Lo que de verdad te expone a la trombosis no es la vacuna
  1. Bienestar
AstraZeneca

Lo que de verdad te expone a la trombosis no es la vacuna

Los problemas trombóticos de algunos vacunados con el fármaco de Oxford han disparado todas las alarmas. ¿Existen razones justificadas para el miedo? ¿A qué se refieren estas complicaciones? La hematóloga Pilar Llamas explica el peligro real

placeholder Foto: Vacuna de AstraZeneca para personal docente de la Comunidad Valenciana. (EFE)
Vacuna de AstraZeneca para personal docente de la Comunidad Valenciana. (EFE)

La paralización temporal del uso de la vacuna de AstraZeneca hasta que se esclarezca si es la causa de las trombosis (15 casos de trombosis venosa profunda y 22 de embolia pulmonar, reportados por la compañía en un comunicado emitido este lunes) que han tenido algunas personas después de la inmunización (al menos una en España) ha desatado el pánico en buena parte de la población (entre los ya vacunados y los candidatos a recibirla).

Unos 17 millones de ciudadanos de la Unión Europea y Reino Unido ya han sido inmunizados con el producto de Oxford. En España son un millón, y todos (excepto 8 personas) están a falta de la segunda dosis para completar la vacunación. Lo que vaya a pasar a partir de ahora dependerá del resultado de las investigaciones de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y que, en principio, se conocerán el jueves.

La trombosis cerebral se da en una de cada 100.000 personas y en una zona del cuerpo inusual, en lugar de las piernas o los pulmones

Mientras tanto, poco podemos hacer los ciudadanos de a pie sobre este tema, solo saber todos los pormenores de la trombosis: qué es, factores desencadenantes, sus síntomas, gravedad y cómo tratarla. Para despejar todas las dudas, este periódico ha preguntado a la Dra. Pilar Llamas, vicepresidenta de la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH).

¿Qué es la trombosis de senos cerebrales?

“El primer mensaje debe ser de tranquilidad, porque todavía no sabemos qué ha sucedido y aún falta conocer todas las evaluaciones”, espeta la hematóloga antes de meterse en profundidad a explicar en qué consiste este cuadro clínico, que es el que se ha relacionado con la vacuna de AstraZeneca.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

La trombosis venosa cerebral ocurre cuando un coágulo obstruye los vasos del cerebro impidiendo la circulación sanguínea. Se trata de una trombosis venosa muy rara (un caso por 100.000 habitantes) “de localización inusual, porque lo habitual es que las trombosis venosas se produzcan en las piernas o en los pulmones y no en el cerebro”. Una rareza añadida es que en los casos posteriores a la vacunación se ha encontrado una bajada del número de plaquetas (trombocitopenia), pero “puede ser algo casual y no causal”, dice Llamas. Además, también falta por conocer la magnitud del descenso de plaquetas, porque “simplemente puede tratarse de una ligera bajada. Es un hallazgo que hay que tomar con cautela”. En cualquier caso, “antes de emitir un juicio firme hay que conocer todos los pormenores de cada paciente", insiste.

Los factores de riesgo que predisponen a la trombosis venosa incluyen cambios y tratamientos hormonales en las mujeres, alteraciones genéticas de la coagulación, déficit de proteínas de la coagulación, cánceres hematológicos o infecciones como otitis y mastoiditis.

El tratamiento de la trombosis de senos venosos cerebrales se basa en administrar desde el primer momento heparina (como otras trombosis) y después de la fase aguda, “evaluamos el cambio por otros fármacos anticoagulantes”.

¿Deja secuelas?

Aquí las noticias son buenas, porque “la mayoría de los casos se resuelve sin dejar secuelas”, asegura la doctora. Por el contrario, “las trombosis en las piernas, aunque también se curen casi siempre, hay enfermos a los que les queda un coágulo residual en la vena afectada y eso acarrea molestias (síndrome postrombótico)”.

La curación sin consecuencias de este tipo de trombosis depende de la edad del paciente y, sobre todo, de la causa desencadenante (otitis, una complicación de un tumor o un tratamiento hormonal). “El tratamiento pasa por resolver la trombosis y abordar el problema de base”, detalla.

