Las comidas que debes tomar para combatir la ansiedad
  1. Bienestar
Los espárragos pueden ayudar

Las comidas que debes tomar para combatir la ansiedad

Es un problema que afecta cada vez a más personas, sobre todo en momentos de pandemia. Sin embargo, nuestra dieta puede ayudarnos a combatirla si incluimos antioxidantes, omega 3 y minerales como el magnesio y el zinc

placeholder Foto: Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

La dieta no solo tiene consecuencias en los niveles de triglicéridos o el diámetro de nuestra cintura. De hecho, parece que la sombra de una mala dieta es ‘alargada’, a juzgar por los resultados de un estudio que asegura que puede tener incluso repercusiones en nuestros nervios, con la irrupción de la temida ansiedad, mucho más frecuente a raíz de la llegada del covid-19.

Una investigación, realizada por la Universidad de Aberdeen (Reino Unido), muestra que las personas que padecen estos trastornos del estado de ánimo suelen seguir una dieta de baja calidad con pocas frutas y verduras, pero con abundancia de grasas y azúcares. Dicho estudio, que fue publicado en el 'Journal of Endocrinology', corrobora la vieja máxima romana conocida por todos -'mens sana in corpore sano'- pues es evidente que una dieta saludable trasciende a la misma mente. Según aseguran los autores del estudio, cada vez se presta más atención a la alimentación incluso para tratar trastornos del comportamiento como el déficit de atención, donde se aconseja que los niños tengan una ingesta baja en azúcar y alta en ácidos grasos.

Las personas que más padecen ansiedad son aquellas que comen pocas frutas y verduras

Conviene recordar que solo en Estados Unidos, el 18% de la población padece ansiedad, convirtiéndose en uno de los desórdenes mentales más comunes. Nuestro país sigue al dedillo el ejemplo estadounidense, pues nueve de cada diez personas reconocen haber padecido estrés en el último año, como advierte el documento 'Percepción y hábitos de la población española en torno al estrés', elaborado por laboratorios Cinfa y avalado por la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS). Por lo tanto, no hay que perder detalle de lo que sigue, para así ganarle la partida a la enfermedad desde la mesa.

Los imprescindibles

-Podemos atajar un cuadro de ansiedad abandonando este tipo de alimentación e introduciendo productos como los ácidos grasos poliinsaturados omega 3. “Estas sustancias pueden ser una alternativa prometedora y un tratamiento complementario con un gran perfil de seguridad", asegura el Dr. Kuan-Pin Su, profesor de medicina en la China Medical University de Taichung (Taiwan) y autor de un estudio sobre el tema. Por lo tanto, es posible combatir los síntomas desde la cocina apostando por la preparación de alimentos tan nuestros como las sardinas, los boquerones y el salmón, muy típico de las dietas del norte de Europa y que ya hemos asimilado en la mediterránea. Los vegetarianos pueden hacerse con una ración de omega 3 gracias a las nueces, los aguacates, las semillas de lino o los cacahuetes, entre otros.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

-Una dieta baja en magnesio también puede convertirse en el entorno nutricional ideal para el desarrollo de la ansiedad. Así lo exponen en un artículo de la publicación 'Harvard Medical School', que anima a incorporar alimentos ricos en este mineral a nuestra dieta. Las verduras de hoja verde como la espinaca y la acelga suiza; las legumbres, las nueces, las semillas y los granos enteros constituyen excelentes fuentes de magnesio. El cacao también nos depara una agradable sorpresa, pues aporta una buena cantidad de este mineral tan básico para nuestro bienestar.

-El zinc es otro mineral que conviene incorporar, a la luz de los resultados de un estudio. Las ostras, los anacardos, el hígado, la carne de res y las yemas de huevo se han relacionado con la disminución de la ansiedad gracias a su aporte de este mineral.

-Los espárragos, según un estudio elaborado por varios organismos chinos, pueden ayudarnos a atenuar los síntomas de la ansiedad. Los resultados de la investigación han servido para que el Gobierno chino apruebe el uso de un extracto de espárrago como ingrediente natural de otros productos debido a sus propiedades contra la ansiedad. De hecho, China es el mayor productor de espárragos del mundo. Seguramente, aunque no os hayáis fijado, los espárragos en conserva son oriundos de este país. Además, en él encontramos el cotizado glutatión, un compuesto de tres aminoácidos que ayuda a reducir el estrés oxidativo.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

-Otro estudio, publicado en la revista 'Psychiatry Research', descubrió un vínculo entre los alimentos probióticos y la disminución de la ansiedad social. Por lo tanto, podemos luchar contra este problema con la sabrosa munición que nos proporcionan alimentos ricos en probióticos como los pepinillos, el chucrut y el kéfir.

-Los antioxidantes que hallamos en las frutas y verduras son de por sí una manera de protegernos de la ansiedad dado que, como mencionábamos al inicio del artículo, se ha establecido una relación entre un aporte bajo de frutas y verduras y la irrupción de este trastorno. Por lo tanto, haríamos bien en pertrechar nuestra cocina con las mejores frutas de temporada y amenizar las comidas con ensaladas con un chorro de aceite de oliva, que también nos suministra una pequeña cantidad de omega 3.

Dieta Verduras Azúcar
El redactor recomienda