Toda la verdad que encierra el consumo saludable de una manzana al día
  1. Bienestar
KEEPS THE DOCTOR AWAY?

Toda la verdad que encierra el consumo saludable de una manzana al día

¿Sabías que las manzanas eran objetos eróticos y símbolos del deseo sexual? Esta fruta se ha relacionado metafóricamente con la sexualidad de Adán y Eva

Foto: Foto: Unsplash/@dylan_nolte.
Foto: Unsplash/@dylan_nolte.

"Vio, pues, la mujer que el árbol era bueno al gusto y hermoso a la vista y deseable para alcanzar por él la sabiduría, y tomó de su fruto y comió, y dio de él también a su marido, que también con ella comió (Gen 3, 6)". El Génesis alude a la fruta prohibida, pero no habla de la manzana.

En la Grecia antigua, la palabra 'manzana' significa también 'seno'. Las manzanas eran objetos eróticos y símbolos del deseo sexual ,de ahí que, probablemente, se relacionen con Eva.

Según el refrán inglés, 'an apple a day, keeps the doctor away', que traducido sería: 'Una manzana al día mantiene alejado al médico'. Pero ¿qué hay de cierto en esta afirmación? Varios estudios científicos intentan determinar si comer manzanas en particular puede tener un impacto positivo sobre nuestra salud.

Los flavonoides son importantes por sus propiedades antioxidantes, antitrombóticas y se está estudiando si también anticancerosas


La evidencia respalda en determinados casos el dicho anteriormente citado, según concluye un estudio llevado a cabo en Estados Unidos a través de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición 2007-2008 y 2009-2010, del que sí que se desprende, en cambio, que quienes consumen una pieza de esta fruta diariamente consumen menos medicamentos recetados.

placeholder Foto: Unsplash/@twinsfisch.
Foto: Unsplash/@twinsfisch.


No en vano, la manzana tiene un alto contenido de pectina, una molécula que actúa como agente gelificante, lo que ayuda a controlar, aunque suene contradictorio, tanto la diarrea como el estreñimiento al añadir volumen a las heces y a la vez absorber líquido.

Es rica en unos compuestos fitoquímicos (que solo se encuentran en plantas) llamados flavonoides. Estos son importantes por sus propiedades antioxidantes, antitrombóticas y se está estudiando si también anticancerosas. Y al no tener mucho contenido nutricional o energético, es un excelente saciante.

Inhibe el crecimiento de las células cancerosas

Las manzanas tienen muchos nutrientes: fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes, y se han asociado con varios beneficios para la salud, que incluyen un mejor estado del corazón y un riesgo reducido de ciertos tipos de cáncer.

Concretamente, la manzana tiene un efecto directo en los inhibidores del crecimiento en varios tipos de células cancerosas. La revisión llevada a cabo por Shih-Hsin Tu, Li-Ching Chen y Yuan-Soon Ho tenía como objeto actualizar y discutir los hallazgos clave de los estudios sobre la manzana y sus biocompuestos, con un enfoque especial en su función contra el cáncer.

Varias investigaciones hacen hincapié en que su consumo está asociado a un menor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, colorrectal, estómago, cavidad oral y esófago


Los autores explican que “varios estudios han propuesto que la manzana y sus extractos exhiben una variedad de funciones biológicas que pueden contribuir a los beneficios para la salud, incluidos los efectos contra los trastornos cardiacos y vasculares crónicos, la disfunción respiratoria y pulmonar, la diabetes, la obesidad y el cáncer”.

Varias investigaciones hacen hincapié en el consumo de una mayor cantidad de manzanas asociado a un menor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, colorrectal, estómago, cavidad oral y esófago, aunque los recientes estudios intentan determinar si pueden estar involucrados otros factores.

placeholder Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.


Asimismo, la manzana es rica en flavonoides y, por tanto, mejora la función endotelial en personas con riesgo de enfermedad cardiovascular, según se concluye tras un ensayo clínico cruzado aleatorizado y controlado, en el que los 30 participantes ingirieron durante cuatro semanas manzana con piel (manzana con alto contenido de flavonoides, HFA) y se comparó con la ingesta de pulpa de manzana (manzana con bajo contenido de flavonoides, LFA).

Además, según otro estudio publicado en 'Agric Food Chem', los fitoquímicos de la cáscara de manzana tienen potentes actividades antioxidantes y antiproliferativas. Y otros tantos trabajos concluyen sobre sus beneficios en la consecución de pérdida de peso al promover la sensación de saciedad por su contenido en fibra; en la mejora la salud de los huesos; la promoción de la función cerebral y el retraso de los signos del envejecimiento; un menor riesgo de asma o la reducción del riesgo de diabetes tipo 2.

¿Una manzana? ¡Salud!

El redactor recomienda