Las estatinas sí logran reducir la mortalidad por covid-19
  1. Bienestar
Estudio español

Las estatinas sí logran reducir la mortalidad por covid-19

Investigadores catalanes constatan en un estudio con 2.159 pacientes que los famosos fármacos anticolesterol disminuyen en un 22% las defunciones por el virus. Alimente habla con el director del ensayo

Foto: El director de la investigación, Lluís Masana.
El director de la investigación, Lluís Masana.

La carrera contra reloj desde que empezó la pandemia por SARS-CoV-2 para poner freno a los contagios pero, sobre todo, para disminuir la mortalidad empieza a dar sus frutos. Seamos pues optimistas.

El coronavirus ha infectado a más de 40 millones de personas en todo el mundo y ha causado más de un millón de muertes en menos de un año. Además, todavía no está claro por qué algunas personas que contraen el virus no muestran síntomas mientras que otras pueden morir o sufrir consecuencias muy graves.



Aunque la edad, las enfermedades y los tratamientos previos pueden servir para dar un pronóstico en algunos casos, todavía no es posible afirmar con certeza cómo evolucionará cada caso de coronavirus. Uno de los tratamientos que han atraído la atención y el debate de la comunidad científica han sido las estatinas, los famosos fármacos anticolesterol. Y ahora un estudio español respalda su utilidad.

Sumario


Sabemos que este fármaco ayuda a reducir el colesterol en sangre y, por ello, contribuye a prevenir enfermedades cardiovasculares. Actualmente las consumen una de cada cuatro personas y es el medicamento más utilizado entre el público en general.

Muchas menos posibilidades de morir

Una investigación de la Universitat Rovira i Virgili (URV) y el Instituto Pere Virgili (IISPV), liderada por Lluís Masana, ha encontrado que las personas que están siendo tratadas con ellas tienen un 22% a 25% menos de riesgo de morir por covid-19. Los resultados se han publicado en el 'European Heart Journal - Cardiovascular Pharmacotherapy'.

Foto: Reuters.

En declaraciones a Alimente, el científico aclara que el ensayo surge "a través de dos aspectos. Por un lado, la evidencia del abandono de tratamientos para enfermedades crónicas producido durante el confinamiento, especialmente de las estatinas. Queríamos verificar si dicho tratamiento perjudicaba en caso de infección. En segundo lugar, porque desde el punto de vista teórico, ellas producen una serie de efectos que podrían ser beneficiosos en una enfermedad como covid-19".

De hecho, la misma publicación que recoge el estudio nacional se hacía eco anteriormente de un trabajo de científicos italianos del Instituto de Ciencias de la Salud de Pisa, liderados por Vincenzo Castiglione, que determina: “Las estatinas son medicamentos de bajo coste, ampliamente probados y bien tolerados que tienen menos probabilidades de verse afectados por una escasez en una crisis de salud como la actual pandemia, incluso en países de bajos ingresos, donde el tratamiento con medicamentos más costosos puede no ser implementado. El tratamiento adyuvante y la continuación de la terapia con ellas preexistente podrían mejorar el curso clínico de los pacientes, ya sea por su acción inmunomoduladora o previniendo el daño cardiovascular. Esta hipótesis debería justificar la consideración de los ensayos clínicos de fase III”.

19 hospitales de Cataluña

El estudio se realizó a través de la Red de Unidades de Lípidos y Arteriosclerosis de Cataluña y recogió información de 2.159 pacientes infectados por SARS-CoV-2 de 19 hospitales de esta comunidad autónoma durante la primera ola de la pandemia de marzo a mayo.

El equipo investigador evaluó cien variables clínicas por paciente tales como edad, sexo, enfermedades previas, niveles de colesterol, evolución del virus, tratamientos utilizados para covid-19, etc. Luego, los investigadores compararon las tasas de muerte de los pacientes que estaban siendo tratados con estatinas con las tasas de defunción entre los que no las estaban tomando, y también analizaron el efecto de retirar el fármaco cuando el paciente ingresaba en el hospital.

El porcentaje de pacientes que fallecieron en el grupo no tratado con estatinas fue del 25,4%, mientras que entre los que sí lo fueron se quedó en el 19,8%, es decir, un 22% menor. “Los datos indican que el tratamiento con ellas previene una de cada cinco muertes”, indica Masana. Además, si la terapia con este medicamento continuaba durante la hospitalización, la mortalidad se reducía hasta en un 25%, evitando así una de cada cuatro muertes.

