Lo que dice la ciencia de la dieta de la sopa para adelgazar (y funciona)
  1. Bienestar
Ventajas y desventajas

Lo que dice la ciencia de la dieta de la sopa para adelgazar (y funciona)

Promete una pérdida de peso rápida, pero no puede seguirse durante más de diez días. Y hay que tener cuidado porque puede provocar efectos secundarios. Reduce el apetito, eso sí

Foto: Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

Entre pasar calor y perder peso, apuesto que la balanza se inclina a favor del segundo platillo en la mayoría de los casos. Por eso, hoy en Alimente hablamos de la dieta de la sopa. Se han vuelto populares por su capacidad para ayudar a perder una cantidad significativa de peso entre 5 y 10 días solamente.

Sin embargo, la mayor parte de los kilos perdidos en estas dietas se debe principalmente a una pérdida de agua en lugar de grasa. Además, como estas dietas solo están diseñadas para seguirse durante un periodo corto, es probable que se recupere lo perdido. Hasta aquí la parte más negativa.

Foto: Unsplash7@markuswinkler.
Foto: Unsplash7@markuswinkler.

En cambio, comer sopa puede ayudar a frenar el apetito y reducir la ingesta de calorías durante el día. Es, por tanto, probable que sea mejor incorporarlas en un plan de alimentación equilibrado y menos restrictivo para perder peso a largo plazo. Una dieta de sopa es generalmente un plan de alimentación a corto plazo diseñado para ayudar a las personas a perder peso de manera rápida.

¿Ayudan a perder peso?

Los estudios observacionales han encontrado que las personas que consumen sopa regularmente tienden a tener un índice de masa corporal (IMC) más bajo y cuentan con menos probabilidades de tener obesidad, en comparación con aquellas que no comen sopa. Así lo demuestra un trabajo publicado en 'PLOS One' realizado con 4.158 adultos de entre 19 y 64 años.

Se desconoce la razón por la cual la sopa está relacionada con un menor peso corporal. Algunos estudios sugieren que puede ayudar a aumentar la sensación de saciedad, como constata otro estudio que vio la luz en 'British Journal of Nutrition'. También es importante considerar otros factores que podrían explicar esta relación, como las diferencias culturales o genéticas entre las personas que regularmente comen sopa y las que no.

En general, se necesitan estudios más rigurosos y a largo plazo para confirmar los posibles beneficios de este plato en la pérdida de peso. Otra cosa a tener en cuenta es que no se ha demostrado que el consumo de sopa reduzca el riesgo de síndrome metabólico, un grupo de afecciones que aumentan el riesgo de desarrollar enfermedades cardiacas y diabetes tipo 2.

En cuanto a las dietas de sopa específicas, actualmente no hay evidencia científica sobre su efectividad para perder peso. Sin embargo, la mayoría tienen como resultado una reducción significativa de calorías, y seguirlas probablemente ayude a adelgazar.

Beneficios potenciales

Además de quitarte kilos, tienen más ventajas:

  • Aumento de la ingesta de verduras. Proporcionan vitaminas esenciales y compuestos vegetales beneficiosos. Asimismo, su mayor consumo se ha relacionado con un menor riesgo de aumento de peso y obesidad.
  • Aumento de la ingesta de fibra. Como a menudo tienen un alto contenido de verduras, y a veces contienen frijoles, granos enteros o frutas, estas dietas pueden proporcionar una gran cantidad de la misma, lo que puede ayudar a reducir el apetito.
  • Aumento de la ingesta de agua. Además de apoyar numerosas funciones esenciales en el cuerpo, la investigación sugiere que una mayor ingesta de agua puede sumar esfuerzos para perder peso.
  • Fácil de seguir. Al igual que con otras dietas de moda, las dietas de sopa generalmente no tienen pautas estrictas.
  • Fomentar la alimentación a base de plantas. Algunas, como la dieta de la sopa de frijoles, pueden echarte una mano a la hora de pasar a un patrón de alimentación más 'verde', que se relaciona con menor riesgo de obesidad y con la pérdida de peso.
  • Sin embargo, ten en cuenta que con solo 1 o 2 semanas de aumento de la ingesta de vegetales, fibra y agua es poco probable que tengas beneficios significativos para el peso y la salud a largo plazo, a menos que se siga y contribuya así a realizar cambios duraderos en el estilo de vida.

Tipos de dietas de sopa

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Existen muchos y algunas de las más populares se enumeran a continuación. Recordamos que actualmente no hay investigaciones sobre la efectividad de estas dietas específicas.

Dieta a base de caldo

Las dietas de sopa a base de caldo generalmente duran 7 días. Sin embargo, algunas pueden prolongarse hasta 10 a 14 días. Durante ese tiempo, sus defensores afirman que pueden perderse entre 4,5 y 9 kg.

En una dieta de sopa a base de caldo, las hechas de crema están restringidas, ya que son más altas en calorías y grasas. Te recomendamos que consuma las caseras de caldo que incluyan vegetales y proteínas.

Dieta de sopa de frijoles

Una de las dietas más populares para la sopa de frijoles es de Michael Greger, MD, autor de 'Cómo no morir: descubra los alimentos científicamente probados para prevenir y revertir enfermedades'. La dieta alienta a comer la sopa de frijoles, verduras y champiñones del doctor Greger hasta dos veces al día. Además de la sopa, permite consumir alimentos libres de aceite y de origen vegetal, como granos enteros, frutas y verduras.

Sus defensores afirman que se pueden perder de 4 a 7 kg en la primera semana.

Dieta de sopa de col

Es un plan de alimentación de 7 días que implica comer una sopa a base de caldo de pollo o vegetales que contiene repollo y otras verduras bajas en carbohidratos. Además de la sopa de repollo, también puede tener uno o dos alimentos bajos en calorías, como leche descremada o verduras de hoja verde. Si sigues de cerca el plan de comidas, la dieta puede hacerte perder hasta 4,5 kg durante la semana.

Dieta Cremas y purés
El redactor recomienda