Los motivos por los que el trasplante fecal supera a los antibióticos
  1. Bienestar
Aumento alarmante de casos

Los motivos por los que el trasplante fecal supera a los antibióticos

Los antimicrobianos más habituales están perdiendo eficacia, cada vez hay más bacterias 'inmunes' a su acción. Las heces abren nuevas perspectivas de tratamiento, más eficientes y baratas. Alimente habla con los pioneros españoles en este campo

Foto: Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

No siempre las bacterias son nuestro enemigo. Y prueba de ello es la existencia de la ya conocida microbiota, el conjunto de bacterias, virus, hongos y protozoos que habitan dentro y sobre la superficie de nuestro cuerpo y que es clave para el saludable desarrollo de nuestra vida. Pesa entre 1,5 y 2 kilos y representa el 99% de todos los microorganismos que residen en el cuerpo humano. Todos ellos incluyen como mínimo 1.000 especies diferentes de bacterias que comprenden más de 3 millones de genes (150 veces más que en el genoma humano). Se la ha bautizado como segundo cerebro, porque es ‘independiente’ de nuestro organismo.

"En la última década, tanto en EEUU como en Europa, se ha producido un incremento del número y severidad de los casos"


Y una estrategia en la que la ciencia ha puesto su punto de mira para manipularlo en pro de nuestra salud es el trasplante de microbiota fecal (TMF) o trasplante fecal. Ahora llega un nuevo trabajo que realza las virtudes de esta terapia por ser más eficaz y menos costosa que los antibióticos. Concretamente, en la infección por Clostridium difficile (CDI, de sus siglas en inglés).

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

Tal y como reconocen Ana García de Paredes, Enrique Rodríguez de Santiago, Lara Aguilera-Castro, Carlos Ferre-Aracil y Antonio López-Sanromán, del Servicio de Gastroenterología y Hepatología del Hospital Universitario Ramón y Cajal (Madrid) en un artículo publicado en 'Gastroenterología y Hepatología': "Hoy en día disponemos de suficiente evidencia como para comprender que la microbiota es un elemento clave en la homeostasis humana. A pesar del escepticismo inicial, el trasplante de microbiota fecal (TMF) es hoy una alternativa terapéutica real para pacientes con enfermedad recurrente por Clostridium difficile”.

Un dato importante si se tiene en cuenta lo que apunta un ensayo publicado en 'Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica' por Dolors Rodríguez-Pardoa, Beatriz Mirelis y Ferran Navarro, del Servicio de Enfermedades Infecciosas, del Hospital Universitari Vall d’Hebron y del Servicio de Microbiología, Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, IIB-Sant Pau, Departament de Genètica i de Microbiologia. Según los autores, “la epidemiología de la infección por Clostridium difficile ha sufrido importantes cambios en la última década, tanto en Estados Unidos como en Europa, con un incremento del número y severidad de los casos, peor respuesta clínica a los tratamientos habituales y mayor porcentaje de recaídas”.

Los nuevos datos

Ahora, la nueva investigación que llega desde Reino Unido de la mano de la Universidad de Birmingham, publicada en 'EClinicalMedicine', constata que el trasplante fecal para atajar la infección es un tratamiento más efectivo y rentable que el uso de antibióticos.

Foto: La Clostridium difficile se puede curar con los trasplantes fecales. (iStock)

El CDI es una infección del intestino, que comúnmente afecta a las personas que han sido tratadas recientemente en el hospital, aquellas con afecciones subyacentes y pacientes mayores de 65 años. Casi el 30% tratados por la afección que han recibido tratamiento experimentan al menos una recurrencia, que se ha asociado con un mayor riesgo de mortalidad y generalmente se trata con antibióticos.

Cada año 500.000 personas en el país norteamericano sucumben a ella y mata a 30.000. En España, según datos de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, de cada 10.000 personas la padecieron 12,2 entre los años 1999 y 2007. La mortalidad, en cambio, se situó en 0,69 muertes por cada millón de habitantes (cuando en 1999 alcanzó tan solo el 0,10),

El tratamiento

El TMF es un tratamiento iniciado por primera vez como un medicamento con licencia por el profesor Peter Hawkey y su equipo en la Universidad de Birmingham en 2014, en el que se usan bacterias intestinales y otros componentes en las heces para tratar el CDI. Un año antes, en EE UU, la Food and Drug Administration (FDA) clasificó preliminarmente el tratamiento como un medicamento nuevo.

La bacteria se extrae de un donante sano, se procesa y se analiza antes de trasplantarse a través de un tubo que pasa por la nariz hasta el estómago. El tratamiento se asocia con una curación más alta y tasas de recurrencia más bajas que la fidaxomicina o la vancomicina, los dos antibióticos más comunes utilizados para tratar el CDI recurrente (rCDI, de sus siglas en inglés).

El trabajo, que presenta el primer modelo de decisión para pacientes con rCDI ya hospitalizados en el Reino Unido, analizó ensayos controlados aleatorios, estudios observacionales y opiniones de expertos sobre estos pacientes con rCDI simple o múltiple. Los investigadores analizaron el coste, los efectos, los recursos y la calidad de vida relacionada con la salud de cada una de las cuatro opciones de tratamiento para rCDI con el fin de identificar cuál es el más rentable y el de mejores resultados para los pacientes.

