Controversia: suplementos o no de esta vitamina contra el covid
  1. Bienestar
Estudios en marcha

Controversia: suplementos o no de esta vitamina contra el covid

En pleno secuestro del mundo por la enfermedad, la ciencia busca medidas que reduzcan la infección y la mortalidad. Nuevos estudios apuntan hacia la vitamina D. Alimente habla con expertos, que reconocen que en España están en marcha ensayos clínicos

Foto: Foto: Unsplash/@mab-studio.
Foto: Unsplash/@mab-studio.

El mundo está bajo el control de la pandemia de covid-19 y la ciencia busca contrarreloj herramientas de salud pública que puedan reducir el riesgo de infección y muerte, además del confinamiento. Y, precisamente, este último nos priva de una de esas medidas que cada día adopta más protagonismo en las revistas científicas, el papel de gran protector contra la enfermedad. Hablamos del sol y, por lo tanto, de la vitamina D.

Conscientes de que ningún suplemento, vitamina o alimento puede tratar o prevenir el coronavirus, los científicos mundiales están explorando el papel que la suplementación con vitamina D puede desempeñar en la reducción del riesgo de infección respiratoria, en general. Debido a que su deficiencia está asociada con un mayor riesgo de infección viral respiratoria aguda, puede ofrecer una vía adicional para aumentar la resistencia, y algunos investigadores ahora piden "suplementación urgente" en grupos vulnerables.

"La vitamina D no es un fármaco, pero podría (hace falta más investigación) ayudar a prevenir ciertos síntomas letales del covid-19"

En este punto, y en declaraciones a Alimente, el doctor Marcos López Hoyos, presidente de la Sociedad Española de Inmunología, expone: “Existen datos coexistentes del papel de la vitamina D y su relación con la inmunoterapia, pero todavía no son concluyentes. Efectivamente, en España hay ensayos clínicos en marcha para ver qué papel jugarían los suplementos de la misma”.

De la misma opinión se muestra Fernando Carrasco, codirector de Nutrygente, que aclara: "Todavía es muy pronto para sacar conclusiones claras sobre este tema, ya que la mayoría de estudios que están saliendo a la luz tienen sus limitaciones, pero parece que podría haber una relación entre uno de los síntomas letales del covid-19 y el déficit de vitamina D".

Foto: Unsplash/@von-co.
Foto: Unsplash/@von-co.

Aunque "hace falta más investigación al respecto, los niveles de insuficiencia de la misma en el mundo en general son alarmantes, y parece coherente intentar mejorarlos a nivel global, ya que pueden tener más repercusiones negativas en la salud de la población", insiste.

De todas formas, "cabe recordar que la vitamina D no tiene propiedades curativas y que ha demostrado ser poco eficaz como tratamiento en personas que tenían déficits de la misma una vez hospitalizados por enfermedades respiratorias", agrega. Y añade: "En definitiva, la vitamina D no es un fármaco, pero podría (hace falta más investigación para asegurarlo) ayudar a prevenir ciertos síntomas letales del covid-19".

Nuevo estudio

Ahora, sin embargo, un nuevo estudio, publicado en 'Irish Medical Journal', reclama la suplementación. El doctor Eamon Laird y la profesora Rose Anne Kenny, del Trinity College de Dublín (Irlanda) y participantes del Estudio Longitudinal Irlandés sobre el Envejecimiento (TILDA), en colaboración con el profesor Jon Rhodes, de la Universidad de Liverpool, destacan la asociación entre los niveles de vitamina D y la mortalidad por covid-19

Y no es el primero. Recientemente un trabajo publicado en 'Nutrients', y realizado en Estados Unidos, señalaba que puede existir un lazo entre la deficiencia de vitamina D y las tasas de mayor mortalidad originadas por el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2).

Un grupo de investigadores de la Universidad de Northwestern, en el estado de Illinois, determinó que los niveles de vitamina D en los casos de muertes en los países en los que se registró gran número de fallecimientos (como Italia, España y el Reino Unido) son más bajos en comparación con los casos en otros estados. El trabajo afirma que el suplemento de vitamina D se puede usar por ahora como tratamiento adicional para los afroamericanos que son más indefensos ante el covid-19 y para los pacientes ancianos que carecen de esta vitamina. Sin embargo, indica además que aún es demasiado pronto para que las personas tomen vitamina D contra el virus.

En este sentido, el doctor López Hoyos pone el acento en que los últimos días se “han mandado muchos mensajes a la población sobre la vitamina D, pero lo importante es que la gente debe saber que no la puede tomar por su cuenta, dado que podemos tener consecuencias contrarias, efectos secundarios”.

Mediciones

En la nueva investigación, los autores analizaron todos los estudios europeos de población adulta, completados desde 1999, que midieron la vitamina D y compararon la vitamina D y las tasas de mortalidad de covid-19. La vitamina D se sintetiza en la piel por la exposición a la luz solar UVB y se transporta al hígado y luego al riñón, donde se transforma en una hormona activa que aumenta el transporte de calcio desde los alimentos en el intestino y asegura que sea el adecuado para mantener el esqueleto fuerte y libre de osteoporosis.

Pero la vitamina D también puede apoyar el sistema inmunitario a través de una serie de vías inmunes involucradas en la lucha contra el covid-19. Muchos estudios recientes confirman el papel fundamental de la vitamina D en las infecciones virales.

