Esta es la dieta que te ayudará a combatir las varices
  1. Bienestar
insuficiencia venosa periférica

Esta es la dieta que te ayudará a combatir las varices

Entre el 10% y el 15% de la población las padece y sus síntomas son muy molestos. Pero una buena alimentación puede aliviar los síntomas. Aprende qué debes comer

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Las varices, también conocidas como insuficiencia venosa periférica, son el resultado de la incapacidad de las venas para realizar correctamente el retorno de la sangre al corazón. “Las venas y arterias se encargan de transportar la sangre desde el corazón a todo el cuerpo en dos direcciones: desde el órgano a las diferentes partes del organismo -arterias- y a la inversa -venas-. Sin embargo, cuando las venas pierden elasticidad, se dilatan y, como consecuencia, la sangre, atraída por la fuerza de la gravedad, se acumula en las piernas, produciendo insuficiencia venosa crónica (IVC) y en muchas ocasiones su manifestación en forma de varices”, explican desde el portal médico CinfaSalud.

Así, aunque las varices pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, las piernas suelen llevarse la peor parte. Además, su prevalencia es mucho mayor en mujeres, pues los cambios hormonales son una de las causas principales de dicha dolencia; al igual que las personas que pasan muchas horas de pie o en una posición inmóvil. Otros factores que influyen en su aparición son el embarazo, la edad -los afectados suelen tener entre 30 y 70 años- o la obesidad, de ahí la importancia de la alimentación durante el tratamiento.

Cuando las venas pierden elasticidad, se dilatan y la sangre, atraída por la gravedad, se acumula en las piernas

No obstante, el decálogo para prevenir la insuficiencia renal crónica incluye también otros consejos cómo utilizar un reposapiés si se trabaja sentado, hacer ejercicios para mejorar la circulación venosa, aplicar ligeros masajes en las piernas y los tobillos, evitar la ropa ceñida y los ambientes demasiado calurosos, eliminar por completo el tabaco y el alcohol de la rutina y, por supuesto, utilizar las clásicas medias de compresión. Bajo esta premisa, ¿qué dieta deben seguir las personas con varices para aliviarlas?

Atención a la alimentación

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Como ya hemos visto anteriormente, todo lo relacionado con la alimentación influye notablemente en el devenir de la enfermedad. Por lo tanto, además de la obesidad, otros factores como el estreñimiento también pueden afectar a la circulación, por lo que se aconseja seguir una dieta rica en fibra, cereales y vegetales. ¿Qué otros elementos debemos tener en cuenta?

  • Uno de los consejos que primero comparten los especialistas es reducir el consumo de sal a cinco gramos diarios, la cantidad que cabe en una cucharilla de postre. Además de ser un condimento que fomenta la hinchazón, su exceso favorece igualmente la retención de líquidos. Para no superar este límite, también hay que tener en cuenta los productos que ya incluyen sal en su composición.
  • Como bien es sabido, los ácidos grasos omega 3 son muy beneficiosos para la circulación, la salud cardiovascular y, por ende, las varices. Siguiendo sus increíbles propiedades, los expertos recomiendan incluir aceites vegetales, frutos secos y semillas a la dieta diaria. Mientras que al mismo tiempo se reduce la presencia de grasas saturadas como la mantequilla, la manteca de cerdo, la bollería o los embutidos. Sin olvidar el preciado pescado que también incluye este nutriente en su composición.
  • Tal y como revela una investigación realizada por el Medical Center de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos, la fibra dietética de las verduras de hoja verde ayuda a mantener las venas en perfecto estado.
  • Asimismo, frutas como la piña, la naranja o el limón también favorecen el retorno venoso gracias a sustancias como la bromelina, que reduce el riesgo de coágulos de sangre en las venas, o la vitamina C, que aumenta la flexibilidad capilar y combate de manera directa las varices.
placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.
  • Otra fuente de salud son los alimentos de color azulado, como los higos y las ciruelas, pues son ricos en antocianinas. Estos pigmentos hidrosolubles tienen un fuerte poder antiinflamatorio que reduce el tamaño de las varices de manera considerable.
  • Los flavonoides, presentes en la cebolla y los frutos rojos -especialmente las frambuesas-, ayudan a proteger las paredes de las venas y mejoran la circulación periférica. Además, protegen y fortalecen los vasos venosos.
  • También es conveniente consumir “más alimentos recomendados para mejorar las varices de carácter hidratante, como el aceite, el aguacate, la col, las nueces, la sandía, el melón y las semillas de chía o calabaza”, aseguran desde el portal especializado Dieta Coherente.
  • Y por último, aunque no menos importante, los expertos aconsejan tomar una infusión digestiva después de cada comida como, por ejemplo, manzanilla, azahar, jengibre, hinojo o hierbaluisa.

En contraposición, existen ciertos alimentos que perjudican el estado de las varices y cuyo consumo debe ser moderado o eliminado por completo de la dieta diaria. Hablamos de los ingredientes ricos en sodio como las conservas, las salsas, los quesos curados, los embutidos, las carnes y pescados demasiado salados, los snacks o los encurtidos; la comida picante, el café, el chocolate, la yema de huevo o, como ya hemos visto, aquellos que incluyan grasas saturadas en su composición como la nata, los platos precocinados, la carne roja, el tocino o la repostería industrial. Estos últimos aumentan los niveles de triglicéridos y colesterol en sangre, haciéndola más espesa y dificultando el retorno venoso.

Dieta Alimentos
El redactor recomienda