El endulzante con propiedades probióticas diseñado por la NASA
  1. Bienestar
AYUDA A REGULAR EL AZÚCAR EN SANGRE

El endulzante con propiedades probióticas diseñado por la NASA

Tal vez no conozcas, pero apunta bien su nombre. Procede de la leche, endulza casi igual que el azúcar blanco y es perfecto para diabéticos e intolerantes a la lactosa

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El muestrario de endulzantes acaba de enriquecerse con un nuevo miembro. En realidad, lleva un tiempo entre nosotros pero sus mayores cotas de popularidad las está alcanzando ahora. De hecho, si crees que la estevia es el colmo de lo saludable, ya te adelantamos que tus conocimientos al respecto necesitan que te descargues la última actualización, pues la tagatosa pisa fuerte. Así, este producto empieza a figurar como el endulzante estrella en la repostería de las personas diabéticas. Además, no produce caries y nos obsequia con un efecto probiótico que nunca viene mal, pero esto es solo la punta de un iceberg de bondades que no querrás perderte. Por lo tanto, vamos a adentrarnos un poco más en este producto.

Este azúcar, que se produce a partir de la lactosa de la leche, cuenta con todos los avales posibles para que avance con viento a favor. En concreto, ha sido reconocido como alimento seguro por la FAO (Food and Agriculture Organization) y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por supuesto, también cuenta con la certificación de la Agencia Federal de Alimentos y Fármacos (FDA, por sus sigas en inglés) para su uso y comercialización en el mercado de alimentos norteamericano y con la aprobación de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

La tagatosa, todo empezó en Marte y en la NASA

Si tenemos que hablar del origen de este azúcar, irremediablemente tenemos que hablar del planeta Marte. No en vano, fue un investigador de la NASA el responsable de que hoy muchos hayan empezado a endulzar su vida terrestre con este producto.

En concreto, este científico realizaba experimentos encaminados a detectar vida en el planeta rojo cuando, en una de estas pruebas en las que empleaba ciertos nutrientes para determinar la presencia de vida microbiana en muestras de suelo de Marte, se topó casualmente con la tagatosa.

La tagatosa se produce a partir de la lactosa de la leche y es apta para diabéticos e intolerantes a la lactosa

“La tagatosa, un azúcar que aparece en la naturaleza en pequeñas cantidades, comenzó su inusual viaje al mercado comercial hace casi 30 años, cuando el doctor Gilbert V. Levin inventó un experimento de detección de vida para colocarlo en los aterrizadores Mars Viking 1 y Viking 2 de la NASA”, podemos leer en la web de la agencia espacial norteamericana.

Poco a poco se percataron de la gran carrera que podía hacer la tagatosa dentro del mundo de los endulzantes naturales. "La tagatosa también se dora como el azúcar normal durante la cocción y no tiene un regusto como algunos de los edulcorantes. Además de ser bajo en calorías, no causa caries. También es seguro para los diabéticos", destacan desde este mismo organismo.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Así, años más tarde, en 1996, una vieja conocida de la alimentación, Arla Foods, compró los derechos para producir tagatosa y fundó para ello una empresa conjunta al cincuenta por ciento con la empresa alemana Nordzücker, llamada SweetGredients. Y así es como empezó su carrera.

El efecto probiótico de la tagatosa

Uno de los mayores atractivos de la tagatosa, además de sus grandes similitudes en sabor al azúcar blanco o refinado, son los efectos probióticos que comporta su consumo.

En este sentido, numerosa investigaciones han hallado que su consumo potencia las bacterias beneficiosas en el intestino grueso y en el colon. Promueve la producción de butirato y ácido láctico bacterial. Por lo tanto, mantiene sano nuestro sistema digestivo.

Tampoco podemos pasar por alto su poder para regular los niveles de azúcar en sangre. Al respecto, tenemos que traer a colación el descubrimiento realizado por un grupo de investigadores de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad San Sebastián (Chile) que fue publicado en la reconocida revista científica 'Biomed Research International', en la categoría WOS.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

“Las principales conclusiones de esta investigación es que la D-tagatosa es un potente edulcorante, que además ayuda a controlar alteraciones del metabolismo de los carbohidratos como insulino-resistentes, intolerancia a la glucosa y diabetes mellitus tipo II”, explica Marión Guerrero, una de las autoras de la investigación.

Según afirman, "este endulzante está libre de calorías y no eleva la glucemia". Cabe destacar que posee un índice glucémico menor que otros endulzantes como el maltitol y sorbitol.

Además, el colesterol bueno parece marcarse un tanto con la tagatosa. Al menos así parece corroborarlo un estudio. Sin embargo, aunque los resultados son buenos, no podemos lanzar las campanas al vuelo pues la investigación en cuestión se elaboró sobre ocho sujetos que, sin duda, suponen una cifra irrisoria. Por supuesto, no descartamos que estén trabajando ya en uno más amplio.

En cualquier caso, si este artículo te ha despertado la curiosidad por la tagatosa, podrás tener un encuentro con este endulzante en los herbolarios y tiendas especializadas, donde se suele vender este producto. Aunque ya te advertimos de que su precio no es precisamente barato. Recuerda que se puede utilizar para productos de pastelería que incluyan horneado sin temor a que su sabor se estropee (pues es termoestable). También es perfecto para preparar caramelos y merengues.

FAO Azúcar Repostería
El redactor recomienda