Cinco alimentos para evitar la sequedad bucal en verano
  1. Bienestar
CONTIENEN AGUA

Cinco alimentos para evitar la sequedad bucal en verano

La deshidratación es una de las causas de esta sensación. Un problema que puede agravarse durante los meses estivales

Foto: Foto: Unsplash/@timothycdykes.
Foto: Unsplash/@timothycdykes.

La sequedad en la boca, o xerostomía, se caracteriza por un descenso en la producción de la saliva, lo que genera la sensación de tener la boca seca. Este problema bucal, más frecuente en personas de edad avanzada, puede verse agravado en verano, entre otras causas, debido a la deshidratación.

Entre los síntomas asociados la sequedad bucal se encuentran la dificultad en el habla y en la deglución, e incluso problemas con la higiene oral, ya que la saliva no arrastra las bacterias que se encuentran en la boca.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

“La saliva interviene en funciones tan importantes como lubricar y humedecer los labios y la mucosa bucal, eliminar restos de comida o participar en labores digestivas. Si la secreción en la boca es menor de lo habitual puede derivar en patologías como caries o gingivitis. Para evitar estos problemas, la alimentación juega un papel fundamental ya que ayuda a eliminar la sensación de tener la boca seca”, asegura Manuela Escorial, odontóloga de la Dirección Asistencial de Sanitas Dental.

Alimentos que refrescan

Así pues, el verano es una magnífica estación para disfrutar de todo el sabor de alimentos refrescantes que, además, ayudan a cuidar nuestra salud bucodental y evitan la sequedad bucal:

  • Agua: estar bien hidratado es fundamental en cualquier época del año, pero especialmente en los meses de verano, y el agua resulta clave para una buena hidratación. En este sentido, es recomendable beber frecuentemente pequeños sorbos a lo largo del día.
  • Zumos: el consumo de este tipo de alimentos favorece la hidratación al incluir entre sus componentes el agua. “El consumo de 2-3 litros de líquidos al día es clave para mantenerse hidratado en verano, pero también para evitar la sequedad bucal. Zumos, limonadas, sorbetes o helados son una buena opción para refrescarse durante estos meses, pero también para mantenerse hidratado durante todo el día”, aconseja Escorial.
  • Frutas y verduras: sandía, melón, piña, melocotón o nectarina son algunas de las frutas de temporada con un alto contenido en agua e ideales para consumir en los meses más calurosos del año. Igualmente, el tomate, el pepino o la lechuga son verduras que no deben faltar, por ejemplo, en ensaladas en esta época del año por su gran aporte de agua al organismo.
  • Chicles: masticar chicles o caramelos es una buena forma de segregar saliva, pero siempre sin azúcar para evitar el riesgo de caries.

Los que hay que evitar

  • Café o té: el consumo de bebidas astringentes como estas incrementa la sequedad en la boca. También deben evitarse consumir refrescos con cafeína y bebidas alcohólicas que provocan la sensación de boca seca.
placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

  • Alimentos con alto contenido en grasa o secos: alimentos grasientos como la fritura o secos como carnes a la plancha no estimulan la producción de saliva y pueden generar una mayor sensación de pastosidad en la boca. “Para evitar tener la sensación de boca seca después de comer resulta más recomendable apostar por platos más jugosos como guisos, asados o hervidos, e incluso por sopas o cremas frías como el gazpacho o el salmorejo, que estimulan la producción de saliva y, además, refrescan”, reconoce la odontóloga de Sanitas Dental.

No obstante, para evitar cualquier problema relacionado con la sequedad bucal, es necesario una correcta higiene bucal: no debemos olvidar cepillar los dientes después de cada comida con pasta dentífrica fluorada, utilizar la seda dental y visitar al dentista con regularidad.

Alimentos
El redactor recomienda