Logran fortificar el marisco para frenar deficiencias de vitaminas
  1. Bienestar
bivalvos

Logran fortificar el marisco para frenar deficiencias de vitaminas

La ciencia ha dado un gran paso para crear moluscos más nutritivos. Por primera vez, se ha diseñado una microcápsula que proporciona cien veces más vitamina A y más de 150 veces de la D. Alimente habla con sus creadores

Foto: Foto: Unsplash/@davidtoddmccarty.
Foto: Unsplash/@davidtoddmccarty.

Más de dos mil millones de personas en todo el mundo tienen deficiencia de micronutrientes, con especificidad regional, según estimaciones de la OMS. La fortificación de alimentos con ellos se ha convertido en un estándar de la industria alimentaria para mejorar la salud pública.

"Las ostras fortificadas proporcionaron más de 26 veces más vitamina A y más de 4 veces más vitamina D que el salmón"

De hecho, basta con recordar la fortificación de la sal para consumo humano con yoduro de potasio que fue introducida en los EE. UU. en 1920 y aún antes en Suiza para evitar el bocio. Y también llegaron las harinas. Una revisión de la Biblioteca Cochrane que incluye 10 estudios sobre los efectos de la harina fortificada con ácido fólico determina: "El enriquecimiento de la harina de trigo con ácido fólico puede reducir el riesgo de defectos del tubo neural (espina bífida)", señala el trabajo.

Balas de vitaminas

Ahora, investigadores de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) han logrado por primera vez fortificar marisco con ciertas vitaminas. Como aclaran los autores en la revista 'Frontiers in Nutrition', "las deficiencias de vitamina A y D son especialmente preocupantes, con un 33% de niños y una de cada seis mujeres embarazadas que carecen de los niveles suficientes".

La microcápsula de la Universidad de Cambridge.
La microcápsula de la Universidad de Cambridge.

Por ejemplo, este tipo de déficit regional pueden ser especialmente pronunciadas en Ghana (África), donde más del 76% de los menores tienen deficiencia de vitamina A, lo que se asocia a mortalidad y ceguera generalizadas. En India, el 85% de los ciudadanos tienen deficiencia de vitamina D, lo que eleva el riesgo de enfermedades cardiovasculares, osteoporosis y raquitismo. Incluso en los EE. UU., más del 40% de la población es deficiente en vitamina D.

El Dr. David Aldridge ,y el estudiante de doctorado David Willer (ambos autores de la nueva investigación), han producido la primera microcápsula del mundo especialmente diseñada para entregar nutrientes a los bivalvos que son beneficiosos para la salud humana. Estas 'balas de vitaminas', fabricadas bajo la patente de la empresa de Aldridge, BioBullets, están diseñadas para un tamaño, forma y flotabilidad óptimos y para atraer a los mariscos.

Este avance es particularmente valioso porque cuando comemos bivalvos, consumimos todo el organismo, incluido su intestino, lo que significa que digerimos los nutrientes que los animales han ingerido antes. Esto hace que los mariscos bivalvos sean el objetivo ideal para la fortificación nutricional.

En su laboratorio de Cambridge, los científicos probaron microcápsulas fortificadas con vitamina A y D en más de 100 ostras para identificar la dosis óptima. También establecieron que deberían ser alimentadas durante 8 horas hacia el final de la 'depuración', el periodo en el que los bivalvos se mantienen en tanques de limpieza después de la cosecha.

El hallazgo

El equipo descubrió que las ostras fortificadas suministraban alrededor de 100 veces más vitamina A y más de 150 veces más vitamina D que las ostras naturales. Aún más importante, superaron dramáticamente al salmón, una de las mejores fuentes naturales de estas vitaminas. Las ostras fortificadas proporcionaron más de 26 veces más vitamina A y más de 4 veces más vitamina D que el salmón. Los científicos descubrieron que una porción de solo dos de sus mariscos sobrealimentados proporcionaba suficiente vitamina A y D para cumplir con la cantidad diaria recomendada (RDA) humana.

David Willer ha afirmado: "Hemos demostrado una forma barata y efectiva de conseguir que los micronutrientes se conviertan en una fuente de proteínas sostenible y deliciosa. El uso dirigido de esta tecnología en las regiones más afectadas por deficiencias de nutrientes, utilizando especies de bivalvos y micronutrientes cuidadosamente seleccionados, podría ayudar a mejorar la salud de millones, al tiempo que reduce el daño que la producción de carne está haciendo al medioambiente".

Foto: Unsplash/@blackpoetry.
Foto: Unsplash/@blackpoetry.

David Aldridge explica a Alimente: "Estamos muy entusiasmados con el potencial de BioBullets. Ahora estamos estableciendo vínculos con algunos de los mayores fabricantes de mariscos del mundo para impulsar un cambio radical en la sostenibilidad y el valor nutricional de los mariscos que consumimos".

E insiste: "Hay dos ventajas principales de fortificar los mariscos bivalvos en comparación con otros productos cárnicos y pesqueros. En primer lugar, son más ecológicamente sostenibles que cualquier otro producto animal. En segundo lugar, dado que los mariscos solo necesitan ser fortificados al final de su vida porque los humanos comen todo el organismo, incluido el estómago, es un mecanismo de fortificación mucho más rentable".

"La ventaja -añade- de fortificar los mariscos en comparación con alimentos como el pan o los productos de cereales es que los mariscos ya son un alimento mucho más rico en nutrientes, rico en proteínas y ácidos grasos omega 3. Actualmente tenemos un problema global en el que las personas consumen demasiada energía en forma de azúcares altamente procesados ​​y productos de cereales, pero no obtienen suficientes alimentos ricos en nutrientes. Necesitamos ser alentadores y ofrecer incentivos para que las personas coman alimentos ricos en nutrientes en lugar de alimentos procesados ​​pobres en nutrientes".

Producción

Son, además, altamente asequibles cuando se producen a gran escala y el mercado global se está expandiendo rápidamente. La producción en China solo se ha multiplicado por 1.000 desde 1980 y existe un gran potencial para expandir de manera sostenible la acuicultura de bivalvos en todo el mundo, con más de 1.500.000 km2 disponibles para el desarrollo sostenible de la industria a bajo costo, particularmente alrededor de la costa oeste de África y la India.

Los investigadores agregan que los consumidores en las regiones más pobres, donde las deficiencias de vitaminas son más frecuentes, tienen más probabilidades de comprar alimentos fortificados un poco más caros que hacer compras adicionales para tomar píldoras suplementarias.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Futura investigación

La próxima etapa de ensayos "implicará adaptar la tecnología de fortificación de microcápsulas para que sea óptima para usar con especies concretas de bivalvos para abordar deficiencias específicas de nutrientes en regiones globales determinadas. Por ejemplo, en la costa oeste de la India (caso de Kerala, regiones de Karnataka), el fortalecimiento del mejillón verde cultivado localmente (Perna viridis) con microcápsulas que contienen vitamina A y vitamina B12 sería eficaz para abordar las deficiencias humanas generalizadas en la región, directamente a través del suministro de alimentos", recalcan los autores a este diario.

Mariscos Nutrientes Enfermedades
El redactor recomienda