Descubre cuál es la mejor forma de tratar una quemadura según la ciencia
  1. Bienestar
Nuevo estudio científico

Descubre cuál es la mejor forma de tratar una quemadura según la ciencia

Un nuevo estudio pone al descubierto que el agua corriente fría puede reducir las probabilidades de necesitar un injerto de piel y acelerar la curación de las personas que padecen este tipo de accidente

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Aunque se desconoce la cifra real en España, las quemaduras son un problema muy frecuente y muchas de ellas se producen por accidentes en la cocina. Se estima que 3 de cada 1.000 habitantes sufren cada año quemaduras que requieren atención médica, la mayoría son atendidos en Atención Primaria (AP) y entre el 15-20% requieren ingreso hospitalario.

La piel es el órgano más grande, más fino y uno de los más importantes del cuerpo humano. Sus funciones son fundamentales para mantener la homeostasis (equilibrio interno) y la supervivencia. Ahora, una nueva investigación en la edición de enero de 'Annals of Emergency Medicine' revela que refrescarse con agua corriente es el mejor tratamiento inicial para la quemadura de un niño.

Los investigadores descubrieron que el agua corriente fría puede reducir las probabilidades de necesitar un injerto de piel, acelerar la curación y disminuir la posibilidad de que una víctima joven de quemaduras requiera ingreso hospitalario o una intervención quirúrgica.

3 de cada 1.000 habitantes en España sufren cada año quemaduras que requieren atención médica

"Si un niño se quema, el primer paso de tratamiento debe ser 20 minutos de agua corriente fría", ha declarado Bronwyn R. Griffin, miembro honorario del Centro de Investigación de Salud Infantil de la Universidad de Queensland (Australia) y coautor del estudio. "El agua corriente fría es más efectiva inmediatamente después de una quemadura, pero la evidencia sugiere que sigue siendo beneficiosa hasta tres horas después de una lesión".

Foto: Unsplash/@christinhumephoto.
Foto: Unsplash/@christinhumephoto.

El estudio muestra que los niños que recibieron primeros auxilios adecuados que incluyeron 20 minutos o más de enfriamiento con agua corriente tuvieron una probabilidad de injerto de piel reducida en más del 40%. El suministro de cualquier cantidad de agua corriente fría se asoció con una reducción de las probabilidades de ingreso hospitalario en un 35,8% y las probabilidades de requerir tratamiento en una sala de operaciones en un 42,4%.

Entre los pacientes que no requirieron injerto, la velocidad de curación fue más rápida con la administración de agua corriente fría. Esto es importante porque una curación más rápida reduce el riesgo de cicatrices, señalan los autores.

20 minutos bajo agua fría

Los resultados del estudio confirman que las quemaduras enfriadas con agua corriente tuvieron mejores resultados que las que no recibieron primeros auxilios o una alternativa al agua corriente fría, como el aloe, geles, compresas, pasta de dientes, mantequilla o claras de huevo, por ejemplo.

El estudio 'Los primeros auxilios con agua corriente fría disminuyen los requisitos de injerto de piel en quemaduras pediátricas' analizó el tratamiento de 2.495 niños en un hospital infantil con una edad promedio de dos años. Los pacientes en la cohorte del estudio fueron tratados con mayor frecuencia por quemaduras, quemaduras por líquido o vapor, en o cerca de sus brazos o piernas. Estos tipos de quemaduras leves a moderadas ocurren comúnmente en el hogar.

La duración óptima de la terapia de agua corriente fría permanece en discusión. La Asociación Australiana de Quemaduras, la Asociación Británica de Quemaduras y la Asociación Europea de Quemaduras recomiendan 20 minutos de agua fría. La Asociación Americana de Quemados acepta cinco minutos o más y la Cruz Roja Británica y St. John Ambulance (Reino Unido) prescriben 10 minutos o más. Este estudio presta más apoyo a la recomendación de 20 minutos completos, señalan los autores.

"Ya sea padre o paramédico, se recomienda administrar 20 minutos de agua corriente fría a la quemadura de un niño. Esta es la forma más efectiva de disminuir la gravedad del daño tisular de todas las quemaduras térmicas", dijo el doctor Griffin.

Enfermedades
El redactor recomienda