Este es el efecto más beneficioso que tiene comer un yogur diario
  1. Bienestar
El lado positivo de las bacterias

Este es el efecto más beneficioso que tiene comer un yogur diario

La revisión de varios estudios confirma que la ingesta cada día de este lácteo contribuye a reducir el riesgo de cáncer de mama. Este alimento ya se había asociado a menos probabilidades de padecer otros cánceres

Foto: Foto: Unsplash/@andrijana.
Foto: Unsplash/@andrijana.

Aunque la mayoría de los que nos encontramos en los supermercados son ultraprocesados, los verdaderos yogures, los blancos y sin azúcar, son probióticos. Es decir, son microorganismos beneficiosos para la salud, ya que contribuyen al equilibrio de la flora intestinal, ayudan a mejorar el sistema inmune y a combatir determinadas enfermedades.

Ahora un nuevo trabajo, publicado en 'Medical Hypotheses', basado en la revisión de varios estudios, admite que el consumo de un yogur natural diario podría tener un papel protector frente al cáncer de mama.

"Cada hora tres mujeres son diagnosticadas de cáncer de mama en España", según la SEOM

No es la primera vez que una investigación asocia el lácteo con una reducción del riesgo de enfermedad oncológica. El año pasado un trabajo publicado en 'Jama Oncology', llevado a cabo con cerca de millón y medio de hombres y mujeres de EEUU, Europa y Asia, constató que el alto consumo de fibra dietética o yogur se asoció con menor riesgo de cáncer de pulmón.

Ese mismo año otro ensayo recogido en 'Gut', realizado por investigadores de la Universidad de Washington, en el que se analizaron las dietas de 32.606 hombres del Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud y 55.743 mujeres del Estudio de Salud de las Enfermeras, constató que ingerir dos o más yogures a la semana reducía el riesgo de cáncer de intestino.

Las cifras

Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), cada hora tres mujeres son diagnosticadas de cáncer de mama en España. La enfermedad se ha convertido en el tumor más frecuente entre las mujeres, pero su mortalidad se va reduciendo paulatinamente gracias a los avances en la investigación de los últimos años, que han permitido pasar de un 70% al 90% de las pacientes libres de la enfermedad cinco años después del diagnóstico y tratamiento del tumor.

El nuevo estudio, llevado a cabo por el investigador R.J. Rigby y el estudiante de Medicina Auday Marwaha, de la Universidad de Lancaster, y el profesor Jim Morris, de los hospitales de la Universidad de Morecambe Bay NHS Trust, proporciona evidencias que apoyan el consumo de yogur como medio para reducir el riesgo de cáncer de mama.

En el ensayo se recuerda que la revista ‘Journal of Breast Cancer’ destaca una revisión en la que se analizó la relación entre la ingesta de lácteos y el cáncer de mama en 22 estudios de cohorte prospectivos con 1.566.940 participantes y cinco estudios de casos y controles con 33.372 participantes. El consumo alto y modesto de lácteos redujo significativamente el riesgo de cáncer de seno en comparación con su baja ingesta.

Los motivos

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Los investigadores dicen que "existe un remedio preventivo potencial simple y económico, que es que las mujeres consuman yogur natural a diario".

El yogur contiene bacterias beneficiosas de fermentación de lactosa que se encuentran comúnmente en la leche, similares a las bacterias, o microflora, que se hallan en los senos de las madres que han amamantado a sus bebés. El doctor Rigby ha asegurado: "Ahora sabemos que la leche materna no es estéril y que la lactancia altera la microflora de la mama".

"Las bacterias que fermentan la lactosa se encuentran comúnmente en la leche y es probable que ocupen los conductos mamarios de las mujeres durante la lactancia y durante un período desconocido después de la lactancia", añade.

Su sugerencia es que esta bacteria de fermentación de lactosa en el seno es protectora porque cada año de lactancia reduce el riesgo de cáncer de mama en un 4,3%.

Otros ensayos han demostrado que el consumo del lácteo está asociado con una reducción en el riesgo de la enfermedad, lo que los investigadores sugieren que puede deberse al desplazamiento de bacterias dañinas por bacterias beneficiosas.

Bacterias 'venenosas'

Hay aproximadamente 10.000 millones de células bacterianas en el cuerpo humano y, aunque la mayoría son inofensivas, algunas bacterias crean toxinas que provocan inflamación en el cuerpo.

La inflamación crónica destruye los gérmenes dañinos pero también repercute en el organismo. Una de las afecciones inflamatorias más comunes es la enfermedad de las encías o la periodontitis, que ya se ha relacionado con el cáncer oral, esofágico, de colon, pancreático, prostático y de mama.

Los investigadores concluyen que "las células madre que se dividen para reponer el revestimiento de los conductos mamarios están influenciadas por la microflora, y ciertos componentes de la misma se ha mostrado que en otros órganos, como el colon y el estómago, aumentan el riesgo de desarrollo de cáncer".

"Por lo tanto, es probable que ocurra un escenario similar en el seno, por el cual la microflora residente impacta en la división de células madre e influye en el riesgo de desarrollar la enfermedad".

Yogur Enfermedades
El redactor recomienda