Todos lo que la hormona DHEA puede hacer por tu vida sexual y mucho más
  1. Bienestar
Disfunción eréctil

Todos lo que la hormona DHEA puede hacer por tu vida sexual y mucho más

No es que esté de moda, es que la evidencia científica respalda cada día la necesidad imperiosa de saber nuestros valores en sangre, para 'ajustarlos' en la medida que nos permita llevar una vida más plena en todos los ámbitos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Puede que como lector te preguntes por qué Alimente sigue esta línea de artículos sobre cómo las hormonas influyen en tu vida sexual, y la razón por la que hoy queremos hablaros de la dehidroepiandrosterona, DHEA, es la que te exponemos ahora.

La DHEA es una hormona producida en la glándula suprarrenal y es la hormona esteroidea más abundante en el organismo. Por su medida en los paneles hormonales comprobamos que sus niveles decrecen con los años. Este descenso se relaciona con la aparición de enfermedades asociadas al envejecimiento.

DHEA y la función sexual

El Massachussets Male Aging Study analizó la correlación de 17 hormonas con la disfunción eréctil, encontrando que solo ella tenía una relación negativa (esto es, a menores niveles, mayor disfunción). Esto llevó a estudiar su efecto en esta patología en detalle. Estos trabajos han demostrado que su uso mejora tanto la patología mencionada como la satisfacción en el coito, el deseo sexual y la función orgásmica. Solo con esto ya nos darían ganas de mirarnos los niveles para ver si deberíamos empezar a tomarla, ¿no? No tan rápido, conozcamos un poco más.

DHEA y enfermedad cardiovascular

Puede mejorar todas las manifestaciones del síndrome metabólico incluyendo la obesidad central, dislipemia aterogénica, hipertensión, resistencia a la insulina y el estado protrombótico. Estudios epidemiológicos revelan que a menores niveles de DHEA, más enfermedad coronaria. En el ya mencionado Massachusets Male Aging Study, los hombres en el cuartil inferior de niveles de DHEA tenían la incidencia más alta de cardiopatía isquémica, siendo la diferencia de riesgo entre cuartiles de casi un 50%. En estudios ya intervencionistas, en los que le damos la hormona a los individuos, se han visto los siguientes resultados:

  • Hombres sanos que recibieron 50 mg/8h de DHEA durante 12 días bajaron sus marcadores séricos protrombóticos y su tensión arterial.
  • Un estudio japonés en el que se daban 50 mg al día de DHEA corroboró estos resultados, mostrando además una mejoría del perfil lipídico, la glucosa en sangre y la insulina.
  • En hombres no obesos que recibieron 100 mg al día de DHEA por 6 meses bajó la masa grasa un 6.1% y mejoró la fuerza y los niveles de hormona del crecimiento.
placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

DHEA para huesos y articulaciones

La suplementación incrementa la densidad mineral ósea significativamente en hombres con niveles bajos previos. Varios estudios muestran también un efecto sobre el dolor articular.

DHEA y sistema nervioso central

La DHEA se sintetiza en el cerebro de forma independiente a su secreción por la glándula adrenal, con niveles 6-8 veces superiores a los que presenta en sangre. La evidencia que apoya su suplementación en enfermedades neurológicas como el alzhéimer, demencia, depresión, ansiedad y esquizofrenia se acumula. Tiene un papel modulador en la respuesta al estrés, la memoria y el control del sueño. Los pacientes con enfermedad de Alzheimer tienen niveles de DHEA significativamente más bajos que individuos de las mismas características, pero que no sufren la enfermedad. En varios estudios, la puntuación en escalas de depresión, ansiedad y ánimo ha mostrado mejoría al suplementar con DHEA.

DHEA y la función inmune

Los estudios clínicos y de laboratorio indican que la DHEA tiene un importante impacto en la función inmunológica; aumenta la IGF-1, el número de monocitos, células NK y células B, y activa la función de las células T. Ha mostrado efectos beneficiosos en el manejo de enfermedades autoinmunes como la colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn y lupus eritematoso sistémico, donde el tratamiento con 200 mg diarios de DHEA está considerado como establecido.

Como veis, es una hormona con efectos increíbles. Hablando de la esfera sexual, como corresponde a este artículo y en la línea del previo, no solo mejora la erección, la función y la satisfacción sexual, sino que mejora esas otras cosas fundamentales para tener una vida sexual óptima como el estado de ánimo, la tolerancia al estrés y la composición corporal con mayor músculo y menos grasa. Y además mejora nuestra inmunidad, fortalece nuestros huesos y resulta beneficiosa para nuestros parámetros de riesgo cardiovascular, con lo que nos puede hacer vivir más años.

Nosotros en Neolife apostamos por la prescripción de esta hormona siempre que es necesario y en la dosis exacta, consiguiendo unos resultados tanto analíticos como de percepción de mejora en todos los ámbitos de los que hemos hablado, disminuyendo los síntomas o incluso revirtiéndolos y previniendo enfermedades. Más años disfrutando de la vida con salud… Y una buena sexualidad.

El Dr. Alfonso Galán es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid. Tiene experiencia en servicios de urgencias, patología muscoloesquelética, tratamiento regenerativo y medicina laboral. Adicionalmente se ha formado en el diagnóstico y tratamiento de lesiones deportivas y ecografías musculoesqueléticas. En Estados Unidos ha recibido formación en Age Management Medicine. Es miembro del equipo médico de Neolife Marbella.

El redactor recomienda