Todo lo que necesitas saber sobre el estreñimiento
  1. Bienestar
UN SÍNTOMA MUY COMÚN

Todo lo que necesitas saber sobre el estreñimiento

Afecta a más del 12% de la población española, debido al consumo de fármacos, una vida sedentaria o una dieta inadecuada, entre otras causas. El ejercicio es, nuevamente, crucial

Foto: Es una afección frecuente en el sexo femenino. (iStock)
Es una afección frecuente en el sexo femenino. (iStock)

Tal y como explica la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) en una de sus guías, “hablamos con propiedad de estreñimiento para referirnos a aquella circunstancia en la que hay menos de tres deposiciones semanales, siendo las heces escasas, duras y secas, asociada a una falta de deseo o necesidad de defecar”. Una situación que resulta anormal en una sociedad donde la frecuencia se sitúa alrededor de las tres deposiciones al día, como máximo, y que afecta a casi el 20% de la población española. De hecho, es una de las causas más comunes de consulta en atención primaria y especializada.

El motivo detrás de esta elevada incidencia es quizás la gran variedad de detonantes que provocan este síntoma. “Reprimir el deseo consciente de la defecación de forma frecuente o continua ('negligencia a la llamada') [...] causa estreñimiento crónico”, asegura la FEAD. Sin embargo, la responsabilidad recae también en otros factores más habituales como, por ejemplo, la falta de ejercicio físico diario, una dieta inadecuada, beber poco líquido, la ingesta de algunos fármacos o el hecho de comer fuera de casa con frecuencia y demasiado deprisa, entre otros.

A pesar de la existencia de estas causas, también hay factores y grupos de riesgo que presentan una mayor tendencia a padecer estreñimiento. Además de las personas que cumplen los puntos expuestos anteriormente, las de edad avanzada, sumidas en una depresión, con movilidad reducida o limitada o que padecen enfermedades neurológicas, respiratorias o cardiacas están más expuestas a este trastorno. Bajo esta premisa, ¿qué síntomas adicionales genera el estreñimiento?

Un síntoma con muchos síntomas

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Aunque el estreñimiento sea considerado un síntoma en sí mismo, lo cierto es que su presencia también puede desencadenar otras molestias sumamente incómodas. Hablamos de la sensación de haber evacuado de forma incompleta, vientre hinchado, dolor en la parte baja de la espalda o asociado con los movimientos intestinales, dolor de cabeza, sangrado, fatiga, hemorroides o incluso mal aliento o sabor desagradable en la boca.

Al no tratarse de una enfermedad al uso, el diagnóstico suele realizarse siguiendo los datos que proporciona el paciente, como la sintomatología, el número de deposiciones, el esfuerzo que estas requieren, el estado de las heces, su estilo de vida, su nivel de estrés o si ha perdido peso como consecuencia del estreñimiento. Eso sí, en algunos casos, el médico responsable puede solicitar también una analítica de sangre o una radiografía del abdomen, con el objetivo de descartar obstrucciones o trastornos secundarios.

Cómo poner solución al estreñimiento

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Como hemos podido comprobar, el estreñimiento está muy vinculado a la alimentación. Por eso, nuestra dieta resulta determinante para prevenir y solventar dicha afección. En primer lugar, la fibra debe ser un nutriente prioritario, pues entre sus funciones destacan facilitar la expulsión de las heces, evitar la absorción de algunos tipos de grasas y azúcares, mantener sano y limpio el intestino, favorecer el tránsito intestinal o impedir la acumulación de toxinas en el organismo, entre otras.

Los ingredientes con mayor aporte de fibra suelen formar parte de tres grupos de alimentos concretos: las frutas, las verduras y las legumbres. Más concretamente, el maíz (85,5 gramos), la albahaca (40,5 g), las judías pintas (24,9 g), los guisantes (16,7 g), los garbanzos (13,6 g) o las almendras (13,4 g) son algunos de los alimentos más ricos en fibra, según la Base de Datos Española de Composición de Alimentos, cuyos datos representan una porción de 100 gramos.

El estreñimiento es un síntoma muy incómodo que afecta al 20% de la población española

Además, es importante tener en cuenta que “gran cantidad de la fibra se encuentra en la piel de las frutas, por lo que se aconseja, en la medida de lo posible, comer las frutas con la piel. Las frutas y verduras licuadas y los zumos tienen mucha menos cantidad de fibra que la fruta en estado natural. Los alimentos integrales (pan, pasta, arroz) aportan un suplemento de fibra. Sin embargo, consumir un exceso de fibra puede producir flatulencia y distensión abdominal”, alerta la Societat Catalana de Digestología. En estos términos, lo más aconsejable es comer unos 30 gramos de fibra al día.

Otros métodos para prevenir o calmar el estreñimiento son hacer ejercicio físico de forma regular, crear un hábito deposicional que se repita cada día para así acostumbrar a nuestro cuerpo; el consumo de laxantes o procinéticos -unos medicamentos que aumentan los movimientos del colon- y, en el peor de los casos, un tratamiento quirúrgico excepcional. Eso sí, debe ser un médico quien determine la terapia más adecuada según el caso clínico del paciente. A excepción de los cambios en la alimentación, que pueden actuar como complemento, el resto de procedimientos deben estar supervisados por un profesional de la salud.

Enfermedades Dieta Alimentos
El redactor recomienda