La relación entre cocinar y el coronavirus que no habías pensado
  1. Bienestar
Higiene mental

La relación entre cocinar y el coronavirus que no habías pensado

Afrontar el confinamiento puede generar ansiedad y otras alteraciones psicológicas. Pero hay vida dentro de casa y mucho que hacer. Has comprado mucha comida, atrévete con recetas para las que no tenías tiempo

Foto: Foto: Unsplash/@soroushkarimi.
Foto: Unsplash/@soroushkarimi.

Muchas personas sienten ansiedad, nerviosismo, tensión por la situación actual. ¿Quién no nota picor en la garganta, una tos o un ligero dolor de cabeza? Quien más, quien menos tiene un nombre grabado a fuego en la mente, Covid-19. Pero hay que intentar descentralizar la atención y ver que hay más cosas y, sobre todo, estrategias para no entrar en un estado de pánico paralizante.

El Colegio de Psicólogos de Madrid (COP) ha difundido una serie de recomendaciones y pautas para que este confinamiento no se traduzca en desequilibrios psicológicos. Entre los consejos figuran mantener una actitud optimista y objetiva, recordar y pensar que somos fuertes y capaces de resistir bien a esta crisis y evitar estar hablando continuamente del tema.

Cocinar exige atención e implica experimentar con texturas, olores..., intervienen todos los sentidos

“Es muy importante buscar actividades que nos relajen o lanzarnos a hacer algo que tenemos en mente pero que nunca ponemos en práctica por falta de tiempo”, aconseja Guillermo Fouce, profesor de psicología de la Universidad Complutense de Madrid. Por ejemplo, cocinar. “Casi todos nos hemos planteado en algún momento hacer una determinada receta o probar una técnica, etc. Muchos hemos arrinconado la idea por falta de tiempo, pero ahora es un momento perfecto para llevarla a cabo”, dice.

Lo que se no ve en el plato

Cocinar exige atención, experimentar con texturas, aromas… Todos los sentidos intervienen a la hora de hacer un plato, y mucho más si no estamos familiarizados. Cocinar es divertido y saludable, y además ofrece la posibilidad de socializarnos, algo que muchos echarán en falta en estos momentos. Fouce destaca que “se puede cocinar con niños pequeños o entre toda la familia”, es una forma de enfrentar la nueva situación y “diversificar los pensamientos, y aprovechar para hacer cosas que no hacemos habitualmente”. También es una excelente fórmula para aprender a convivir.

Foto: Unsplash/@picoftasty.
Foto: Unsplash/@picoftasty.

El psicólogo insiste en la recomendación de que hay que considerar estos días como una oportunidad para recuperar aficiones y hábitos que relegamos por la rutina diaria. Ahora no hay excusa: la mayoría de los hogares han surtido bien la despensa para no tener que comprar durante unas semanas, y “tenemos las tecnologías necesarias para buscar nuevas recetas y técnicas. Solo es cuestión de llevarlas a la práctica”, insiste el especialista.

“Se trata de encontrar nuevas oportunidades y diversificar”, recalca. Cocinar es mucho más de lo que se ve en el plato.

Guillermo Fouce insiste en la necesidad de tener presentes los siguientes consejos:

  • Identificar pensamientos que puedan generar malestar. Pensar constantemente en la enfermedad puede hacer que aparezcan o se acentúen síntomas que incrementen su malestar emocional.
  • Reconocer las emociones propias y aceptarlas. Si hace falta, compartir su situación con las personas más cercanas para encontrar la ayuda y el apoyo necesarios.
  • Cuestionarse, buscar pruebas de realidad y datos fiables. Conocer los hechos y los datos fiables que ofrecen los medios oficiales y científicos, y evitar información que no provenga de estas fuentes, evitando noticias e imágenes alarmistas
  • Evitar la sobreinformación, estar permanentemente conectado no hace estar mejor informado y puede aumentar su sensación de riesgo y nerviosismo innecesariamente.
  • Contrastar la información que se comparta. Informarse en las redes sociales de fuentes oficiales.

A la parrilla Coronavirus
El redactor recomienda