El increíble beneficio de la grasa marrón que te hará quererla
  1. Bienestar
Nuevo hallazgo

El increíble beneficio de la grasa marrón que te hará quererla

Un nuevo estudio refrenda los beneficios de este tipo de grasa, como la protección frente a enfermedades, lo que podría ser la antesala de nuevos tratamientos contra la obesidad

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Probablemente cada vez que escuches la palabra 'grasa' te venga a la cabeza de todo menos alguna connotación positiva: cartucheras, calorías, curvas o kilos de más… Pues bien, un nuevo hallazgo puede hacer que te cambie la mentalidad y que pidas tener más grasa marrón o parda en tu cuerpo.

Como sabes, en el cuerpo tenemos dos tipos de tejido adiposo: la grasa blanca y la grasa marrón o parda. A diferencia de la primera, la grasa marrón quema energía. Varios estudios científicos lo han demostrado y, de hecho, se sigue investigando para llevar a cabo tratamientos para la obesidad.

Las personas con grasa marrón detectable tienen menos probabilidades de sufrir afecciones cardiacas y metabólicas


Lo que no quedaba claro era si las personas que tenían grandes cantidades de grasa marrón gozan de una mejor salud. Hasta ahora, cuando un nuevo estudio de la Universidad de Rockefeller, publicado en 'Nature Medicine', ha dado con la clave y tiene evidencia de que las personas con grasa marrón detectable tienen menos probabilidades de sufrir afecciones cardiacas y metabólicas (desde la diabetes tipo 2 hasta la enfermedad de las arterias coronarias).

Los resultados de este análisis, que ha contado con 52.000 participantes, pueden ser la antesala de nuevos tratamientos para la obesidad, ya que por primera vez se habla de menor riesgo de desarrollar enfermedades. "Estos hallazgos nos dan más confianza sobre el potencial de apuntar a la grasa marrón para obtener un beneficio terapéutico", explica uno de los principales autores del estudio, Paul Cohen, profesor asistente y médico principal del Hospital de la Universidad Rockefeller.

Protectora de enfermedades

De las 130.000 exploraciones que analizaron los autores del estudio, encontraron grasa parda en un 10% de las personas. Y se demostró cómo estas tenían menos riesgo de desarrollar enfermedades como diabetes o colesterol. Por ejemplo, solo el 4,6% padecía diabetes tipo 2 en comparación con el 9,5% de las personas sin grasa marrón detectable. Y del mismo modo, el 18,9% tenía colesterol anormal, en comparación con el 22,2% en aquellos sin grasa marrón.

Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

Pero, además de estas enfermedades, los investigadores encontraron evidencia de menor riesgo de otras tres afecciones más como la hipertensión, insuficiencia cardiaca congestiva y enfermedad de las arterias coronarias. Algo completamente novedoso.

Además, los autores destacan otro hallazgo que les ha parecido sorprendente y es que la grasa parda puede mitigar los efectos negativos de la obesidad en la salud. Es decir, que a pesar de que la obesidad tiene una relación directa con el desarrollo de las enfermedades, aquellas personas obesas que cuentan con grasa marrón tienen la misma prevalencia de estas afecciones que las personas no obesas. Como si la grasa marrón actuara de escudo protector en contra de lo que hace la grasa blanca.

La quema de calorías y los niveles de glucosa en sangre

Los investigadores no han podido determinar cuáles son los mecanismos que hacen que la grasa marrón tenga estos efectos, pero sí han podido deducir cómo actúa. Se sabe que las células de la grasa parda consumen glucosa para quemar calorías y es posible que esto reduzca los niveles de glucosa en sangre (lo que supone un factor de riesgo para desarrollar diabetes).

"Estamos considerando la posibilidad de que el tejido graso pardo haga más que consumir glucosa y quemar calorías, y quizás realmente participe en la señalización hormonal a otros órganos", asegura Cohen.

Ahora las futuras investigaciones se están centrando en buscar variantes genéticas de las grasas y en explicar por qué algunas personas tienen más grasa marrón que otras, para así poder desarrollar formas de estimular la actividad de esta grasa e innovar en el tratamiento de la obesidad. Si te estás preguntando qué puedes hacer para tener más grasa parda en el cuerpo, de momento no vas a poder tener esa respuesta, es la gran incógnita que siguen estudiando los investigadores.

Grasa
El redactor recomienda