Un fármaco habitual para molestias de estómago, útil en covid-19
  1. Bienestar
Pandemia

Un fármaco habitual para molestias de estómago, útil en covid-19

La famotidina mejora la tos y la dificultad respiratoria en personas infectadas por el nuevo coronavirus. Los hallazgos, muy preliminares, abren la posibilidad de contar ya con un fármaco eficaz para enfermos leves

Foto: Foto: Unsplash/@jamesyarema.
Foto: Unsplash/@jamesyarema.

La necesidad imperiosa de tener medicamentos que, al menos, ayuden a controlar la infección por SARS-CoV-2 ha obligado a médicos e investigadores a agudizar el ingenio y buscar entre el arsenal farmacológico disponible cuáles pueden tener utilidad terapéutica contra el covid-19.

Siguiendo el camino abierto por la célebre hidroxicloroquina (un antimalárico utilizado también para reducir la inflamación en la artritis reumatoide y el lupus), la famotidina, un viejo conocido de las personas que padecen problemas de estómago (úlcera, acidez, reflujo gastroesofágico), puede ser un buen candidato para casos de covid-19 leves que no necesitan ingreso hospitalario.

La idea surge de un pequeño estudio, publicado en la edición en línea de la revista 'Gut' y dirigido por Tobias Janowitz, profesor de Biología y Oncología del Cold Spring Harbor Laboratory Cancer Center, en Nueva York, sobre un grupo de 10 afectados (6 hombres y 4 mujeres) de covid-19 que estaban tomando famotidina durante la enfermedad.

Todas las personas comenzaron a tomar famotidina cuando se sintieron mal y mejoraron rápidamente a las 24-48 horas

La gravedad de cinco síntomas característicos -tos, dificultad para respirar, fatiga, dolor de cabeza y pérdida del gusto/olfato, así como malestar general- se midió utilizando una versión de una escala de 4 puntos que normalmente se aplica para evaluar los síntomas del cáncer (ECOG PS).

Menos tos y mejor respiración

Siete de los pacientes dieron positivo para covid-19 en la prueba de PCR, dos tenían anticuerpos contra la infección y otro tenía la enfermedad diagnosticada por un médico. Las edades oscilaban entre 23 y 71 y todos tenían factores de riesgo reconocidos para esta enfermedad, como hipertensión y obesidad.

Foto: Unsplash/@anniespratt.
Foto: Unsplash/@anniespratt.

Todas estas personas explicaron que habían empezado a tomar famotidina cuando se encontraron mal por el covid-19 (desde hacía entre 2 y 26 días) y todas dijeron que habían mejorado rápidamente dentro de las 24-48 horas de comenzar con este medicamento. Las dosis habituales fueron 80 mg, tres veces al día durante 11 días de media.

La mejoría fue evidente para todos los síntomas, aunque fue más rápida para la tos y la dificultad para respirar y algo más lenta para la fatiga. Siete personas no tuvieron ningún efecto secundario causado por la famotidina y en el resto los efectos fueron leves.

El deseo de contar ya con medicamentos eficaces y seguros para el covid-19 no resta prudencia a los autores de este estudio (revisado por otros científicos), que aunque acogen con esperanza los hallazgos, no descartan que detrás del beneficio pueda estar el efecto placebo. "Nuestra serie de casos sugiere, pero no establece, un beneficio del tratamiento con famotidina en pacientes ambulatorios con covid-19", resaltan.

Resolver incógnitas

Janowitz y su equipo desconocen cómo puede funcionar la famotidina, si incapacita al virus o altera la respuesta inmune de la persona. "Clínicamente, compartimos sin reservas la opinión de que se requieren estudios bien diseñados e informativos de eficacia para evaluar los medicamentos candidatos para covid-19 como para otras enfermedades", enfatizan.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Hecha esta observación, sugieren que sus hallazgos justifican un estudio más detallado: "Se debe considerar un estudio ambulatorio de famotidina oral que investigue su eficacia para el control de los síntomas, la carga viral y el resultado de la enfermedad y evalúe su efecto sobre la inmunidad a largo plazo". Así se conocerá si puede ser útil para controlar el covid-19 en pacientes individuales a la vez que se reduce el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2.

La famotidina pertenece a una clase de medicamentos conocidos como antagonistas del receptor de histamina-2, que reducen la producción de ácido gástrico. Se toma en dosis de 20 a 160 mg, hasta cuatro veces al día, para el tratamiento del reflujo y la acidez de estómago.

Coronavirus Enfermedades
El redactor recomienda