En consecuencia, Lluís Masana defiende: “Estos hallazgos no solo demuestran que estos fármacos no tienen ningún efecto negativo sobre la evolución de la enfermedad, sino que también muestran que reducen significativamente la mortalidad de los pacientes”.

'Daños colaterales'

Uno de los efectos indirectos de la pandemia es que algunas personas han dejado de tomar medidas preventivas dirigidas a combatir enfermedades crónicas o mantener la salud general, y este ha sido el caso de las estatinas. “Algunos profesionales de la salud incluso han aconsejado su retirada porque creen que podrían empeorar los efectos del covid-19”, asevera el científico.

En este sentido, además de que el virus causa directamente la muerte en algunos pacientes, las complicaciones y la mortalidad global pueden aumentar debido a la retirada de estos fármacos y al seguimiento periódico del uso de este medicamento. “En el caso de los anticolesterol, hemos demostrado que el miedo a la pandemia nunca debe utilizarse como excusa para suspender el tratamiento”, concluye.

"La pandemia producirá más de un millón de muertes en un año en todo el mundo. Este año fallecerán 4 millones de enfermedades cardiovasculares solo en Europa"

Es importante recordar, señala, "que nuestro estudio no fue diseñado para valorar subgrupos, pero los pacientes que toman estatinas son de edad avanzada y con múltiples enfermedades asociadas (hipertensión, diabetes, enfermedades cardiacas…), es decir, un perfil de alta susceptibilidad a un peor pronóstico. Curiosamente, aunque no tenemos datos significativamente estadísticos, dentro de este perfil las mujeres parecían mostrar un efecto mejor que los hombres".

E insiste: "En ningún caso estamos hablando de utilizarlas para tratar la enfermedad. Nuestro estudio dice que si se están tomando y nos infectamos de forma que hemos de ingresar en un hospital, nuestro pronóstico vital es mucho mejor que si no las tomamos. Por tanto, la indicación terapéutica es la general para prescribirlas (cifras altas de colesterol que conllevan un elevado riesgo cardiovascular)".

Las preguntas

Al preguntar al especialista en qué estado se encontraban los pacientes que más se beneficiaron del tratamiento (planta o UCI), el experto destaca: "El estudio no permite distinguir subgrupos de pacientes. Nos dice que, si tenemos indicación de ingreso hospitalario, el hecho de estar tomando estatinas mejora nuestro pronóstico. Es interesante que este pronóstico es incluso mejor si los médicos que atienden a los pacientes no las retiran durante la hospitalización. De hecho, no hubo diferencias en el número de pacientes ingresados en UCI (17 vs. 19%) entre ambos grupos".

Afirma, además, que "la edad no es un factor que module el resultado, si bien es cierto que los pacientes que toman estatinas son obviamente mayores y con más patologías asociadas. Nosotros las ajustamos el fármaco con un grupo de afectados similar en edad para realizar las comparaciones sin que esta variable confundiera los resultados".

¿Y su consumo previo a la sintomatología?

"Quizá sí, pero habría que demostrarlo. Tienen una serie de efectos derivados de su acción sobre metabolitos intermedios en la vía metabólica del colesterol, que modera la actividad inflamatoria, la oxidación, la coagulación o la reactividad vascular, todos ellos mecanismos implicados en la gravedad de la infección", documenta el experto.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Y el esfuerzo de investigación continúa. "Nuestro campo de trabajo está relacionado con las alteraciones del metabolismo lipídico (genética, etc) y la prevención de las enfermedades cardiovasculares. Este trabajo ha sido realizado por la gravedad de la situación actual, pero no es el core de nuestras líneas de investigación. La evolución lógica de nuestros resultados sería realizar un ensayo clínico para proponer las estatinas como coadyuvante terapéutico. Depende de obtener financiación", expone Lluís Masana.

El aviso

Y anuncia: "No podemos relajarnos y olvidar el control de las enfermedades crónicas por causa del covid-19. Esta terrible pandemia producirá más de un millón de muertes en un año en todo el mundo. Este mismo año, solo en Europa, fallecerán 4 millones de personas por enfermedades cardiovasculares, cuatro veces más. Cuidado.

Coronavirus Colesterol
El redactor recomienda