Procesar mal este mineral aumenta la probabilidad de pancreatitis
  1. Bienestar
muy peligrosa

Procesar mal este mineral aumenta la probabilidad de pancreatitis

Tal vez no es el primero que se nos viene a la cabeza si nos dicen: "Piensa en un órgano". Eso no quita que sea completamente esencial y que una de sus enfermedades características sea potencialmente mortal. Evitarla es prioritario

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Nunca pensamos demasiado en él. No tiene el glamour de otros compañeros de cuerpo como el corazón o los pulmones. Ni el tamaño del hígado, ni la extensión de la piel. No tiene una forma particular, de esas que hacen que se te quede en la mente, como es el caso de los riñones. No, el páncreas es un órgano olvidado. La única vez que nos acordamos de él es si algo va mal. El problema, y tal vez sea su venganza por ese maltrato continuado, es que cuando tenemos un problema de salud en él suele ser de proporciones astronómicas.

"Los defectos en el canal del calcio TRPV6 son un serio factor de riesgo a la hora de desarrollar pancreatitis crónica"

Diabetes (dado que el páncreas es el principal productor de insulina del organismo), cáncer (según la Sociedad Española de Oncología Médica -SEOM-, se trata del tercer tipo de cáncer más mortal en nuestro país) o pancreatitis son algunas de las enfermedades a las que nos podemos enfrentar si este órgano no funciona correctamente. Esta última es en gran medida desconocida (tampoco es que les hayamos pillado el 'tranquillo' a las otras dos en lo que a curarlas se refiere), y su tratamiento es largo y doloroso. Pero vamos por partes para tenerlo todo más que claro.

¿Qué es el páncreas?

Se trata de un órgano glandular situado en nuestro abdomen, justo debajo/detrás del estómago. Su función principal es la de neutralizar los nocivos ácidos estomacales que segrega nuestro estómago para que estos no dañen el resto de nuestro sistema digestivo. Lleva a cabo esta función liberando bicarbonato, una sustancia alcalina que neutraliza los ácidos (dado que ya sabemos que ácido+base=sal+agua). Pero ese no es su único cometido. También es el principal responsable de la liberación al torrente sanguíneo de la famosa hormona insulina. Esta es la encargada de regular los niveles de glucosa en sangre (haciendo que las células del cuerpo absorban más o menos). Su deficiencia es conocida como diabetes y supone una enfermedad muy seria que a día de hoy no tiene cura.

Además genera multitud de enzimas digestivas que intervienen en el procesado de los alimentos dentro de nuestro intestino, 'encargándose' de determinadas moléculas que necesitan 'romperse' para ser absorbidas.

¿Qué es la pancreatitis?

Es una inflamación de este órgano. Aunque tendamos a asociar el sufijo -itis a alguna infección (como podría ser el caso de la otitis), solo hace referencia al hecho de la inflamación. Dicha inflamación es tremendamente peligrosa. Se presenta de dos formas diferentes. La primera es la aguda, que aparece repentinamente y dura unos días. La segunda es la crónica, que podemos sufrir a lo largo de años.

Los principales síntomas de esta enfermedad los especifica la famosa Clínica Mayo de Estados Unidos. Estos son los de la versión 'aguda' de la enfermedad:

  • Dolor abdominal
  • Fiebre
  • Pulso acelerado
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Hipersensibilidad al tacto en el área abdominal.

En el caso de la crónica son los siguientes:

  • Pérdida de peso involuntaria
  • Heces aceitosas y fétidas
  • Dolor en la parte alta del abdomen

La pancreatitis se produce por un bloqueo de los conductos por los que supuestamente deberían transitar las enzimas digestivas hacia el tracto gastrointestinal. Esto provoca que se activen antes de tiempo. Esto causa dolor e inflamación y no es de extrañar, porque supone que el órgano se está 'devorando' a sí mismo.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Los factores de riesgo de esta enfermedad son muy variados, pero hay algunos aspectos clave en los que la comunidad científica está de acuerdo:

  • Tabaquismo
  • Alcoholismo
  • Cirugías abdominales
  • Determinados medicamentos
  • Fibrosis quística
  • Obesidad
  • Cáncer de páncreas
  • Niveles elevados de triglicéridos en sangre
  • Infecciones

Ahora, un grupo de investigadores de la Universidad Técnica de Múnich, en Alemania, han determinado otro factor de riesgo que podría hacer un gran favor a las personas que en el futuro tienen una mayor probabilidad de sufrir esta enfermedad. "En muchos casos los pacientes desarrollan esta enfermedad porque están bebiendo demasiado alcohol o porque fuman demasiado. Determinadas medicaciones o niveles elevados de lípidos o calcio pueden ser otras de las causas de la pancreatitis", asegura el investigador Heiko Witt.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

El objetivo de esta investigación era centrarse en unas estructuras llamadas acinos glandulares, responsables de generar las enzimas diseñadas para la digestión. Utilizando datos de pacientes de pancreatitis europeos y japoneses que no la habían desarrollado a consecuencia de un consumo elevado de alcohol o tabaco, los investigadores han sido capaces de determinar que determinados defectos genéticos pueden limitar tremendamente la funcionalidad del canal del calcio TRPV6, lo que puede desatar la pancreatitis crónica.

Foto: Foto: iStock.

"Los defectos en el TRPV6 son un serio factor de riesgo a la hora de desarrollar pancreatitis crónica. Identificando alteraciones del canal del calcio, ahora también consideramos las células que forman parte del 'conducto' que une el órgano con el exterior parte del concepto sobre los orígenes de la enfermedad", explica Heiko Witt.

La repercusión que tendrá este estudio en el mundo médico no será poca. Debemos tener en cuenta que los procedimientos frente a la pancreatitis son todavía muy limitados, así como sus pruebas diagnósticas. El descubrimiento de que los fallos de funcionamiento del canal del calcio pueden contribuir al desarrollo de la enfermedad abre una nueva vía (al menos en el futuro) en cuanto a las medidas que podemos tomar para tratar la enfermedad. Además, según dicen los investigadores, la detección de estos problemas genéticos pasará a formar parte del protocolo de diagnóstico de la enfermedad.

Enfermedades
El redactor recomienda