Estos son los grandes beneficios de reducir mucho la sal de la dieta
  1. Bienestar
Último estudio

Estos son los grandes beneficios de reducir mucho la sal de la dieta

Una nueva investigación constata las ventajas del programa de reducción de sodio de Reino Unido. Ha conducido a que casi 200.000 adultos menos desarrollen enfermedades. Sin embargo, el reciente estancamiento del plan puede poner en riesgo la salud

placeholder Foto: Foto: Unsplash/@supernov.
Foto: Unsplash/@supernov.

Si hay una batalla emprendida por las autoridades sanitarias de los países desarrollados comparable a la acometida desde hace años contra el azúcar, es la de la sal. La propia OMS determina:

  • El elevado consumo de sodio (> 2 gramos/día, equivalente a 5 gramos de sal por día) y la absorción insuficiente de potasio (menos de 3,5 gramos por día) contribuyen a la hipertensión arterial y aumentan el riesgo de cardiopatía y accidente cerebrovascular.
  • La sal es la principal fuente de sodio en nuestra alimentación, aunque también puede aportarlo el glutamato de sodio, un condimento utilizado en muchas partes del mundo.
  • La mayoría de las personas consumen demasiada sal, de 9 a 12 gramos por día en promedio, es decir, dos veces la ingesta máxima recomendada.
  • Un consumo de sal inferior a 5 gramos diarios en el adulto contribuye a disminuir la tensión arterial y el riesgo de enfermedad cardiovascular, accidente cerebrovascular e infarto de miocardio. El principal beneficio de reducir la ingesta de sal es la correspondiente disminución de la hipertensión arterial.
  • Los Estados miembros de la OMS han acordado reducir en un 30% el consumo de sal de la población mundial de aquí a 2025.
  • La reducción de la ingesta se considera una de las medidas más costo-eficaces que los países pueden tomar para mejorar la situación sanitaria de la población. Las medidas principales de reducción generarán un año más de vida sana a un costo inferior al ingreso anual medio o al producto interno bruto por persona.
  • Se estima que cada año se podría evitar 2,5 millones de defunciones si el consumo de sal a nivel mundial bajara al nivel recomendado.

Se puede decir más alto pero no más claro, y para muestra un botón. Un nuevo estudio publicado en la revista 'Hypertension' documenta que el programa de reducción de sal de Reino Unido habrá llevado a casi 200.000 adultos menos a desarrollar enfermedades cardiacas y a ahorros en costos de atención médica por unos 1.500 millones euros para 2050, según una investigación de la Universidad Queen Mary de Londres.

Foto: Foto: iStock.


Sin embargo, los investigadores advierten que el reciente estancamiento de los programas de reducción de sal está poniendo en peligro los beneficios potenciales para la salud, ya que su ingesta sigue siendo significativamente más alta que los niveles recomendados.

Los riesgos

La ingesta excesiva de sal está fuertemente relacionada con la presión arterial elevada y mayores riesgos de enfermedad cardiovascular, así como enfermedad renal, cáncer gástrico y osteoporosis. La presión arterial elevada es responsable de la mitad de la carga de la cardiopatía isquémica y de más del 60% de los accidentes cerebrovasculares.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

De 2003 a 2010, la Agencia de Normas Alimentarias, en colaboración con la industria alimentaria, estableció objetivos de su reducción en más de 85 categorías de alimentos, lo que implicó la reformulación de alimentos procesados, el etiquetado de productos y campañas de concienciación pública. En consecuencia, la ingesta media a nivel de la población se redujo en un 15% en el periodo 2000 a 2011, y la disminución se atribuyó a que las empresas alimentarias reformularon sus productos.

La nueva investigación utilizó datos de la ingesta de sal de la encuesta de población de 2000-2018 y datos de carga de enfermedad para proyectar el impacto del programa de reducción de sal, y encontró que:

  • El programa de reducción logró una disminución general de la ingesta de sal de 1 gramo/día por adulto, de 9,38 gramos/día en 2000 a 8,38 gramos/día en 2018.
  • Si se mantienen los niveles de ingesta de sal en 2018, para 2050 el programa habría llevado a que 193.870 adultos menos desarrollaran enfermedades cardiovasculares prematuras (que comprenden 83.140 casos de cardiopatía isquémica prematura y 110.730 accidentes cerebrovasculares prematuros).
  • Si la Organización Mundial de la Salud recomendó una ingesta de sal de 5 gramos/día para 2030 en Reino Unido, estos beneficios podrían duplicarse, previniendo otros 213.880 casos de enfermedades cardiovasculares prematuras y mayores ahorros en atención médica y social.

El investigador principal, el profesor Borislava Mihaylova, destaca: "Nuestros resultados son sorprendentes debido a los grandes beneficios para la salud que vemos con una política gubernamental eficaz de reducir la sal en los productos alimenticios cotidianos".

E insiste: "Estos logros podrían verse seriamente amenazados si se debilita la política. El estancamiento de los esfuerzos de reducción de sal en los últimos años ahora está erosionando los posibles beneficios para la salud de la población y está costando caro a nuestro servicio sanitario".

Cinco gramos diarios

En los últimos años, las cantidades de sal en las dietas se han mantenido estables en niveles mucho más altos de lo recomendado. Si podemos reducir nuestro consumo, duplicaremos los beneficios para la salud y los ahorros en atención médica para el año 2050.

El profesor Graham MacGregor, también de la Universidad Queen Mary de Londres y presidente de Action on Salt, asevera: "Este estudio muestra los enormes beneficios para la salud y la rentabilidad de la reducción gradual de la ingesta de sal en el Reino Unido que se produjo entre 2003-2011. Desde entonces, la industria alimentaria ha dejado de rebajar las cantidades excesivas que agregan a nuestros alimentos (el 80% de nuestra ingesta) debido en gran parte a la inacción del Gobierno".

Para retomar el rumbo, dicen que el programa se beneficiará de: uno, la aplicación estricta de los objetivos de reducción de sal, por ejemplo, a través de legislación o sanciones financieras para las empresas de alimentos que no cumplan; dos, establecer objetivos de sal más estrictos; y tres, extender los objetivos de sodio al sector fuera del hogar, que sigue siendo indulgente y carece de los mecanismos de seguimiento adecuados.

A pesar de los datos de alta calidad sobre la ingesta de sal a nivel de población y la carga de morbilidad utilizados, el estudio tiene varias limitaciones. El tamaño de la muestra para medir la excreción de sodio de las recolecciones de orina de 24 horas (la forma más precisa de evaluar la ingesta de sal) fue pequeño.

En España

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a través de la AECOSAN, desarrolló a finales del año 2008 un Plan de Reducción del Consumo de Sal (PRCS) en la población para disminuir la morbilidad y mortalidad atribuida a la hipertensión arterial y las enfermedades cardiovasculares, con unos objetivos concretos de reducción para alcanzar progresivamente las recomendaciones de la OMS respecto de la ingesta de sal en la población.

Sal Dieta Enfermedades
El redactor recomienda