El otro efecto colateral del covid-19 y sus consecuencias
  1. Bienestar
Durante la pandemia

El otro efecto colateral del covid-19 y sus consecuencias

La actividad física disminuyó un 35% en los primeros meses de encierro y España está en el 'top ten' de países europeos con más sedentarismo. Hay que hacer ejercicio en casa

placeholder Foto: Foto: Unsplash/@molliesivaram.
Foto: Unsplash/@molliesivaram.

España tiene puesto fijo en la lista de los países europeos con más sedentarismo entre los adultos. Según datos de la European Heart Network, el 42% de los mayores de 18 años no lleva a cabo ningún tipo de actividad física durante la semana. Estas cifras llaman bastante la atención, sobre todo si las comparamos con Suecia, que se sitúa en un 6%, o Finlandia, en un 7%.

Y si estas cifras, que hablan de la baja predisposición de los españoles a hacer algo de ejercicio, se daban antes de la pandemia, podemos imaginar cuáles han sido las consecuencias tras un largo confinamiento.

Los expertos alertan de que el sedentarismo podría aumentar las muertes hasta 1,7 millones


Por inactividad física se entiende aquella que no sigue las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud, que recomienda para adultos de entre 18 y 64 años una media de “150 minutos semanales de actividad aeróbica de intensidad moderada o 75 minutos de actividad de intensidad vigorosa a la semana, o el equivalente de la combinación de ambos, en periodos de al menos 10 minutos seguidos de duración”.

El sedentarismo en España le cuesta al sistema sanitario unos 7.400 millones de euros, casi el 10% de todo el presupuesto público dedicado al sector, según la Federación de Instalaciones Deportivas (Fneid), la patronal del sector de empresarios de centros deportivos y gimnasios de España.

Pero ya no estamos hablando de coste económico, sino de salud. En el 'Informe sobre la inactividad física y el sedentarismo en la población adulta española', de la Fundación España Activa, se revela que en nuestro país un 13,4% de todas las muertes son atribuibles a la inactividad física. Esto supone más de 52.000 muertes al año como consecuencia de esta.

La pandemia potencia el sedentarismo

placeholder Foto: Unsplash/@a_d_s_w.
Foto: Unsplash/@a_d_s_w.


El teletrabajo, el confinamiento y la limitación del ocio están haciendo que muchos tengan la excusa perfecta para pasar más tiempo en el sofá. La actividad física disminuyó un 35% en los primeros meses de encierro y hubo un aumento del 28,6% de la conducta sedentaria (se pasó de estar sentado una media de cinco horas a ocho), según una encuesta a 1.000 participantes que se llevó a cabo a nivel internacional por 35 instituciones diferentes.

Además, en esta encuesta se alerta de que el consumo de alimentos y los patrones alimentarios (es decir, el tipo de comida, el aumento del picoteo entre horas, los refrescos entre comidas, la cantidad de comidas al día) fueron más insalubres durante el confinamiento, y solo disminuyó significativamente el consumo 'excesivo' de alcohol.

Sabemos que el sedentarismo es perjudicial para la salud, pero no teníamos datos hasta ahora, cuando un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de São Paulo (UNESP), en Brasil, ha analizado el coste en la salud que puede tener esta falta de ejercicio físico durante el confinamiento en una revisión publicada en 'Frontiers in Endocrinology'.

En este sentido, han llegado a la conclusión de que es “urgente” recomendar a la sociedad hacer ejercicio, aunque sea en casa, ya que creen que podría haber un aumento anual de más de 11,1 millones de nuevos casos de diabetes tipo 2 y de más de 1,7 millones de muertes.

"Nuestro artículo sirve como una advertencia sobre las consecuencias dañinas de estas tendencias", asegura el profesor Emmanuel Gomes Ciolac, investigador principal del estudio. ¿Servirán estas predicciones como empuje para cambiar nuestro estilo de vida?

Pandemia Salud La salud del deporte Salud mental
El redactor recomienda