Una nueva inyección de hormonas para adelgazar
  1. Bienestar
Investigación preliminar

Una nueva inyección de hormonas para adelgazar

Un equipo de científicos logra una terapia en forma de inyección que ha ayudado a reducir el peso corporal y los niveles de glucosa en pacientes con obesidad y prediabetes

Foto: Una nueva inyección de hormonas para adelgazar
Una nueva inyección de hormonas para adelgazar

Es la intervención de la cirugía de la obesidad más común tras más de tres décadas de experiencia acumulada. Eficaz a largo plazo y segura, acaba de proporcionar una nueva pista a los científicos que buscan alternativas no invasivas para el tratamiento de la obesidad.

Hablamos del bypass gástrico, que puede ser muy efectivo para mantener la báscula a raya y mejorar los niveles de azúcar en la sangre en los diabéticos. Científicos del Imperial College de Londres, en colaboración con la Universidad de Copenhague y el University College de Dublín, han publicado en 'Diabetes Care' un ensayo que consiste en el descubrimiento de una inyección hormonal que ha ayudado a reducir el peso corporal y los niveles de glucosa en pacientes con diabetes y obesidad en tan solo cuatro semanas, a raíz de observar los efectos de este tipo de intervención.

Investigaciones previas del Imperial College London sugirieron que una de las razones por las que la cirugía de bypass gástrico funciona tan bien es porque tres hormonas específicas que se originan en los intestinos se liberan a niveles más altos. Esta combinación de hormonas, llamada GOP para abreviar, reduce el apetito, causa pérdida de peso y mejora la capacidad del cuerpo para usar el azúcar que se absorbe al comer.

"Los datos del estudio nos parecen correctos y coinciden con nuestra experiencia", Adelardo Caballero


El doctor Adelardo Caballero, director y coordinador del Instituto de Obesidad (IOB), reconoce a Alimente: “El bypass gástrico ha evolucionado hacia una cirugía de mínima invasión, ya que se realiza por laparoscopia y con hospitalizaciones muy cortas. También se han desarrollado diferentes tipos de técnicas en las que varía la zona y longitud del bypass, dependiendo de si se busca solo pérdida de peso, corrección de la diabetes o ambas a la vez”.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

El procedimiento

Es “una técnica en la cual se deja un pequeño estómago de 15 a 30 ml, que se conecta directamente al intestino delgado. De esta manera, la comida salta un gran segmento de intestino delgado y se disminuye con ello la absorción calórica y de nutrientes. Además, debido al reducido tamaño de la porción de estómago que se deja, disminuye la cantidad de comida que se puede comer. El estómago es más pequeño y hace que se sienta saciedad en forma rápida. El apetito se reduce también y así comienza la bajada de peso”, insiste el experto.

Los investigadores querían ver si infundir a los pacientes con las hormonas GOP péptido similar al glucagón-1 (GLP-1), oxintomodulina y péptido, para imitar los altos niveles observados después de la cirugía, podría ayudar a la pérdida de peso y reducir los altos niveles de glucosa.

Para ello reclutaron a 26 personas obesas con prediabetes, de las cuales quince fueron seleccionadas al azar para recibir el tratamiento hormonal durante cuatro semanas utilizando una bomba que inyecta lentamente la mezcla GOP debajo de la piel durante 12 horas al día, comenzando una hora antes del desayuno y desconectándose después de su última comida del día. Los pacientes también recibieron consejos dietéticos sobre alimentación saludable y pérdida de peso por parte de un dietista. El resto (11) recibió un placebo durante el mismo tiempo.

Además, se seleccionó a un grupo de 21 pacientes que se habían sometido a algún tipo de cirugía bariátrica (como la banda o balón intragástrico o la gastroplastia vertical anillada) y a otros 22 que siguieron una dieta muy baja en calorías para comparar los resultados.

Tricia Tan, profesora de práctica (medicina metabólica y endocrinología) en el Imperial College de Londres y autora principal del estudio, ha declarado: "La obesidad y la diabetes tipo 2 pueden conducir a afecciones muy graves y potencialmente mortales, como cáncer, accidente cerebrovascular y enfermedad cardiaca. Existe una necesidad real de encontrar nuevos medicamentos para que podamos mejorar y salvar la vida de muchos pacientes. Aunque esto es un pequeño estudio, nuestro tratamiento hormonal combinado es prometedor y ha demostrado mejoras significativas en la salud de los pacientes en solo cuatro semanas. En comparación con otros métodos, no es invasivo y reduce los niveles de glucosa a niveles casi normales en nuestros pacientes".

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Los resultados

En el ensayo, los pacientes en tratamiento con GOP perdieron un promedio de 4.4 kg, en comparación con 2,5 kg para los participantes que recibieron un placebo de solución salina. El tratamiento tampoco tuvo efectos secundarios. Sin embargo, los que recibieron cirugía bariátrica o que siguieron una dieta muy baja en calorías perdieron significativamente más peso que los pacientes con GOP. Los cambios fueron de 10,3 kg para los pacientes bariátricos y de 8,3 kg para los que siguieron una dieta muy baja en calorías.

La científica Tan aclara que "aunque la pérdida de peso fue menor, sería preferible usar la infusión GOP, ya que tiene menos efectos secundarios que la cirugía bariátrica. Este resultado muestra que es posible obtener algunos de los beneficios de una operación de bypass gástrico sin experimentar la cirugía. Si otros ensayos son exitosos, en el futuro podríamos dar este tipo de tratamiento a muchos más pacientes".

El equipo también descubrió que el GOP era capaz de reducir los niveles de glucosa en sangre a niveles casi normales, con poca variación en la misma. Los pacientes que recibieron cirugía bariátrica también tuvieron una mejora general en la glucosa, pero los niveles fueron mucho más variables, dejándolos vulnerables a los niveles bajos de azúcar.

El objetivo del equipo es llevar a cabo un ensayo clínico más amplio para evaluar el impacto del GOP en más pacientes durante un período de tiempo más largo.

Para el director de IOB, “los datos del estudio nos parecen correctos y coinciden con nuestra experiencia. Actualmente, los resultados de los tratamientos con GOP son prometedores, pero todavía están muy lejos de los obtenidos por los procedimientos quirúrgicos”.

Recuerda, además, que las ventajas del bypass gástrico “son su gran eficacia probada durante muchos años y la capacidad del buen control de la diabetes. En cuanto a los riesgos, son actualmente equivalentes a los de cualquier intervención abdominal, con una tasa de complicaciones del 0,5%”.

El doctor Caballero subraya que este tipo de intervención “está recomendada en pacientes obesos con IMC por encima de 35 y los pacientes diabéticos”.

Obesidad Dieta
El redactor recomienda