Se la conoce como el superórgano de nuestro organismo y alberga hasta 100.000 millones de microbios en su interior. Hablamos de la microbiota. Pesa entre 1,5 y 2 kilos y representa el 99% de todos los microorganismos que residen en el cuerpo humano. Todos ellos incluyen como mínimo 1.000 especies diferentes de bacterias que comprenden más de 3 millones de genes (150 veces más que en el genoma humano).

"El estudio se está llevando a cabo con 288 pacientes con cáncer de pulmón avanzado"

Desde hace unas décadas, una de las líneas de investigación abiertas es su papel en el cáncer. No solo porque puede inhibir el crecimiento tumoral y prevenir alteraciones que desemboquen en un tumor, sino porque también parece tener la capacidad de reducir los efectos tóxicos de la quimioterapia y la radioterapia.

Precisamente, en este sentido y gracias a ella, se inicia en España un estudio en fase II randomizado y doble ciego, sobre el efecto de un compuesto basado en microbiota humana en la calidad de vida de los pacientes con cáncer de pulmón.

Cerca de 29.000 nuevos casos al año

Según la Asociación Española contra el Cáncer, en nuestro país se detectan “28.645 nuevos casos de cáncer de pulmón cada año”. Se trata de la enfermedad oncológica que sigue registrando las peores cifras de mortalidad. El Grupo Español de Cáncer de Pulmón indica que “a nivel mundial este tumor aparece en 1,6 millones de personas cada año y deja tras de sí 1,3 millones de muertes”.

Igen Biolab, empresa biotecnológica con sede en Suiza, que cuenta con su principal laboratorio de I+D en España y que está centrada en el estudio del impacto de la microbiota en la prevención y en el tratamiento de diversas enfermedades metabólicas, autoinmunes o degenerativas, está llevando a cabo el estudio con 28 pacientes con cáncer de pulmón en estadio avanzado. El estudio se realiza en un total de 25 hospitales a nivel nacional y sus resultados se esperan para el primer trimestre de 2021.

El objetivo principal del estudio es evaluar el impacto que el producto Igen-0206 tiene en la calidad de vida de los pacientes con cáncer de pulmón no microcítico. Como objetivos secundarios y exploratorios se analizará, entre otros, el efecto de Igen-0206 sobre la supervivencia global, posible coadyuvancia con los tratamientos habituales de este tipo de cáncer, cambios en el perfil de la microbiota y evaluación de los cambios en la respuesta inflamatoria e inmunitaria.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Un posbiótico

Se trata de un posbiótico, es decir un producto obtenido a partir del bioprocesado de ciertas bacterias no patógenas, un consorcio bacteriano que acaba produciendo una serie de proteínas, elementos químicos y otras moléculas como pueden ser los ácidos grasos de cadena corta, una de las sustancias fundamentales en la regulación de la microbiota humana.

El consejero delegado de la compañía, Javier Asarta, ha explicado a Alimente que, “según la hipótesis de trabajo de Igen Biolab, la disfunción de la microbiota influye significativamente en el desarrollo y extensión de ciertas patologías inflamatorias, así como en algunos tipos de cáncer”. En este sentido, ha resaltado que es una compañía pionera a nivel mundial con la puesta en marcha de este estudio clínico.

Hasta ahora, “en los estudios internos que hemos realizado, la prueba de concepto, hemos visto que mejora la calidad de vida de los pacientes oncológicos. En algunos de ellos mejora de la supervivencia y presentan, además, mayor tolerabilidad a la quimioterapia concomitante. Es lo que intentamos confirmar ahora en el estudio en fase II que estamos haciendo en pacientes con cáncer de pulmón”, insiste.

Prueba de concepto

“La prueba de concepto se basó en la objetivación de la modificación de la función de la microbiota y su influencia en la calidad de vida del paciente oncológico, a través del cuestionario EORTC-QoL30, y se concluyó que existía un beneficio clínicamente significativo sobre la calidad de vida, y en algunos casos, un incremento de la supervivencia, a la vez que se comprobó una menor prevalencia de efectos secundarios con la quimioterapia y radioterapia que recibieron”, agrega.

Asarta reconoce, a su vez, que en el nuevo estudio “lo que queremos comprobar también es si existe una sinergia del compuesto Igen con la inmunoterapia que reciben los pacientes”.

En cuanto a la posibilidad de llevar a cabo una siguiente fase III, defiende que, probablemente, “las autoridades sanitarias, si los datos son positivos, que esperamos que sí, nos pidan algún otro tipo de estudio. A su vez también realizaremos otro tipo de estudios en otro tipo de enfermedades que tienen como base común la alteración de la microbiota, que a su vez influye en la función del sistema inmunológico. Entre ellas, algunas enfermedades degenerativas, neurológicas, dermatológicas y reumatológicas.

Aunque hasta ahora se han enfocado al cáncer de pulmón, “la prueba de concepto se hizo con pacientes que padecían diferentes tipos de tumores".

"En este estudio nos centramos en cáncer de pulmón porque para demostrar con fiabilidad la seguridad y eficacia de nuestro producto, las poblaciones del estudio tienen que ser homogéneas en sus distintas ramas, pero nuestras investigaciones preclínicas nos dicen que los cambios que se producen son comunes en diferentes tipos de cáncer, dado que al mejorar la función de la microbiota, mejora también la respuesta inmune y reconstituye la barrera intestinal, disminuyendo los efectos secundarios de muchos agentes quimioterápicos", concluye Javier Asarta.