¿Es completamente seguro utilizar lentillas en tiempos de covid-19?
  1. Bienestar
Salud ocular

¿Es completamente seguro utilizar lentillas en tiempos de covid-19?

Los ojos también son una vía de entrada del coronavirus al organismo y muchas personas se protegen con pantallas y gafas. Esto hace temer que utilizar lentes de contacto acarree problemas oculares. La clave está en la higiene

placeholder Foto: Foto: Unsplash/@hubblecontacts.
Foto: Unsplash/@hubblecontacts.

Desde hace un año, no hemos dejado de aprender sobre cómo actuar frente al SARS-CoV-2. Lo que hemos ido conociendo ha pasado de ser a fuerza de ‘prueba y error’ durante los primeros meses: los síntomas, los tratamientos, su prevención, etc. Todos los días, los científicos han revelado nuevos hallazgos y lo que parece claro es que no hay órgano ni parte del cuerpo donde no deje huella de su paso. Aun así, todavía quedan en el aire muchas dudas.

Entre esas incógnitas e inquietudes se encuentra lo relacionado con el uso de gafas y lentillas. Al principio de la pandemia, se aconsejó lavar las gafas al regresar de la calle y muchas personas dudaban sobre si era seguro utilizar lentes de contacto. Una encuesta publicada en la revista británica 'Contact Lens and Anterior Eye' revela que hasta el 38% de los usuarios ha dejado de utilizar lentillas durante la pandemia.

Esta misma revista difundió en las primeras semanas de la pandemia un artículo, liderado por Lyndon Jones, director del Centre for Ocular Research & Education (CORE), en la Universidad de Waterloo, que profundizaba en múltiples aspectos de la salud ocular, con un énfasis particular en el uso seguro de lentes de contacto. La conclusión era clara: "Las lentes de contacto siguen siendo una forma perfectamente aceptable de corrección de la visión durante la pandemia de coronavirus, siempre y cuando las personas observen una buena higiene de las manos y sigan las instrucciones apropiadas de uso y cuidado", confirma Jones.

placeholder Foto: Unsplash/@hubblercontacts.
Foto: Unsplash/@hubblercontacts.

Basándose en la evidencia científica disponible entonces, el artículo enumeraba cinco consejos para difundir entre profesionales y usuarios:

  1. No hay evidencia de que los usuarios de lentes de contacto tengan un mayor riesgo de contraer covid-19 en comparación con los usuarios de gafas.
  2. Los buenos hábitos de higiene son fundamentales. Es esencial lavarse y secarse bien las manos, así como usar y cuidar adecuadamente las lentes de contacto, garantizar una buena higiene de la carcasa de las lentes de contacto y limpiar regularmente las gafas con agua y jabón.
  3. Las gafas normales no protegen contra el covid-19.
  4. Sea portador de lentes de contacto, gafas o no tenga corrección visual, no debe tocarse la nariz, la boca o los ojos con las manos sin lavar, tal como insiste la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  5. Los enfermos de covid-19 deben dejar de usar lentes de contacto temporalmente y utilizar gafas. Se puede reanudar el empleo de lentillas después de superar la infección y con lentes y estuches nuevos y con el consejo del óptico u oftalmólogo.

Consejos para España

Entonces, ¿por qué más de un tercio de los usuarios de lentillas han dejado de utilizarlas? Según la encuesta, la razón principal es que al salir menos a la calle, prefieren las gafas si se van a quedar en su casa.

Sin embargo, sabemos que las recomendaciones de salud no coinciden en todos los países (y esto ha quedado de manifiesto de una forma especial en esta crisis, en la que la piedra angular del control de la pandemia son las restricciones de movilidad y contacto social, pero cada estado -y cada región- las aplica con unos criterios propios). Por eso, y para conocer qué aconsejan los especialistas españoles, Alimente ha consultado con Luis Fernández-Vega, catedrático de Oftalmología de la Universidad de Oviedo y director médico del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega.

placeholder Luis Fernández-Vega.
Luis Fernández-Vega.

