Las vitaminas y suplementos que sí protegen del covid-19
  1. Bienestar
Dieta

Las vitaminas y suplementos que sí protegen del covid-19

La búsqueda de escudos protectores frente al nuevo coronavirus y sus consecuencias ha puesto la inmunonutrición en el foco mediático. Especialistas en este campo desvelan qué certezas hay sobre la eficacia de los nutrientes para afrontar la pandemia

Foto: Foto: Unsplash/@ dkfra19.
Foto: Unsplash/@ dkfra19.

El coronavirus SARS-CoV-2 ha conseguido acorralar a miles de millones de personas en todo el mundo. En los apenas nueve meses que han transcurrido desde que se conocieron los primeros casos, ha infectado a 27 millones de personas y ha matado a casi 900.000, según las cifras oficiales. Sin embargo, tras el noqueo inicial (especialmente entre febrero y abril), los ciudadanos intentamos sobreponernos al avance de este nuevo virus, que no conoce ni fronteras, ni edades, ni entiende de treguas estivales (como las que suelen dar, hasta ahora, buena parte de los virus respiratorios conocidos).

Mientras los científicos trabajan a ritmo frenético en la búsqueda de tratamientos eficaces y el desarrollo de vacunas que contengan la pandemia, la población se aferra al uso de mascarilla, el lavado de manos y mantener la distancia interpersonal, el mantra que se repite en todos los países para conjurar el contagio.

No está justificado afirmar que las vitaminas son la respuesta a la pandemia, pero sí decir que existe evidencia de su papel en las medidas preventivas

Sin infravalorar estas directrices (al contrario, insistiendo en su seguimiento), existen otras estrategias que pueden ayudar a prevenir la infección. Entre las más atractivas para la mayoría de la gente están las vitaminas, un interés que comparten los científicos. La cuestión es: ¿pueden ayudar las vitaminas en la lucha contra el covid-19? Eso es lo que se ha preguntado un equipo de investigadores británicos, que ha buscado respuestas en más de 5.500 artículos sobre este asunto recogidos en las bases de estudios científicos desde diciembre de 2019 a mayo de 2020. Ese volumen inicial ha acabado reducido a 204 trabajos, que han arrojado una conclusión clara: hay esperanzas fundadas para confiar en la capacidad protectora de las vitaminas.

Las cinco elegidas

"No estaría justificado afirmar que las vitaminas son la respuesta a la pandemia de coronavirus, pero sí es justo decir que existe evidencia emergente de que pueden desempeñar un papel en las medidas preventivas o en la terapia de apoyo de infecciones respiratorias y en los entornos de cuidados intensivos", argumentan los ingleses en su artículo, publicado recientemente en la revista 'Nutrients'.

Para este trabajo, los autores, liderados por Iain S. Whitaker, del grupo de Investigación de Cirugía Reconstructiva y Medicina Regenerativa de la Universidad de Swansea, parten de que la premisa de que la inmunonutrición ("modulación del sistema inmunológico mediante la modificación de los nutrientes de la dieta") ha demostrado efectos positivos en pacientes graves con síndrome de distrés respiratorio agudo (SDRA) y otras infecciones respiratorias, y han examinado la información relativa a las vitaminas A, B, C, D y E, y en todas ellas han encontrado un impacto positivo en pacientes con covid-19.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Francisco J. Perez-Cano y Margarida Castell, del Grupo de Autoinmunidad, Inmunonutrición y Tolerancia, de la Facultad de Farmacia y Ciencias de la Alimentación de la Universidad de Barcelona, explican a Alimente: “El sistema inmunitario requiere una gran cantidad de materias primas para su funcionamiento. Estos materiales son muy variados, grasas para construir membranas celulares, proteínas para fabricar anticuerpos, azúcares como fuente de energía, y también vitaminas y minerales para regular y mejorar su actividad defensiva, etc”.

Defienden que una dieta equilibrada aporta “todos estos nutrientes, y entre ellos las vitaminas, en las proporciones necesarias para el correcto desarrollo de las funciones del individuo”, el mismo argumento que defienden los autores del estudio publicado en 'Nutrients'. Por ello, “en esta situación ideal, los suplementos no van a ejercer un efecto adicional, es decir, la ingesta de vitaminas de la dieta ya cubre las necesidades para una óptima protección ante cualquier patógeno y entre ellos el coronavirus”.

Foto: Foto: Unsplash/@ellaolsson.

Pero, como advierte Pérez-Cano, esta afirmación se refiere a una “situación ideal”, que no siempre se da porque influyen numerosos factores (sedentarismo, situaciones especiales como embarazo, estrés o deporte intenso). Entonces, “la toma de suplementos puede estar indicada, pero es una decisión que debe llegar de un profesional”, dice el investigador.

¿Todas cuentan pero una destaca?

Durante estos meses, la vitamina D ha acaparado la atención al asociarse niveles bajos a un riesgo elevado de contraer covid-19, una relación que acaban de confirmar investigadores de la Universidad de Chicago en un artículo publicado en la revista 'Jama Network'.

Sin embargo, los expertos de la Universidad de Barcelona defienden la relevancia de todos los componentes de la dieta. “Existen muchos estudios científicos que demuestran el papel de estas vitaminas en la función defensiva. De ello se deriva que la EFSA (Agencia de Seguridad Alimentaria Europea) avale la importancia de un gran número de vitaminas presentes en los alimentos sobre la función inmunitaria, como las vitaminas tipo B6 o B12, la vitamina C, la vitamina D o la vitamina E, entre otras”, ilustran. “Cada una desempeña un papel clave en los mecanismos de defensa y por ello, en mi opinión, no deberíamos anteponer una a otra sino, por el contrario, garantizar la ingesta necesaria de todas ellas”, insiste Pérez-Cano.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

El mensaje es claro, aunque para el público general no es sencillo saber si verdaderamente está incorporando las cantidades necesarias de vitaminas o si se está excediendo. Castell aclara que unas vitaminas que tienen una estructura liposoluble (son más grasas), como la D y la E, y otras son hidrosolubles, como la B y la C, cuya concentración interna se puede regular y si hay un exceso se elimina fácilmente. “Ahora bien -señala la experta-, las vitaminas liposolubles, como cualquier otro componente graso de la dieta, puede acumularse en los tejidos de nuestro organismo, por ello los estudios científicos han demostrado que mientras que la ingesta de 'megadosis' de vitaminas hidrosolubles no supone un problema, una ingesta excesiva de vitaminas liposolubles puede tener efectos tóxicos, como sucede con la vitamina E”.

Complementos, ¿sí o no?

Como los británicos, los españoles -que pertenecen a la Sociedad Internacional de Inmunonutrición o (ISIN)- resaltan la abundancia de investigación que existe en este terreno y recuerdan que “ISIN se ha posicionado favorablemente sobre el papel de ciertos nutrientes en la respuesta frente a covid-19”.

Una vez aceptado que la dieta es la forma idónea de incorporar todos los nutrientes y en las cantidades que necesita nuestro organismo para funcionar correctamente, se mantiene la pregunta: ¿son útiles los suplementos vitamínicos para prevenir la infección por coronavirus? Francisco J. Pérez-Cano es tajante: “Hemos de garantizar -a través de la dieta o de suplementos- a nuestro organismo las herramientas necesarias para que tenga un sistema óptimo de defensa que pueda prevenir el ataque de cualquier agente infeccioso. Desde luego, la dieta es la forma más natural y sencilla de hacerlo, pero no siempre podemos, queremos o sabemos seguirla”.

Dieta Coronavirus Alimentos
El redactor recomienda