Tres grandes nuevos estudios muestran este efecto beneficioso que aporta el café
  1. Bienestar
Protección cardiovascular

Tres grandes nuevos estudios muestran este efecto beneficioso que aporta el café

Llegan nuevas evidencias de que el consumo de dos tazas al día con cafeína reduce el riesgo de insuficiencia cardiaca, una de las principales causas de muerte por el corazón. Nos responde el autor principal de la investigación

Foto: Foto: Unsplash/@novoword.
Foto: Unsplash/@novoword.

No es la primera vez que Alimente se hace eco de trabajos sobre las virtudes del consumo diario de café. Sabemos por ello que es bueno para unas cosas y malo para otras. Por ejemplo, los hipertensos deberían abstenerse, mientras que no sucede lo mismo en aquellos con problemas inflamatorios. La lista se amplía a los afectados por enfermedad renal crónica (ERC), que además está asociada a mayor riesgo de deterioro cognitivo, anemia crónica, muerte por sepsis, así como enfermedad cardiovascular.

"El café con cafeína es seguro para el corazón e incluso puede estar asociado con tasas más bajas de ciertos tipos de enfermedades cardiacas"


Y no solo. La bebida preferida en el mundo occidental, por detrás del agua (en las últimas casi cuatro décadas su ingesta ha aumentado en un 35% llegando a casi 10.000 millones de kilos al año), protege del alzhéimer y el párkinson.

En esta ocasión, gracias a un estudio de 'Circulation: Heart Failure', una revista de la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA, de sus siglas en inglés), sabemos que la información importante de tres estudios grandes, y bien conocidos sobre enfermedades cardiacas, apunta a que beber una o más tazas de café con cafeína puede reducir el riesgo de insuficiencia cardiaca.

Los casos

La enfermedad de las arterias coronarias, la insuficiencia cardiaca y el accidente cerebrovascular se encuentran entre las principales causas de muerte por enfermedad del corazón en los EEUU. Dentro de nuestras fronteras, y según la Sociedad Española de Cardiología (SEC), la insuficiencia cardiaca afecta al 2,7% de la población mayor de 45 años, así como al 8,8% de los mayores de 74.

Además, es la primera causa de hospitalización por encima de los 65 años y representa entre el 2 y el 3% del gasto sanitario español. En menos de seis años, el número de unidades especializadas para esta patología ha aumentado en un 42% en todo el territorio nacional.

En declaraciones a Alimente, David P. Kao, autor principal del estudio, profesor asistente de cardiología y director médico del Centro de Medicina Personalizada de la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado en Aurora (EEUU), destaca: “Las implicaciones principales de nuestro estudio son que el café con cafeína al menos es seguro para el corazón e incluso puede estar asociado con tasas más bajas de ciertos tipos de enfermedades cardiacas; en este caso, la insuficiencia cardiaca".

placeholder Foto: Unsplash/@thepaintedsquare.
Foto: Unsplash/@thepaintedsquare.


E insiste: “No hemos podido decir con certeza las causas concretas del aparente beneficio del café con cafeína. Se ha observado que esta aumenta ligeramente la función de bombeo del corazón y estimula una pequeña cantidad de liberación de hormonas como la adrenalina. El análisis limitado que pudimos hacer con otras fuentes de cafeína (por ejemplo, té) también sugirió un beneficio potencial similar, pero no pudimos estudiarlo con tanto detalle. La conclusión es que no hemos podido decir con certeza por qué la cafeína podría ser útil, pero vale la pena seguir investigando a tenor de estos resultados”.

En este sentido, la dietista Cristina Herrero señala a este diario que "el café, además de cafeína, contiene otras sustancias como son los polifenoles. La presencia de estos compuestos tiene un efecto cardioprotector". Estos poseen, entre otros, un efecto vasodilatador, antiinflamatorio, protegiéndonos de la oxidación celular y del daño de los radicales libres, como demuestra una investigación reciente publicada por científicos españoles en 'Journal of Agricultural and Food Chemistry'.

Factores de riesgo

Recuerda el investigador Kao que “si bien el tabaquismo, la edad y la presión arterial alta se encuentran entre los factores de riesgo de enfermedad cardiaca más conocidos, siguen existiendo otros determinantes no identificados que la causan”.

"Los riesgos y beneficios de beber café han sido temas de interés científico continuo debido a la popularidad y frecuencia del consumo en todo el mundo", asevera Linda Van Horn, profesora y jefa de la División de Nutrición del Departamento de Medicina Preventiva de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern, en Chicago, y miembro del Comité de Nutrición de la Asociación Estadounidense del Corazón.

"Los estudios que informan de asociaciones positivas siguen siendo relativamente limitados debido a las inconsistencias en la evaluación de la dieta y las metodologías analíticas, así como los problemas inherentes con la ingesta dietética autoinformada", determina.

