Las bebidas fermentadas y su papel cardioprotector
  1. Bienestar
Nuevos datos

Las bebidas fermentadas y su papel cardioprotector

En la Semana del Corazón, Teresa Padró, investigadora sénior del Programa–ICCC Cardiovascular del IR-Hospital de la Santa Cruz i Sant Pau de Barcelona, detalla a Alimente los mecanismos protectores de la cerveza 'sin'

Foto: Las bebidas fermentadas y su papel cardioprotector
Las bebidas fermentadas y su papel cardioprotector

Esta semana celebramos la Semana del Corazón y, en particular, tras conmemorar el pasado Día Mundial del Corazón. Quiero aprovechar este hito para recordar la importancia de cuidar de nuestros hábitos de vida y también la necesidad de seguir ahondando en el conocimiento científico de los alimentos y bebidas que forman parte de nuestra dieta y nuestro día a día.

"Es necesario ampliar la evidencia científica para entender mejor con qué alimentos y bebidas específicas o complementos podemos cuidar de nuestro bienestar"


Existe abundante evidencia científica que demuestra cómo nuestro estilo de vida y hábitos de alimentación inciden de forma directa en nuestra salud. Sin embargo, es de gran interés y necesario ampliar la evidencia científica en este ámbito a fin de entender mejor cómo a través del consumo de alimentos y bebidas específicas o complementos alimentarios podemos cuidar de nuestro bienestar.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ello nos permite establecer criterios y sugerencias respecto a la ingesta de cada uno de ellos, siempre en base a la evidencia que aportan estas investigaciones, y con ello poder prevenir mejor o retrasar la aparición de algunas enfermedades crónicas responsables del deterioro de la calidad de vida de las personas en la última etapa de su ciclo vital.

Dieta mediterránea

Un ejemplo de ello son las bebidas fermentadas, como la cerveza o el vino, que forman parte de nuestra cultura y dieta mediterránea. Estas bebidas han sido estudiadas en numerosas investigaciones científicas, que determinan que un consumo moderado de las mismas podría ser interesante desde el punto de vista de la protección cardiovascular, siempre y cuando la ingesta se realice con moderación, por adultos sanos y acompañada de alimentos.

Recientemente hemos publicado en la revista científica 'Nutrients' el estudio 'Consumo moderado de cerveza y salud cardiovascular en personas con sobrepeso', según el cual pudimos comprobar cómo una ingesta moderada de esta bebida ejerce efectos protectores sobre las HDL (colesterol bueno), que aumentan su capacidad de proteger contra la oxidación de las LDL (colesterol malo) y evitar que los lípidos se depositen en las arterias. En él han participado también Natàlia Muñoz García, Gemma Vilahur, Patricia Chagas, Alba Deyà. Rosa María Antonijoan y Lina Badimon.

Biomarcadores

Además, el estudio proporciona evidencia de que la ingesta de cerveza sin alcohol o tradicional en cantidades moderadas durante el periodo estudiado no modifica o solo induce cambios mínimos dentro del rango de normalidad clínica en biomarcadores plasmáticos de la función hepática y renal.

Foto: Unsplash/@timothycdykes.
Foto: Unsplash/@timothycdykes.

Durante el estudio pudimos comprobar que una ingesta moderada de cerveza no aumenta el peso corporal en los individuos obesos, de hecho, no se produjeron cambios significativos en el peso corporal, índice de masa corporal (IMC) o la circunferencia de la cintura de la población estudiada. Esto no es un tema menor, considerando que en nuestro país más del 60% de la población tiene exceso de peso (40% sobrepeso y 22% obesidad).

"Su uso debe ser siempre moderado y acompañado de alimentos. Por el contrario, un consumo aislado y excesivo tendría efectos negativos en la salud"

Es muy importante destacar que el consumo de bebidas fermentadas, como cerveza o vino, debe ser siempre moderado y acompañado de alimentos. Por el contrario, un consumo aislado y excesivo tendría efectos negativos en la salud. Además, el consumo de bebidas alcohólicas está prohibido en embarazadas, menores de edad y ciertos enfermos crónicos; y nunca debe recomendarse su bebida a abstemios. Recordamos que el consumo moderado de cerveza consiste en la ingesta de entre una y dos cañas al día (mejor sin alcohol) en el caso de las mujeres (no más de 20 gramos de alcohol), y entre dos y tres cañas para los hombres (no más de 30 gramos).

La Dra. Teresa Padró es investigadora sénior en el Programa-ICCC Cardiovascular del Centro de Investigación del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, en Barcelona, donde coordina el grupo de investigación en biomarcadores de la evolución de la enfermedad cardiovascular, e investigadora acreditada en el Instituto de Investigación Biomédica Sant Pau (IIB-Sant Pau). Anteriormente desarrolló su actividad investigadora en el Gaubius-Institute en Leiden (Holanda, 3 años) y en la Facultad de Medicina de la Universidad de Münster (Alemania) durante 12 años. Hasta la fecha, la Dra. Padró es autora de 134 publicaciones listadas en PubMed

Colesterol Cerveza Obesidad Dieta Enfermedades
El redactor recomienda