¿Leche para los huesos? Esta planta puede hacer más por ellos
  1. Bienestar
grandes propiedades

¿Leche para los huesos? Esta planta puede hacer más por ellos

Muchas personas recurren al bambú solamente como elemento decorativo, pero también se trata de un producto rico en fibra, minerales y aminoácidos. ¿Es el alimento del futuro?

placeholder Foto: Plantación de bambú. (iStock)
Plantación de bambú. (iStock)

Desde hace unos años, el bambú se ha convertido en un elemento decorativo de interior muy solicitado, un material ecológico que en la cultura asiática está muy vinculado a la suerte, actuando así como un talismán para aquellos que viven a su alrededor. Sin embargo, y contra todo pronóstico, en 2017 un grupo de investigadores de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires y el Instituto de Botánica Darwinion estudiaron a conciencia las propiedades nutritivas y medioambientales del bambú. Un análisis que obtuvo resultados sorprendentes.

Desde entonces, esta planta milenaria ha renacido en el ámbito de la gastronomía gracias a los nutrientes que incluye en su composición y los beneficios para la salud que le acompañan. ¿Qué cualidades hacen del bambú un producto tan poderoso?

Así son los brotes comestibles de bambú

Los muebles, las cestas y las cañas de pescar hechas con bambú ceden ahora el relevo a toda una suerte de ensaladas, sopas y frituras que no dejan indiferente a nadie. No solo por el sabor que caracteriza a este nuevo ingrediente, sino también por sus múltiples beneficios. Y es que el bambú es uno de los alimentos más ricos en fibra comestible y dietética, favoreciendo la digestión, estimulando el sistema inmunológico y manteniendo a raya el estreñimiento. También es muy conocido por incluir en su composición 17 de los 20 aminoácidos que existen y por su gran cantidad de minerales, entre los que destacan el potasio, el fósforo, el magnesio o el hierro.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

No obstante, una cualidad resalta entre la multitud. Hablamos del silicio y su poder sobre los huesos. Este mineral, presente en nuestro organismo, es fundamental para la formación de los tejidos, los músculos y los huesos, así como otros tejidos conectivos como las uñas, los tendones y los cartílagos. Aunque muchas personas relacionan estas funciones con otras sustancias como el calcio, lo cierto es que el silicio favorece la síntesis del colágeno que reside en los huesos y las articulaciones, ayudándonos a mantenerlos sanos y fuertes. Asimismo, previene la osteoporosis y aporta firmeza y elasticidad a la piel. ¿Qué otras ventajas nos aporta el bambú?

  • El potasio que contiene es muy bueno para reducir la presión arterial y mantenerla a un nivel óptimo.
  • Su escaso aporte de calorías, azúcares e hidratos de carbono lo convierten en el aliado perfecto de las dietas de adelgazamiento.
  • La medicina tradicional india emplea los brotes de bambú para tratar enfermedades inflamatorias. Esto se debe a las propiedades analgésicas y antiinflamatorias del metanol extraído de sus hojas.

El bambú incluye silicio, mineral que favorece la formación de los tejidos, músculos y huesos

  • También disminuye el nivel de colesterol en sangre, tal y como reveló una investigación de la Universidad Estatal de Washington. Los responsables de estas propiedades son los fitoesteroles y fitonutrientes que contiene el bambú.
  • El silicio que mejora la salud de nuestros huesos también ayuda a las mujeres menopáusicas a regular los sofocos y los cambios de humor, pues genera un efecto mineralizante.

Lamentablemente, no todo son ventajas. A pesar de los beneficios que nos brinda el bambú, también existen algunas contraindicaciones a tener en cuenta. El más importante afecta exclusivamente a las mujeres embarazadas, pues el consumo de hojas de bambú puede aumentar, en algunos casos, el riesgo de aborto. Por este motivo, se recomienda consultar a un médico antes de consumirlo.

El bambú en la cocina

Para aprovechar todas sus propiedades en la cocina, el bambú requiere un proceso previo de elaboración. En primer lugar, las hojas exteriores y la base del tallo deben ser retiradas. Después, cortamos el bambú resultante en rodajas, lo dejamos en remojo unas horas y lo hervimos sin cubrir para que se reduzca su sabor amargo. Finalmente, drenamos el agua y hervimos de nuevo en agua dulce durante otros cinco minutos. A partir de ese momento, el bambú puede formar parte de un sinfín de recetas. A continuación, os dejamos algunas propuestas.

Ensalada con brotes de bambú y ventresca

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes:

  • Brotes de bambú
  • Tomates cherry
  • 1 lata de ventresca de atún
  • 1 zanahoria
  • Vinagre de Jerez
  • Sal

Una vez finalizado el proceso expuesto anteriormente, lavamos y cortamos los tomates cherry y la zanahoria. Ponemos en un plato la ventresca, los brotes de bambú y las verduras ya cortadas. Finalmente, echamos un poco de sal y regamos la ensalada con el aceite de oliva de la lata de ventresca. Sin olvidar unas gotitas de vinagre de Jerez.

Sopa de brotes de bambú secos

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes:

  • 300 g de brotes de bambú secos
  • 1 kg de patas de cerdo
  • Cebolleta
  • Oreja de madera (seta típica de la gastronomía china)
  • Salsa de pescado
  • Sal

Comenzamos con el proceso anterior. Después, cortamos y dividimos los bulbos de la cebolla y la partimos en tiras. Cortamos también las patas de cerdo en trozos grandes y las mezclamos con la salsa de pescado y la sal. Acto seguido, las ponemos al vapor durante varias horas. Mientras tanto, freímos cuidadosamente los brotes de bambú con aceite, sal y un poco de salsa de pescado. Ponemos los ingredientes ya preparados en una olla, vertemos agua y los cocinamos hasta que adquieran una textura suave y jugosa. Por último, añadimos la cebolla y la oreja de madera.

Alimentos Nutrientes
El redactor recomienda