¿Vas a hacer la dieta del ayuno intermitente? Un estudio concluye que no adelgazarás
  1. Bienestar
ENSAYOS CLÍNICOS EN HUMANOS

¿Vas a hacer la dieta del ayuno intermitente? Un estudio concluye que no adelgazarás

Frente a un grupo de control, los individuos que participaron en la muestra adelgazaron menos de un kilo a lo largo de tres meses y sus niveles metabólicos fueron similares

Foto: ¿Vas a hacer la dieta del ayuno intermitente? Un estudio concluye que no adelgazarás
¿Vas a hacer la dieta del ayuno intermitente? Un estudio concluye que no adelgazarás

El ayuno intermitente es una forma de dieta alimentaria que está popularizándose en todo el mundo. Sus diferentes estrategias de pérdida de peso se basan en periodos de no consumo de alimentos durante el día.

Una de esas estrategias más populares es la conocida como método 16:8, que consiste en la posibilidad de consumir alimentos durante ocho horas al día y mantener el ayuno las 16 horas restantes. Con ello, se promete que, aparte de otros beneficios, se logra adelgazar.

Foto: Las dudas más habituales sobre el ayuno intermitente y las respuestas

Un nuevo estudio de la Universidad de California San Francisco, no obstante, ha descubierto que este método no era más efectivo para perder peso que comer durante el día.

Tras doce semanas, las personas del grupo de ingesta de alimentos en un horario restringido perdió una media de 0,94 kg

Ethan Weiss, investigador de la universidad estadounidense, se interesó por estas estrategias de ingesta de alimentos en un horario restringido, en las que creía firmemente.

En anteriores investigaciones se había demostrado en ratones que cuando la ingesta de alimentos de los animales se restringió a una pequeña ventana cada día, terminaron más delgados y saludables que los animales que consumían el mismo volumen de calorías durante un período de tiempo más largo.

Durante los días de ayuno la ingesta alimenticia se limita a las 500 calorías. (Corbis)
Durante los días de ayuno la ingesta alimenticia se limita a las 500 calorías. (Corbis)

Weiss, no obstante, se dio cuenta de que había muy pocos estudios clínicos rigurosos en humanos que demostraran que la ingesta de alimentos en un horario restringido funcionaba. Por ello, decidió hacer un ensayo clínico en humanos para averiguar si el plan 16:8 realmente producía una mayor pérdida de peso.

En los últimos dos años, algunos ensayos clínicos preliminares en humanos han investigado los efectos de la ingesta de alimentos en un horario restringido. La mayoría de las investigaciones hasta ahora han sido prometedoras, encontrando que esta estrategia dietética puede, en efecto, promover la pérdida de peso, junto con otros beneficios metabólicos.

Dudas sobre los ensayos anteriores

Sin embargo, muchas de estas pruebas humanas superficiales vieron que la pérdida de peso se correlacionaba con una caída en la ingesta calórica diaria. La mayoría de los sujetos parecen también, en última instancia, comer menos. Además, la mayoría de los ensayos clínicos anteriores sobre el tema no utilizaron un grupo de control, lo que dificulta la medición del verdadero efecto de la intervención dietética.

El grupo de ingesta de alimentos en un horario restringido pareció perder significativamente más masa muscular magra que el grupo de control

Por lo tanto, el enfoque específico de este nuevo ensayo fue probar el efecto de la ingesta de alimentos en un horario restringido en condiciones del mundo real sin otras recomendaciones de comportamiento o dietéticas.

El ensayo siguió a 116 adultos con sobrepeso u obesos, que fueron divididos al azar en grupos de ingesta de alimentos en un horario restringido y de control.

Foto: Mitos y verdades del ayuno intermitente, la dieta más buscada para perder peso

El grupo de ingesta de alimentos en un horario restringido fue simplemente dirigido a continuar comiendo normalmente, pero solo durante la ventana de 12 de la mañana a 8 de la tarde. El marco de tiempo particular fue elegido en base a la suposición de que el cumplimiento del régimen sería mejor si la ventana no perturbaba una vida social rutinaria.

Tras doce semanas, las personas del grupo de ingesta de alimentos en un horario restringido perdieron una media de 0,94 kg, pero el grupo de control también había perdido peso, 0,68 kg.

El ayuno intermitente requiere de sacrificios. (iStock)
El ayuno intermitente requiere de sacrificios. (iStock)

Curiosamente, según publica 'New Atlas', los resultados no solo no mostraron ninguna diferencia marcada en la pérdida de peso entre los dos grupos, sino que tampoco hubo diferencias en una serie de marcadores metabólicos.

Inesperadamente, la única diferencia notable fue que el grupo de ingesta de alimentos en un horario restringido pareció perder significativamente más masa muscular magra que el de control. Esto es, sin duda, un hallazgo novedoso y necesita mucha más validación en el futuro, pero Weiss sugiere que plantea preocupaciones.

Una limitación del estudio, publicado en la revista científica 'JAMA Internal Medicine', es el hecho de que no se midió directamente la ingesta calórica del participante, por lo que no está claro si el grupo de ingesta de alimentos en un horario restringido comió menos que el de control.

Dieta Ayunoterapia Perder peso Trucos adelgazar Adelgazar Adelgazamiento
El redactor recomienda