El último beneficio del aceite de pescado es solo para hombres
  1. Bienestar
Complementos alimenticios

El último beneficio del aceite de pescado es solo para hombres

Un estudio danés constata que los jóvenes que tomaron suplementos de este tipo durante al menos 60 días tuvieron un recuento de espermatozoides más alto

Foto: Foto: Unsplash/@mab_studio.
Foto: Unsplash/@mab_studio.

A veces una pastilla puede hacer más por ti de lo que piensas. Si eres varón y te preocupa tu salud reproductiva, este artículo te va a interesar. Científicos daneses documentan en una nueva investigación que los suplementos de aceite de pescado mejoran la calidad del semen.

La infertilidad afecta aproximadamente al 15% de todas las parejas y aproximadamente del 40% al 50% de estos problemas se deben a factores masculinos. Además, se ha constatado una disminución en la calidad del semen durante los últimos 50 a 70 años debido a causas multifactoriales que incluyen cambios en el estilo de vida o exposición a productos químicos con capacidades disruptivas endocrinas.

La infertilidad afecta a cerca del 15% de todas las parejas y aproximadamente del 40% al 50% de estos problemas se deben a factores masculinos

En 2017 una revisión de trabajos publicada en 'Human Reproduction' encontró que una dieta saludable rica en ciertos nutrientes, como ácidos grasos omega 3, antioxidantes (vitamina E y C, β-caroteno, selenio, zinc, criptoxantina y licopeno), así como otras vitaminas (D y ácido fólico), y baja en ácidos grasos saturados y ácidos grasos trans se asoció con buena calidad del semen.

Se ha encontrado que el pescado, los mariscos, aves, cereales, vegetales, frutas y lácteos bajos en grasa se asocian positivamente con varios parámetros del semen.

El análisis

Ahora la revista 'Jama Network Open' publica una investigación de Tina Koldel, del Hospital Universitario de Copenhague (Dinamarca), y su equipo que ha sido llevada a cabo con 1.679 jóvenes daneses de 18 años, a los que se les pidió que rellenaran un cuestionario de salud, estilo de vida y dieta antes de someterse a un examen físico y a un análisis de semen. Las pruebas incluían información sobre afecciones de salud y genitales anteriores o actuales, como hernia inguinal, varicocele, epididimitis o haber sido sometido a un procedimiento quirúrgico para tratar la torsión testicular. Asimismo, se les preguntó si habían experimentado fiebre en los tres últimos meses.

Foto: Unsplash/@lunarts.
Foto: Unsplash/@lunarts.

Se les requirió también datos sobre si habían tenido o no gonorrea o clamidia y si nacieron con ambos testículos en el escroto. También se indagó en su consumo de tabaco y alcohol cada día de la semana. Se apuntó, asimismo, la ingesta de vitaminas o suplementos dietéticos (multivitaminas, suplementos de aceite de pescado, vitamina C, D u otro tipo de complementos) en los últimos tres meses.

En comparación con aquellos que no tomaron estos suplementos, los que sí lo hicieron durante al menos 60 días tuvieron un recuento de esperma más alto, una mayor proporción de células de esperma morfológicamente normales, un volumen de semen más alto y un tamaño testicular promedio más grande. Los niveles de hormona folículoestimulante resultaron ser significativamente más bajos, así como los de hormona luteinizante, ambos indicadores de una mejor función testicular

También se encontró un efecto dosis-respuesta para el aceite de pescado: si el periodo de tiempo de toma fue superior a 60 días, los hombres reportaron una mejor función testicular que los que lo ingirieron con menos frecuencia.

El futuro

En un editorial que acompaña al trabajo, Albert Salas Huetos, de la Universidad de Utah, reconoce: “Aunque el trabajo tiene algunas limitaciones, el estudio es significativo y perspicaz. Además, contiene datos de observación muy interesantes que podrían afectar a las clínicas de reproducción asistida si los hallazgos se reproducen en el futuro con investigaciones bien diseñadas. A pesar del estudio, aún se requiere mucho trabajo para examinar la compleja asociación entre los suplementos dietéticos y la calidad del semen, y para determinar si dicha asociación podría ayudar a mejorar la fecundidad y los resultados de las técnicas de reproducción asistida. Aún más importante, ¿podrían las asociaciones descritas afectar a las generaciones futuras y/o a la salud de la descendencia a través de la modificación epigenética? Será emocionante verlo".

Alimentos Nutrientes
El redactor recomienda