Foto: Unsplash/@fusion_medical_animation.
Foto: Unsplash/@fusion_medical_animation.

"Se ha estudiado que un déficit de vitamina D puede aumentar la posibilidad de sufrir ciertas enfermedades respiratorias, como neumonía. Más específicamente, niveles inadecuados de la misma se han relacionado con síntomas que podrían aparecer en pacientes críticos de coronavirus: fallo cardiaco, síndrome de dificultad respiratoria aguda y sepsis. Además, se ha visto una conexión entre su carencia y la aparición de trombosis, coincidiendo también que los pacientes pueden presentar coagulopatías", explica Fernando Carrasco. .

Además de esta "nueva investigación irlandesa que comentamos, recientemente se ha publicado un artículo que vio que los niveles sanguíneos de vitamina D en pacientes que habían dado positivo en el test PCR para el virus eran significativamente más bajos que en los negativos para dicho test", subraya.

Los científicos irlandeses recuerdan: "Nuestro estudio muestra que, en contra de la intuición, los países con latitudes más bajas y países típicamente soleados, como España y el norte de Italia, tenían bajas concentraciones de vitamina D y altas tasas de deficiencia de la misma. Estos países también experimentaron las tasas más altas de infección y mortalidad en Europa. Los de latitud norte -Noruega, Finlandia y Suecia- presentan niveles más altos de vitamina D a pesar de una menor exposición a la luz solar UVB, porque la suplementación y el enriquecimiento de los alimentos es más común. Estos países nórdicos cuentan con tasas más bajas de infección y mortalidad por la enfermedad. La correlación entre los bajos niveles de vitamina D y la muerte por covid-19 es estadísticamente significativa".

Los autores proponen que, mientras que optimizar los niveles de vitamina D ciertamente beneficiará la salud ósea y muscular, los datos sugieren que también es probable que reduzca las complicaciones graves del covid-19. Esto puede deberse a que es importante en la regulación y la supresión de la respuesta inflamatoria de las citocinas, lo que causa las graves consecuencias de la pandemia y el "síndrome de dificultad respiratoria aguda" asociado con la ventilación y la muerte.

Nuevas recomendaciones

La profesora Rose Anne Kenny dijo: "En Inglaterra, Escocia y Gales, los organismos de salud pública han revisado las recomendaciones desde el brote de covid-19. Las recomendaciones ahora establecen que todos los adultos deben tomar al menos 400 UI de vitamina D al día. Mientras que actualmente no hay resultados de ensayos controlados aleatorios para demostrar de manera concluyente que afecta beneficiosamente, existe una fuerte evidencia circunstancial de asociaciones entre ella y la gravedad de las respuestas de covid-19, incluida la muerte".

"Este estudio confirma aún más esta asociación. Hacemos un llamamiento al Gobierno irlandés para actualizar las directrices con carácter de urgencia y alentar a todos los adultos a tomar suplementos durante la crisis de covid-19. La deficiencia es frecuente en Irlanda y más con la edad, la obesidad en hombres, en minorías étnicas, en personas con diabetes, hipertensión y en hogares de ancianos", prosigue.

Foto: Foto: Unsplash/@mattoverboard.

En España, los especialistas no se muestran tan a favor: "Es mejor que nos demos unos paseos por el sol, en las horas permitidas, a tomar suplementos sin prescripción médica", resalta el doctor López Hoyos.

Inmunidad innata

Es importante recordar que esta vitamina puede ser ingerida a través de la dieta o de suplementos alimentarios. Hay dos tipos principales: el colecalciferol (vitamina D3), de origen animal, y el ergocalciferol (vitamina D2), de origen vegetal (producida principalmente por hongos y levaduras). Ambos son convertidos por el organismo humano en 1,25-dihidroxivitamina D (calcitriol), que sería la molécula activa, la llamada vitamina D.

Puede ser producida también de forma endógena en el cuerpo humano por efecto de la exposición a la luz solar. Concretamente, el 7-dehidrocolesterol, un precursor del colesterol, es convertido en colecalciferol en la piel por efecto de los rayos ultravioletas.

Como aclara el presidente de la SEI, "tiene un papel relevante en la modulación de la respuesta inmune. Para ello, la vitamina D se une a un receptor específico (VDR, del inglés Vitamin D Receptor) que se puede encontrar en diferentes tejidos y en el sistema inmune, tales como las células dentríticas, macrófagos, linfocitos T CD8+ , CD4+ y linfocitos B. En el marco de la inmunidad innata, el calcitriol puede incrementar los efectos antimicrobianos. La vitamina D es, por ejemplo, muy importante en el control de las infecciones.

Por otro lado, en el marco de la inmunidad adaptativa, se ha visto que el calcitriol puede inhibir la producción de citoquinas clásicamente proinflamatorias. En este sentido, el codirector de Nutrygente manifiesta: "En este caso específico del covid-19, parece que un correcto aporte de vitamina D podría ayudar a prevenir la tormenta de citoquinas proinflamatorias que deriva en el síndrome de dificultad respiratoria aguda. Este síndrome es una de las principales causas de muerte del virus. Otro factor que puede influir en la respuesta inflamatoria y el virus es la obesidad, ya que una mayor adiposidad podría cambiar el ambiente pulmonar, aumentando la inflamación local y las lesiones secundarias provocadas por el mismo".

Coronavirus Nutrientes Enfermedades
El redactor recomienda