Los cosméticos naturales están en tu cesta de la compra
  1. Bienestar
COSMÉTICA QUE SE COME

Los cosméticos naturales están en tu cesta de la compra

La comida no solo sirve para nutrir el organismo, en ocasiones también se unta sobre la piel para beneficiarnos de sus propiedades. La miel, el aceite de oliva o el aguacate son ejemplos

placeholder Foto: Masaje con miel. (iStock)
Masaje con miel. (iStock)

La despensa se puede convertir en un filón para crear nuestra propia cosmética natural, ahora que tan en boga se encuentra dicha tendencia. Según reza una máxima, no debéis poner sobre la piel nada que no podáis comer y, sin duda alguna, la miel o el aceite de oliva entran en esta categoría, por lo que también podemos untarlos sobre nuestra epidermis para beneficiarnos de sus bondades: nutrición, elasticidad o brillo, entre otras. Todas ellas son propiedades que proceden de sustancias naturales que se emplean en la cosmética desde tiempos inmemoriales, y que, por lo tanto, se convierten en la mejor materia prima para nuestros ungüentos de belleza caseros. En definitiva, ¿qué alimentos pueden ayudarnos a mejorar el estado de nuestra piel?

La versatilidad del aceite de oliva

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

El aceite de oliva es uno de los principios activos más empleados en la cosmética y muy socorrido entre nuestras ocurrentes abuelas. Hoy en día se ha convertido en el ingrediente estrella de algunas de las marcas de cosmética más reputadas. Una de las mayores virtudes del aceite de oliva es la hidratación: “Atrae la humedad y la mantiene en la piel, creando una película que hace que no se pierda la humedad interior. Es decir, no bloquea las funciones naturales de la piel al ejercer las suyas; la piel continúa eliminado células muertas, respirando, etc", explican en Oh Jabón, empresa dedicada a la producción de jabones artesanales con base de aceite de oliva virgen.

Además, es un producto con abundante presencia de vitamina E, betacaroteno y otros muchos antioxidantes que defienden nuestra piel del envejecimiento y la temida oxidación consustancial al paso del tiempo.

La miel, dulce belleza

La miel es otro de esos alimentos capaces de eclipsar a la crema más cotizada del mercado. Lo cierto es que desde hace siglos este producto goza de gran fama para curar las heridas y las quemaduras de la piel. Una creencia que todavía perdura, pero con la diferencia de que ha podido comprobarse a través de diversos estudios científicos. Así, la miel favorece la cicatrización de las heridas por quemaduras debido a que se curan en un ambiente húmedo, en lugar de un ambiente seco y con formación de costra, según explican investigadores de la Universidad de La Frontera, en Temuco (Chile), en uno de sus trabajos.

Además, la miel puede obrar pequeños 'milagros' con mascarillas caseras donde se combina con almendras trituradas. Únicamente hay que dejarla actuar unos minutos para que nuestro cutis salga embellecido.

El aguacate también para tu piel

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

El aguacate es de esos productos omnipresentes que ahora ha decidido transformarse en aceite. Bienvenido sea, pues con esta nueva presentación podemos elaborar nuestras mascarillas y cremas caseras más sofisticadas. Así, según explican en Oleotherapy, expertos en aceites terapeúticos y cosméticos, “el aguacate es un alimento con un alto contenido en vitaminas K y E, con cualidades antioxidantes que retrasan el envejecimiento prematuro de tu piel y guerrean contra los radicales libres. Además, este producto ayuda a regenerar el tejido convirtiéndolo en un aliado perfecto para tratar cicatrices, dermatitis o pieles muy secas”. También puede ser perfecto para dar un extra de brillo al cabello. Aplicad en él la mascarilla y cubridlo con una toalla o gorro de ducha. Dejadla actuar unos 30 minutos, solo queda lavarlo después.

El azúcar que todo lo exfolia

Si queremos exfoliar la piel de manera natural, no son precisos grandes dispendios. Nuestra cocina, una vez más, tiene una solución módica, natural y a la medida de cualquier bolsillo. Así, los granos de azúcar moreno pueden convertirse en el mejor y más eficaz exfoliante. Podemos emplearlo sobre un disco desmaquillante mezclado con un poco de crema para mejorar la fricción sobre la piel. Eso sí, procurad que el grano no resulte excesivamente grueso para evitar haceros daño.

Las clásicas e indispensables rodajas de pepino

Y dejamos para el final un clásico de las rutinas faciales. Sí, el pepino, pues todos tenemos en la retina la imagen de una señora con la cara untada de crema y dos rodajas de pepino sobre los ojos. ¿Tiene razón de ser esta extravagancia? Parece ser que sí, pues actúa como un refrescante para la piel y ayuda a desinflamar estas áreas delicadas del rostro. Además, no podemos pasar por alto el hecho de que, al estar compuesto por un 70% de agua, el pepino ayuda a hidratar el cutis. Además, si te has excedido con el sol, puede ayudarte a calmar la epidermis maltratada.

Alimentos
El redactor recomienda