Pioneros en España

En declaraciones a Alimente, el doctor Jordi Guardiola, jefe del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Universitari de Bellvitge (Barcelona), centro pionero en España en trasplante fecal, documenta: "Estoy totalmente de acuerdo con el trabajo. De hecho, tenemos antecedentes de estudios en marcha, como recogió uno randomizado en 'The New England Journal of Medicine' que documentaba frenar un ensayo con pacientes afectados de rCDI porque las evidencias a favor del trasplante eran tan claras que no era ético seguir con el ensayo".

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

Sabemos, insiste, que "la recurrencia de esta enfermedad es del 20% (discrepo del porcentaje del 30% enunciado anteriormente, pero puedo depender de muchos factores, como los geográficos). El problema es que una segunda recurrencia se da en el 40% de los afectados y si esto pasa, la tercera es mucho más probable que se produzca, en porcentajes más elevados. Muchos pacientes pueden salvarse con antibióticos, pero sabemos ya en que en el 90% al 95% de los casos se curan con el trasplante".

Documenta el experto que hay personas que "son portadoras de gérmenes multirresistentes en su microbiota y lo desconocen hasta que caen enfermos y pueden padecer una sepsis generalizada. Son casos atípicos en los que el trasplante puede ser eficaz".

No obstante, hay que recordar que "estamos en plena investigación. Hay una posible línea terapéutica en esta estrategia para la enfermedad de Chron o la colitis ulcerosa, pero tenemos que investigar más", recuerda el doctor Guardiola.

Paso a paso

En declaraciones a Alimente, el doctor Hawkey subraya: "El ensayo mostró que ambos métodos para administrar TMF eran de menor coste en comparación con el tratamiento estándar con antibióticos. El trasplante por sonda nasogástrica fue menos costoso que con colonoscopia. También se demostró que el trasplante por colonoscopia es ligeramente más efectivo que el tratamiento por sonda nasogástrica, ofreciendo a los pacientes una mejor calidad de vida. Se compararon otros dos tratamientos antibióticos estándar con vancomicina y fidaxomicina en el modelo, pero ambos mostraron ser de coste más elevado y menos eficaces que cualquiera de las intervenciones de trasplante. Además, la vancomicina fue el tratamiento más caro y menos efectivo".

Argumentaciones

El profesor Peter Hawkey dijo: "Nosotros, en la Universidad de Birmingham, fuimos pioneros en el servicio de TMF en el Reino Unido. No es actualmente un tratamiento generalizado para esta enfermedad, pero demuestra que no solo salva vidas, sino que es significativamente más rentable. Esperamos que este sea uno de los primeros pasos para que el tratamiento sea aceptado más ampliamente".

La profesora Tracy Roberts, jefa de la Unidad de Economía de la Salud de esta misma universidad, añadió: "Además de ser más eficaz tanto en términos de coste como de beneficio para los pacientes, se demostró que reduce significativamente la cantidad de días que los pacientes deben ser hospitalizados, lo que también podría proporcionar ahorros a largo plazo".

Los donantes

"Son reclutados después de un estricto proceso que involucra una extensa historia clínica y evaluación de estilo de vida y detección microbiológica de patógenos en sangre y heces. Este proceso de selección asegura que estamos produciendo un trasplante del más alto nivel y es retribuido", insiste el investigador.

Y apostilla: "Nuestros donantes reciben un reembolso por su tiempo, apreciamos el compromiso demostrado por ellos, su participación y el período de donación".

En España, en cambio, no hay compensación económica. "Afortunadamente ya hay muchos hospitales trabajando en este campo. Y cada uno de ellos tiene ya su propio banco de donantes".

Eso sí, tal y como recoge el documento de la Sociedad Catalana de Digestología, al que ha tenido acceso este diario, al menos, "en Cataluña, se ha constituido un grupo de trabajo multidisciplinar -formado por especialistas en digestología, en enfermedades infecciosas, en microbiología y en endocrinología- con el objetivo de establecer unas recomendaciones que sirvan para la práctica rigurosa de esta modalidad terapéutica y, al mismo tiempo, ofrecer una ayuda práctica de la metodología a seguir".

La selección del donante debe ser rigurosa para garantizar la seguridad del procedimiento. El cribado del donante es vital para prevenir la transmisión de enfermedades infecciosas. Existe además, el riesgo teórico de que el TMF module la susceptibilidad a presentar condiciones o enfermedades vinculadas con la microbiota intestinal. Con el objetivo de minimizar estos riesgos, previo a la donación, a cada candidato potencial se le realizará una entrevista personal y un estudio de sangre y de heces.

Queda un largo camino por delante, pero la ruta ya se ha trazado, Nos queda estudiar a lago plazo pero las bases están bien puestas: dos premisas necesarias en ciencia: este tratamiento es coste-eficaz y, sobre todo, promete.

Microbiota
El redactor recomienda