¿Se pueden usar lentillas? “Las evidencias disponibles hasta la fecha sobre dejar de usar lentes de contacto son mínimas, pero sí que hay que extremar la higiene de manos”, explica el especialista, una respuesta en la línea de las indicaciones de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos y que revela que el riesgo es el de la contaminación, que no el de infectarse por el virus.

Para evitar contaminaciones se aconseja usar lentillas desechables. Las normales exigen seguir un estricto protocolo de limpieza

La higiene de las manos es, junto con el uso de la mascarilla, el mantra para protegerse frente al coronavirus, y por eso lavar las gafas con agua y jabón fue uno de los mensajes que se dieron al inicio de la pandemia. Pero las lentillas no admiten el mismo tratamiento, de ahí que el profesor Fernández-Vega insista en la necesidad de extremar las medidas de higiene de las lentes de contacto: “A la hora de manipularlas, tanto para ponerlas como para quitarlas, es fundamental hacer un lavado previo y posterior de manos, una acción que debe realizarse siempre y más ahora, para no contaminar las lentes pero también para evitar contaminarse con ellas”.

Una de las opciones es “utilizar lentes desechables”, dice el oftalmólogo. En el caso de optar por seguir con las lentillas habituales, es necesario seguir de manera minuciosa el siguiente protocolo: “Lavarse las manos antes y después de manipular las lentes, limpiarlas con frote mecánico y un limpiador adecuado, enjuagarlas con una solución salina estéril, desinfectarlas con peróxido de hidrógeno al 3% y dejarlas durante 6 horas en el estuche y en el desinfectante. Después se incluirá en ese mismo recipiente una pastilla para la neutralización y las lentes se podrán usar una hora después de esto. Enjuagar con una solución salina antes de insertar la lente en el ojo y lavarse las manos antes y después de colocarla”.

Señales visibles

Hasta aquí si el portador de lentillas no presenta ningún síntoma de la infección, porque “si aparecen signos o síntomas locales a nivel ocular o generales (fiebre, tos seca y malestar general), deberá dejar de usar sus lentes de contacto y sustituirlas por unas gafas”, subraya.

Una vez superada la enfermedad, la duda es si quedarán secuelas en los ojos y si se puede volver a emplear lentillas. Según los informes que maneja la Asociación Americana de Oftalmología sobre el covid y los ojos, en algunos casos (alrededor del 1%) puede causar una conjuntivitis vírica. También se sabe que la película lagrimal es uno de los reservorios del cuerpo humano donde se acumula mayor carga viral. Un reciente trabajo destaca que las manifestaciones oculares (conjuntivitis, edema de párpados u ojos rojos) son habituales en los pacientes -ambulatorios y hospitalizados- de covid-19.

placeholder Foto: Unsplash/@jesuskiteque.
Foto: Unsplash/@jesuskiteque.

Luis Fernández-Vega hace hincapié en que “las evidencias disponibles hasta la fecha no conducen a que las personas sanas deban evitar el uso de lentes de contacto ni tampoco que tengan más riesgo de infectarse que quienes utilizan gafas”. Además, tampoco existen conclusiones que sugieran una correlación entre las lentes de contacto y la propagación de este coronavirus.

Sin embargo, sí se sabe que el SARS-CoV-2 puede aislarse en la lágrima y en la conjuntiva, y transmitirse por estas. Por ello, un equipo de oftalmólogos españoles ha difundido, a través de la revista 'Acta Ophthalmologica', una serie de recomendaciones para la atención a los pacientes, y viceversa.

Entonces, ¿es seguro utilizar lentillas en estos momentos? Sí, pero hay que extremar la higiene de manos y de estuches para minimizar el riesgo de contaminación.

Coronavirus Enfermedades
El redactor recomienda