Un nuevo estudio demuestra que el exceso de sal puede causar demencia
  1. Bienestar
Eleva el riesgo de alzhéimer

Un nuevo estudio demuestra que el exceso de sal puede causar demencia

Los científicos encontraron que el exceso de sal causa una deficiencia de óxido nítrico, lo que conduce a la acumulación de la proteína tau, involucrada en el desarrollo de alzhéimer

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Mala para el corazón, para la tensión arterial, para el estómago, para los huesos y ahora también para el cerebro. Una nueva investigación encuentra el camino por el que las dietas altas en sodio pueden afectar negativamente a la función cognitiva al causar una deficiencia del compuesto de óxido nítrico, que es vital para mantener la salud vascular en el cerebro.

En este sentido, los españoles deberían replantearse su consumo si quieren conservar su memoria, ya que, según la Fundación Española de la Nutrición, “la Organización Mundial de la Salud recomienda disminuir la ingesta de sal hasta 5 gramos al día, objetivo que comparte España, con un consumo actualmente de casi el doble (9,9 gramos diarios)”.

"Los estudios constatan que el exceso de sal causa falta de memoria en roedores"

La literatura científica ha establecido en más de una ocasión la relación entre exceso de ingesta de sodio y deterioro de las habilidades cognitivas. Así, un estudio de científicos de la Universidad New South Wales, en Sídney (Australia), declara: “Los trabajos en seres humanos se han centrado en poblaciones mayores y muestran asociaciones mixtas entre la ingesta de sal y el rendimiento cognitivo. Por el contrario, la mayoría de los estudios en roedores han encontrado alteraciones en la cognición después del consumo crónico de dietas altas en sal. La mayoría de ellos informan de deficiencias en las tareas de evaluación de la memoria espacial con los correspondientes aumentos en el estrés oxidativo del hipocampo y las respuestas inflamatorias que se originan en el intestino. En particular, varios estudios en roedores señalaron que las dietas altas en sodio deterioraron la función cognitiva, incluso con cambios en la presión arterial”.

Antecedentes

Se suma a este trabajo otra investigación, también en roedores, publicada en 'Molecular Nutrition Food Research' y llevada a cabo por científicos chinos. En ella se establece: “Encontramos que los ratones con una dieta elevada en sal de 7 semanas demostraron alteración de la memoria a corto plazo en una tarea de reconocimiento del lugar del objeto”.

En el nuevo estudio, publicado en el último 'Nature', los investigadores trataron de comprender la serie de eventos que ocurren entre el consumo de sal y la mala cognición, y concluyen que reducir su ingesta y mantener los vasos sanguíneos sanos en el cerebro puede ayudar a "evitar" la demencia. De hecho, encontraron que la dieta rica en sodio puede conducir a la acumulación de tau, una proteína asociada la enfermedad de Alzheimer.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Se estima que 46 millones de personas en todo el mundo viven con este tipo de demencia, una patología cuyos síntomas incluyen problemas de memoria, cambios en el comportamiento y la pérdida progresiva de la independencia. Estos síntomas son causados por la acumulación en el cerebro de dos proteínas anormales: beta amiloide y tau. Se cree que la primera se produce antes, fomentando la aparición y la diseminación de tau, y esta última destruye las células nerviosas, atacando a la memoria y a las funciones cognitivas.

"Nuestro estudio propone un nuevo mecanismo por el cual la sal media el deterioro cognitivo y también proporciona más evidencia de un vínculo entre los hábitos dietéticos y la función cognitiva", ha declarado el doctor Giuseppe Faraco, profesor asistente de investigación en el Instituto de Investigación de la Mente del Centro Médico Weill Cornell.

Los nuevos datos se basan en la investigación, publicada el año pasado en 'Nature Neuroscience', del doctor Costantino Iadecola, del mismo centro. El trabajo de 2018 encontró que una dieta alta en sal causaba demencia en ratones. Los roedores no pudieron completar las tareas de la vida diaria como construir sus nidos y tuvieron problemas para pasar las pruebas de memoria. El equipo de investigación determinó que la dieta alta en sal estaba causando que las células en el intestino delgado liberaran la molécula interleucina-17 (IL-17), que promueve la inflamación como parte de la respuesta inmune del cuerpo.

IL-17 luego ingresa al torrente sanguíneo y evita que las células en las paredes de los vasos sanguíneos que alimentan el cerebro produzcan óxido nítrico. Este compuesto funciona relajando y ensanchando los vasos sanguíneos, permitiendo que la sangre fluya. Por el contrario, su escasez puede restringir su flujo.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

En base a estos hallazgos, los científicos Iadecola y Faraco y sus colegas teorizaron sobre que la sal probablemente causaba demencia en ratones porque contribuía a restringir el flujo sanguíneo al cerebro, esencialmente hambriento. Sin embargo, a medida que continuaban su investigación, se dieron cuenta de que este flujo sanguíneo restringido en ratones no era lo suficientemente grave como para evitar que el cerebro funcionara correctamente.

Cuidar la dieta

"Pensamos que tal vez había algo más aquí", confirma Iadecola. Encontraron que la disminución de la producción de óxido nítrico en los vasos sanguíneos afecta a la estabilidad de las proteínas tau en las neuronas. Tau proporciona estructura para el andamiaje de las neuronas. Este, también llamado citoesqueleto, ayuda a transportar materiales y nutrientes a través de las neuronas para apoyar su función y salud.

"La tau se vuelve inestable y sale del citoesqueleto causando problemas", describe. "Se supone que la tau no está libre en la célula. Una vez que la proteína se desprende del citoesqueleto, puede acumularse en el cerebro y causar problemas cognitivos. Los investigadores determinaron que niveles saludables de óxido nítrico mantienen la tau bajo control. "Pone freno a la actividad causada por una serie de enzimas que conducen a la patología de la enfermedad de tau", apostilla.

Lo malo de la dieta no solo procede del salero, también de los ultraprocesados y comidas rápidas

Para explorar aún más la importancia de la tau en la demencia, los investigadores dieron a los ratones una dieta alta en sal (de 8 a 16 más veces más elevada que lo normal) y restringieron el flujo sanguíneo al cerebro. A pesar del flujo restringido, observaron una cognición normal en estos ratones. "Esto demostró que lo que realmente causó la demencia fue la proteína y no la falta de flujo riesgo", comentan los científicos.

En general, este estudio destaca cómo la salud vascular es importante para el cerebro. "Aunque se necesita más investigación sobre el consumo de sal y la cognición en humanos, el estudio actual en ratones es un recordatorio para que las personas regulen su ingesta. Y las cosas que son malas para nosotros no provienen de un salero, sino de alimentos procesados ​​y de restaurantes. Tenemos que mantener la sal bajo control. Puede alterar los vasos sanguíneos del cerebro y hacerlo de manera cruel", concluyen los investigadores.

Alimentos
El redactor recomienda