El nuevo remedio infalible para los problemas gastrointestinales
  1. Bienestar
alto valor nutricional y paliativo

El nuevo remedio infalible para los problemas gastrointestinales

Demostrado: el consumo diario de entre un gramo y tres del alga Chlamydomonas reinhardtii en versión polvo alivia los síntomas del colon irritable

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Con sabor a mar y con múltiples propiedades saludables. Hablamos de las algas. Es un alimento básico de la dieta oriental, mientras que Occidente hace escaso tiempo que ha vuelto su mirada hacia ellas.

La propia Fundación Española de Nutrición reconoce: “Son básicamente plantas marinas. Han sido utilizadas en cosmética y gastronomía desde hace mucho tiempo en países como China, Corea o Japón. Aunque cada tipo de alga difiere de las demás, estas 'verduras del mar' presentan características comunes en cuanto a su composición nutritiva e incluso en relación con su sabor". Son un alimento equilibrado de bajo contenido calórico y con gran contenido en micronutrientes. De hecho, son ricas en sodio, cloro, potasio, fósforo, magnesio, hierro, vitaminas, fibra, proteína y ácidos grasos insaturados.

El llamado síndrome de colon irritable afecta a entre un 10% y un 20% de la población en algún momento de su vida

Y ahora una nueva investigación apunta una novedosa virtud sobre ellas. Concretamente, sobre Chlamydomonas reinhardtii. Se trata de un organismo unicelular verde que crece principalmente en suelos húmedos y ha servido como especie modelo para temas de investigación de biocombustibles a base de algas hasta la evolución de las plantas. Mientras que otras especies de algas se han utilizado como nutracéuticos dietéticos que proporcionan aceites beneficiosos, vitaminas, proteínas, carbohidratos, antioxidantes y fibra, las ventajas de consumir C. reinhardtii no habían sido objeto de estudio hasta ahora.

Colon irritable

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Así, de la mano de Investigadores de la Universidad de California, en San Diego (EEUU), se publica en el 'Journal of Functional Foods' el primer trabajo que ha examinado los efectos de la ingesta de C. reinhardtii. Y, al parecer, mejoran los problemas gastrointestinales asociados con el síndrome del intestino irritable (SII) como la diarrea, los gases y la hinchazón.

Conocido también como el síndrome de colon irritable, afecta a entre un 10% y un 20% de la población en algún momento de su vida. Sus causas no son del todo conocidas y consiste en un trastorno funcional crónico del tubo digestivo.

"La gente ha estado observando estas algas durante décadas, pero este es el primer estudio que demuestra lo que muchos de nosotros sospechamos: son beneficiosas", ha asegurado Stephen Mayfield, principal investigador del nuevo trabajo.

Durante años, los investigadores del laboratorio de Biotecnología de las Algas de Mayfield han estado explorando C. reinhardtii como una fuente rentable y sostenible de productos valiosos a base de plantas, específicamente productos farmacéuticos y biocombustibles. Ahora, trabajando con varios colaboradores, incluidos John Chang, Rob Knight (Centro de Innovación de Microbiomas) y la startup Triton Algae Innovations, con sede en San Diego, han redirigido su atención hacia la investigación de las algas como un aditivo alimenticio nutritivo para mejorar la salud humana.

La biomasa de C. reinhardtii utilizada en el estudio, que fue cultivada por Triton Algae Innovations, fue sometida a rigurosas pruebas de seguridad y fue considerada como segura por la FDA, la agencia de fármacos y alimentos de EEUU, encargada de dar luz verde a los nuevos fármacos.

Los datos preliminares en estudios con ratones demostraron que el consumo de C. reinhardtii redujo significativamente la tasa de pérdida de peso en roedores con colitis aguda, un síntoma que generalmente está relacionado con la inflamación del tracto digestivo.

De uno a tres gramos diarios

A partir de estos resultados, los investigadores se propusieron probar un efecto similar cuando las algas fueron consumidas por 51 voluntarios humanos, incluidos aquellos con y sin síntomas asociados con el SII. Todos tomaron diariamente entre 1 a 3 gramos de biomasa de C. reinhardtii en polvo y reportaron su salud gastrointestinal durante un mes.

placeholder Foto: Pixabay.
Foto: Pixabay.

Los resultados mostraron que los participantes que tenían antecedentes de síntomas gastrointestinales frecuentes informaron de sufrir menos molestias intestinales, diarrea, gases e hinchazón, así como deposiciones más regulares.

"Los beneficios de consumir esta especie de algas fueron inmediatamente obvios al examinar los datos de ratones y humanos que padecían síntomas gastrointestinales", ha aseverado Frank Fields, científico investigador en el laboratorio de Mayfield y coautor del artículo. "Espero que este estudio ayude a desestigmatizar la idea de incorporar algas y productos a base de las mismas en la dieta. Es una fuente fantástica de nutrición y ahora hemos demostrado que esta especie tiene beneficios adicionales para la salud".

Los voluntarios también recibieron kits para recogida de muestras de heces que fueron enviadas al Proyecto American Gut. Una iniciativa lanzada en noviembre de 2012 por Rob Knight con el objetivo de obtener datos masivos sobre la microbiota y su relación con la salud y los estilos de vida.

Los resultados indicaron que la composición del microbioma intestinal se mantuvo diversa, lo cual es típico de las personas más saludables, y que no se produjeron cambios significativos en su composición durante el estudio como resultado del consumo de algas.

Los investigadores dicen que se necesitan muchas más pruebas con grupos más grandes de participantes en periodos de tiempo más largos. En este punto, no tienen claro cómo funcionan las algas para mejorar la salud gastrointestinal. Los científicos creen que los beneficios podrían atribuirse a una molécula bioactiva de las mismas o tal vez a un cambio en la expresión génica de las bacterias intestinales causadas por su consumo.

Aun así, los resultados observados en voluntarios humanos los llevaron a concluir en el documento que "la adición de C. reinhardtii a la dieta no solo agregará valor nutricional, sino que también puede funcionar para aliviar algunos síntomas gastrointestinales de ciertos individuos".

Enfermedades Alimentos Dieta
El redactor recomienda