¿Hemos domesticado la gripe? Los expertos no saben cuándo ni cómo volverá a aparecer
  1. Bienestar
la estadística más baja de la historia

¿Hemos domesticado la gripe? Los expertos no saben cuándo ni cómo volverá a aparecer

Los cambios de comportamiento por la llegada del coronavirus han tenido una consecuencia añadida: los casos de gripe se pueden contabilizar con los dedos de la manos

placeholder Foto: Los casos de gripe están siendo residuales en 2021. (Pixabay)
Los casos de gripe están siendo residuales en 2021. (Pixabay)

La llegada del coronavirus a nuestras vidas ha modificado diametralmente nuestros hábitos, nuestra forma de relacionarnos e, incluso, nuestra manera de interpretar el mundo, pero no somos los únicos que hemos cambiado: los virus también lo han hecho. En plena época de gripe, buena parte del planeta está atravesando el invierno con escasos casos contabilizados, lo que sugiere que podríamos estar acabando con esta enfermedad tan común. Pero ¿qué hay de cierto en ello?

Según informa el Sistema de Vigilancia de Gripe en España (SVGE), hasta el 31 de enero de 2021 tan solo se han documentado seis casos de la gripe en la temporada 2020-2021 en toda España. O, lo que es lo mismo, la cantidad de personas afectadas por uno de los virus respiratorios más comunes es prácticamente residual, lo que nos podría hacer pensar que estamos acabando con la gripe de manera definitiva. Sin embargo, los expertos no están de acuerdo con esta afirmación.

Foto: Foto: Unsplash/@itsdavo.

Desde que tenemos datos, esta es la temporada de gripe con menos casos de toda la historia, lo que es una buena noticia en el contexto pandémico en el que nos encontramos. Si la gripe siguiera campando a sus anchas como era habitual, el número de enfermos, camas de hospital y recursos médicos que deberíamos de derivar para contrarrestar el virus complicaría aún más la situación actual del covid-19. Pero la falta de datos al respecto también puede suponer un problema.

Tal y como explica 'The Atlantic', la principal preocupación de los expertos radica precisamente en la falta de casos. Los epidemiólogos están de acuerdo en que es muy probable que la gripe no haya desaparecido, sino que simplemente se haya enmascarado gracias a las medidas anticontagio del covid-19 —lavado de manos, distancia social y uso de mascarilla—, pero eso también supone que el virus podría estar mutando y no tenemos ningún dato con el que gestionar la pertinente vacuna.

La gripe es uno de los virus respiratorios que más cambia y esta temporada nos falta toda la información para saber qué ha modificado y cómo nos afectará en próximas fechas: "Sin casos de gripe para estudiar, los investigadores se han visto privados de datos cruciales para desarrollar vacunas y pronosticar el próximo brote. Los virus de la influenza no se han extinguido. Están temporalmente escondidos. Y nadie está seguro de cuándo o cómo regresarán", explica el medio.

placeholder Foto: Pixabay.
Foto: Pixabay.

Los expertos saben que el próximo brote es inevitable, pero se desconoce cómo nos afectará. No sabemos si alguna de las cepas existentes habrá desaparecido para siempre, pero con casi total seguridad habrá mutado una nueva de la que no tenemos conocimiento. O qué ocurrirá con los más pequeños, que sin contacto social no se han inmunizado con estas enfermedades; o aquellas personas sin una vacuna recordatorio cuyo sistema inmonológico podría haber 'olvidado' el virus.

"Puede que todavía no estemos fuera de peligro", afirma a 'The Atlantic' Shweta Bansal, experta en enfermedades de la Universidad de Georgetown, quien avisa de que si ciertos comportamientos sociales cambian en el verano, "podría ocurrir un brote fuera de temporada". "La susceptibilidad está aumentando en la población, por lo que las personas con inmunidad reducida o nula son combustible para la gripe. Cuanto más combustible haya disponible, más fácil será que ocurra un brote", explica.

Con casi total seguridad, a pesar de que tengamos la sensación de que hemos domesticado la gripe, es bastante probable que solo se encuentre en estado latente gracias a los cambios de comportamiento que hemos llevado a cabo en las últimas fechas. Cómo nos afectará, cuándo y en qué medida es algo que solo sabremos con el paso del tiempo, cuando la 'normalidad' regrese a nuestras vidas. Eso sí, mientras tanto, los casos del virus respiratorio más habitual seguirán siendo residuales.

Enfermedades Coronavirus
El redactor recomienda