Gastritis: los alimentos que serán capaces de aliviártela
  1. Bienestar
LOS ANALGÉSICOS PUEDEN OCASIONARLA

Gastritis: los alimentos que serán capaces de aliviártela

No es un problema menor. Sin un diagnóstico adecuado y el tratamiento oportuno puede ir agravándose hasta ocasionar una úlcera o, en el peor de los casos, un cáncer de estómago

Foto: Las gastritis causan mucho dolor abdominal. (iStock)
Las gastritis causan mucho dolor abdominal. (iStock)

Seguramente, para muchos la gastritis es una dolencia que no necesita presentación, pues están, muy a su pesar, bastante familiarizados con ella. Sin embargo, otros quizás estén experimentando los primeros síntomas y no saben exactamente a qué se enfrentan. Así, según explican en la Clínica Mayo, "la gastritis es la inflamación del revestimiento del estómago que, generalmente, está ocasionada por la misma infección bacteriana que provoca la mayoría de las úlceras estomacales". En la mayoría de ocasiones, nuestros propios hábitos de vida, como el consumo excesivo de alcohol o el abuso de los analgésicos, pueden estar detrás de su desarrollo. Entre estos últimos, podemos citar la aspirina o el ibuprofeno, a los cuales estamos demasiado acostumbrados, sin ser conscientes de que pueden reducir la sustancia que resulta fundamental en el revestimiento protector del estómago.

La gastritis puede aparecer de forma repentina -gastritis aguda- o ir desarrollándose lentamente -gastritis crónica-. Aunque muchos crean que es un problema menor, no hay que subestimar su gravedad, pues puede llegar a causar úlceras e incluso incrementar el riesgo de sufrir cáncer de estómago si no abordamos su tratamiento de manera adecuada. Sin embargo, casi todas las personas que lo padecen acaban mejorando rápidamente tras un correcto diagnóstico y al seguir las pautas médicas recomendadas.

¿Cómo podemos saber si tenemos gastritis?

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Este problema suele aparecer con un cuadro de síntomas bastante claro, aunque es cierto que no siempre hacer acto de presencia. Entre estos signos destacan malestar, dolor punzante o ardor en la parte superior del abdomen, que pueden agravarse o incluso mejorar después de comer; náuseas, vómitos y sensación de saciedad en la parte superior del abdomen después de las comidas. Además, dependiendo del caso y su gravedad, el paciente también puede sufrir pérdida de apetito, dispepsia o hemorragias digestivas, que provocan vómitos con sangre o de color muy oscuro.

Causas de la gastritis

Además del consumo excesivo de analgésicos y el abuso de alcohol que hemos citado anteriormente, existen otros desencadenantes como, por ejemplo, el estrés, la enfermedad de Crohn, algunas infecciones parasitarias y la gastritis autoinmunitaria, que ocurre cuando nuestro propio cuerpo ataca las células que forman el revestimiento del estómago, lo que puede deteriorar la barrera de protección estomacal. Este tipo de afección es más frecuente en personas con otros trastornos autoinmunitarios, como la enfermedad de Hashimoto.

Alimentos que debemos evitar

Como ocurre con otras enfermedades, existen alimentos que pueden hacernos más propensos al desarrollo de un problema como la gastritis. En concreto, hablamos de los siguientes:

  • El alcohol. Como ya hemos explicado en varias ocasiones, puede provocar inflamación en el estómago. Por lo tanto, encabeza la lista de productos que debemos desterrar para evitar dicha afección.
  • Los fritos. Aunque gozan de gran tirón, pues las frituras suelen gustarnos en exceso, este tipo de comida puede empeorar un cuadro de gastritis. Lo mejor es escoger cocciones sencillas como la cocina al vapor, los hervidos, al horno o el papillote.

Aunque muchos crean que la gastritis es un problema menor, no hay que subestimar su gravedad

  • Las verduras. Mejor bien cocidas, pues crudas pueden resultar un tanto difíciles de metabolizar y esto puede comportar un incremento importante de la secreción gástrica.
  • Los dulces. La miel, la mermelada o el chocolate, entre otros, no son nada recomendables, pues pueden provocar ardor y acidez.
  • Los cítricos. Lo mismo ocurre con la naranja o los limones que, a pesar de su indudable carácter saludable, también generan ardor. El café, el tomate, la comida picante o las bebidas con gas provocan un efecto similar.

Alimentos adecuados

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Por supuesto, también debemos hablar de los productos que podemos comer sin temor alguno, al menos en lo que a gastritis se refiere. Tomad nota de estas recomendaciones dietéticas, a las cuales debéis dar prioridad.

  • Las cocciones sencillas, con platos preparados a la plancha, hervidos, al grill o al horno.
  • La pasta, el arroz, la patata y el pan blanco.
  • Las verduras cocidas, pero siempre con la precaución de prepararlas sin piel.
  • Las frutas cocidas, ya sea en compota o en conserva.
  • Las carnes magras, como el pollo, el pavo y el conejo, y los pescados blancos. Adelante también con la clara de huevo.
  • El queso y los productos lácteos, pero siempre que sean desnatados.
  • Las bebidas sin cafeína.
  • Mejor cocinar con aceite de oliva y prescindir de la mantequilla y la margarina.

Pautas a la hora de comer

En muchas ocasiones, no solo es lo que comemos, sino también cómo lo hacemos y los horarios de dichas comidas. Por este motivo, es importante tener en cuenta algunos hábitos como, por ejemplo, comer cinco veces al día para eludir los atracones, comer despacio y masticar lentamente para hacer mejor la digestión, evitar los alimentos irritantes y el tabaco, cenar dos o tres horas antes de acostarse, evitar las temperaturas extremas, ya sea calientes o frías, en nuestras comidas, y recurrir a infusiones digestivas como el hinojo, la manzanilla o la melisa. Sin duda, todos estos consejos pueden ayudarnos a prevenir un problema como la gastritis.

Verduras Alimentos
El redactor recomienda