Los tres ensayos

Kao y sus colegas utilizaron el aprendizaje automático a través de la Plataforma de Medicina de Precisión de la Asociación Estadounidense del Corazón para examinar los datos de la cohorte original del 'Estudio del corazón de Framingham' y los compararon con los datos del 'Estudio de riesgo de aterosclerosis en las comunidades' y el 'Estudio de salud cardiovascular' para ayudar a confirmar sus hallazgos.

Cada estudio incluyó al menos 10 años de seguimiento y, en conjunto, los trabajos proporcionaron información sobre más de 21.000 participantes adultos estadounidenses.

"Cada estudio incluyó 0 años de seguimiento y los trabajos proporcionaron información sobre más de 21.000 participantes adultos estadounidenses"


Para analizar los resultados de beber café con cafeína, los investigadores clasificaron el consumo como 0 tazas por día; 1, 2 o 3 a diario. En los tres estudios, la ingesta fue autoinformada y no se dispuso de una unidad de medida estándar.

Revelaciones del estudio

  • En los tres trabajos, las personas que informaron haber bebido una o más tazas de café con cafeína tenían un riesgo asociado disminuido de insuficiencia cardiaca a largo plazo.
  • En los estudios de Framingham Heart and Cardiovascular Health, el riesgo de insuficiencia cardiaca en el transcurso de décadas disminuyó entre un 5 y un 12% por taza por día de café, en comparación con el no consumo de café.
  • En cuanto al de riesgo de aterosclerosis o el de insuficiencia cardiaca no cambió entre 0 a 1 taza de café al día; sin embargo, fue aproximadamente un 30% menor en las personas que bebieron al menos 2 tazas al día.
  • Beber la versión descafeinada pareció tener un efecto opuesto sobre el riesgo de insuficiencia cardiaca, lo que aumentó significativamente el riesgo de la enfermedad en el Framingham Heart Study. Sin embargo, en el 'Estudio de salud cardiovascular', no hubo un aumento o disminución en las probabilidades de padecer la insuficiencia. Cuando los investigadores examinaron esto más a fondo, encontraron que el consumo de cafeína de cualquier fuente parecía estar asociado con una disminución del riesgo de la patología mencionada y ella era al menos parte de la razón del aparente beneficio de beber más café.

"La asociación entre la cafeína y la reducción del riesgo de insuficiencia cardiaca fue sorprendente. La población general suele considerar que ambos son 'malos' para el corazón porque las personas los relacionan con palpitaciones, presión arterial alta, etc. La relación constante entre el aumento de consumo de cafeína y la disminución del riesgo de insuficiencia cardiaca cambian esa suposición", asevera Kao.

"Sin embargo, todavía no hay suficiente evidencia clara para recomendar aumentar el consumo de la bebida con este fin con la misma fuerza y ​​certeza que dejar de fumar, perder peso o hacer ejercicio", prosigue.

"Si bien no se puede probar la causalidad, es intrigante que estos tres estudios sugieran que beber café está asociado con un menor riesgo de insuficiencia cardiaca y que puede ser parte de un patrón dietético saludable si se consume solo, sin azúcar agregada y productos lácteos ricos en grasas como crema", corrobora Penny M. Kris-Etherton, expresidenta del Comité de Liderazgo del Consejo de Salud Cardiometabólica y Estilo de Vida de la AHA.

Patrón dietético para el corazón

"La conclusión: disfruta del café con moderación como parte de un patrón dietético general saludable para el corazón que cumpla con las recomendaciones de frutas y verduras, cereales integrales, bajo contenido de grasa o sin grasa, productos lácteos, y que además sea bajo en sodio, grasas saturadas y azúcares añadidos. Asimismo, es importante tener en cuenta que la cafeína es un estimulante y que consumir demasiada puede ser problemático, lo que causa nerviosismo y problemas para dormir", apostilla.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Cristina Herrero recuerda que "determinar cuánta cafeína tiene una taza de café es complicado porque va a depender de la calidad del grano, de su variedad, del tipo de elaboración y hasta de la cantidad de agua que tenga (si nos gusta más o menos concentrado). Por ejemplo, si hablamos de una taza grande de café, de unos 240 ml, puede contener entre 100 y 200 mg de cafeína. Un expreso, de unos 30 ml, puede llevar entre 40 y 75 mg de cafeína. Teniendo en cuenta lo anterior, la EFSA considera que dosis de 200 mg de cafeína (unos 3mg/kg peso corporal para un adulto) y llegando hasta un consumo habitual de 400 mg de cafeína al día no suponen riesgo alguno".

Y concluye: "En mujeres gestantes y lactantes su consumo se limita a 200 mg de cafeína sin riesgo para el bebé. Para niños y adolescentes, la información de la que se dispone es insuficiente para establecer una ingesta de cafeína segura. No se recomienda, por tanto, para este grupo de población. Por otro lado, también hay que tener en cuenta la sensibilidad o tolerancia individual hacia las sustancias que están presentes en el café y su efecto en nuestro organismo. Si nos sobrepasamos podemos tener ciertos síntomas como dificultad para dormir, dolor de estómago, irritabilidad, ansiedad… Que hay que prestar atención".

Café Salud
El redactor recomienda