sea flor de un día, como la gran mayoría de dietas que seguimos. “Las dietas son pasajeras, aprende a elegir para siempre y disfrutar de la comida al máximo”, destacan en su web.

Además, solo tardarás 21 días en cambiar de arriba abajo tus hábitos. “Futurlife es un sistema actual que genera hábitos y que tiene alma. No solo se aprende nutrición, sino que te ayuda a sentir la importancia y la responsabilidad que tenemos con nosotros y con el mundo”, explican.

Dicho método dietético, que ha sido desarrollado por dos bioquímicas, a las que une el parentesco de ser madre e hija, promete cambiar de cabo a rabo nuestra forma de alimentarnos. Lo cierto es que 244.000 personas en Instagram (y la cifra se halla en perenne aumento) están atentas a las recomendaciones de estas expertas.

En concreto, tras los exitosos pasos de Futurlife 21 encontramos a María Hernández Alcalá, una bioquímica especialista en Nutrición Clínica y Salud Pública, y a su hija Elena Pérez, bióloga molecular, bioquímica y especialista en Alimentación y Nutrición Aplicada.

Su intención frente a otras dietas es ofrecernos un estilo de vida saludable que dure para siempre

“Aprender a comer para siempre es una responsabilidad que depende únicamente de nosotros, solo tenemos un cuerpo para vivir y debemos cuidarlo para obtener el máximo de él”, destacan en su web las fundadoras de Futurlife 21.

Lo cierto es que estas influencers de la comida sana son, además, un dechado de recetas que muchos seguidores valoran mucho pues les surte de ideas que pueden incorporar a su día a día.

¿A quiénes les interesa una dieta así?

Sin embargo, lo que proponen estas dos expertas no es una dieta saludable para personas con sobrepeso o con tendencia a engordar, sino también para a aquellas con un peso correcto, pues no están exentas de futuros problemas. “Cada día hay más evidencia científica del efecto sobre la salud de lo que pones en tu cuerpo. No importa tu peso, no importan las kilocalorías, importa el valor nutricional del alimento y qué alimentos das a tu cuerpo. Se ha demostrado que personas con normopeso pueden desarrollar los mismos problemas de salud o peores que personas con sobrepeso u obesidad, no es el aspecto físico o el número de la báscula”, aseguran en una de sus publicaciones.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ellas han creado todo un diccionario gastronómico a su alrededor con términos como colirroz, un falso arroz de coliflor; o la futurtella, una Nutella saludable cuya receta explican en su web, o sus futurmorcillas, a base de espinacas y cebolla que han venido dispuestas a plantar una guerra sin cuartel a las originales que nos sirven en cualquier carnicería. Incluso se atreven a elucubrar una versión 'más saludable' de tarta de queso y, por supuesto, futurchuches a base de dátiles. En definitiva, todas las recetas pasan por una particular puesta a punto para que quede un producto irreprochable en todos los sentidos.

En este sentido, disponen de sendos libros que se pueden adquirir en su portal donde desgranan infinidad de recetas riquísimas, explican cómo elegir en el supermercado, además de organizar la comida en casa. Por supuesto, también explican cómo preparar platos saludables y ciertos trucos para cocinar de manera rápida y sana cuando el tiempo es un bien escaso.

Además, están seguras de que la manera en que consumimos puede forzar cambios en la industria. “Nos hace felices cuando vamos a por yogur natural y vemos que es el que menos queda o cuando ves que se agotan constantemente las variedades más saludables de panes o harinas, de verdad que está habiendo un cambio”, afirman en alguno de sus contenidos de Instagram.

¿En qué consiste?

En cualquier caso, y aunque ser un seguidor está muy bien siempre que nos apliquemos algunas de las muchas enseñanzas que se desgajan de esta activa cuenta, siempre podemos pasar a un plano más activo gracias a la formación de 8 semanas que ofrecen en Futurlife 21.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Así, es posible asistir, ya sea a distancia o de forma física, probar un plan como el que describimos a continuación y que, al parecer, puede marcar un antes y un después en nuestros hábitos dietéticos. En concreto, hablamos de los siguientes contenidos:

  • Una semana inicial de curación intestinal y depuración

  • Menús personalizados donde se aporta información semanal con recetas opcionales

  • Análisis de composición corporal al inicio y final del sistema.

  • Un entrenador nutricional disponible las 24 horas del día para resolver cualquier duda.

Todo ello, eso sí, a un coste de 300 o 350 euros por persona.