Dolor inconfundible

Para evitar complicaciones, tal vez habría que evitar esta vacuna en personas con un perfil de riesgo. Pero, nuevamente, la especialista es sumamente prudente en su valoración: “De momento, se ha suspendido su administración durante dos semanas y no se pueden hacer recomendaciones específicas relacionadas con esta complicación. Debemos esperar a conocer la versión oficial de los evaluadores de la EMA”.

Foto: Foto: iStock.

La Sociedad Española de Neurología (SEN) también se ha pronunciado sobre el asunto a través de un comunicado, en el que destaca los mismos mensajes que Pilar Llamas. Su presidente, el doctor José Miguel Laínez, ha aportado un dato importante: “El síntoma más frecuente de la trombosis de senos venosos cerebrales (en el 90% de los casos) es un dolor de cabeza muy característico: puede tener un inicio súbito y localizarse solo a un lado de la cabeza, empeora cuando el paciente está recostado o realiza ejercicio, interrumpe el descanso nocturno y, además de no responder a los tratamientos habituales para el dolor de cabeza, se acompaña de pérdida de fuerza o de sensibilidad mantenida, alteración de la marcha, del lenguaje o del habla, confusión, etc".

Trombosis y covid-19

Las complicaciones trombóticas son uno de los agravantes más conocidos desde el principio de la pandemia por el SARS-CoV-2 y afectan hasta un 30% de los pacientes ingresados por covid, según estimaciones de la SETH. Sin embargo, su vicepresidenta apunta a que esas cifras están mejorando debido a que “los médicos ya tenemos esta complicación en mente y sabemos cómo manejar la profilaxis antitrombótica”.

placeholder Un enfermo de covid es atendido en la UCI. (EFE)
Un enfermo de covid es atendido en la UCI. (EFE)

Pero la trombosis asociada al coronavirus es peculiar porque en realidad es una “inmunotrombosis”, derivada de la inflamación aguda causada por el covid y acompañada por la activación de la coagulación. ¿Se puede prevenir? “En algunos casos, el tratamiento antitrombótico lo consigue, pero otras veces la inflamación es tan potente que es inevitable”.

En cualquier caso, los médicos han asumido la necesidad de incorporar fármacos anticoagulantes durante el tratamiento del covid.

¿Qué es la trombosis?

El tromboembolismo venoso (TEV) es una grave enfermedad que ocurre en una de mil personas, apunta la OMS (unos 10 millones de casos en el mundo cada año). Está detrás de una de cada cuatro muertes y para muchos afectados acarrea importantes secuelas. Los datos son contundentes, pero desde la SETH insisten en que esta enfermedad no es bien conocida por la sociedad general.

Pilar Llamas explica: “Hay que diferenciar trombosis venosa –lo normal es que suceda en las piernas o en los pulmones– de la arterial. En las primeras, hay dolor de las extremidades o en el pecho y sensación de falta de aire”. La trombosis arterial se manifiesta como infarto cardiaco e ictus (la afectación neurológica depende de la extensión, y puede ser desde una parálisis facial a la parálisis de las extremidades).

Foto: Dr. José Antonio Páramo.

Como en otras tantas enfermedades, puede haber factores genéticos que favorezcan las trombosis, pero “hay otras causas que son las que las desencadenan”.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

  • Sedentarismo
  • Hormonas
  • Cirugía ortopédica (por ejemplo: de cadera o rodilla)
  • Inmovilización
  • Obesidad
  • Colesterol elevado
  • Diabetes
  • Tabaquismo
  • Hipertensión

Aunque, de forma inconsciente, asumimos esos riesgos a pesar de que son evitables con un estilo de vida saludable (que incluya dieta sana, actividad física y abandono del tabaco).

La doctora hace hincapié en la trascendencia que tiene que los ciudadanos conozcamos qué es la trombosis para prevenir sus consecuencias (y también muertes), y lanza un mensaje claro: “La trombosis siempre es el resultado de la suma de diferentes factores, pero en el caso de las relacionadas con las vacunas, son muy pocos casos y exigen un estudio exhaustivo”.

Coronavirus Enfermedades
El redactor recomienda