El 50% de la población mundial padecerá algún tipo de alergia en 2050
  1. Bienestar
Sistema inmunológico

El 50% de la población mundial padecerá algún tipo de alergia en 2050

Existe una mayor tendencia a padecer algún tipo de hipersensibilidad ambiental si vives en países más desarrollados. Alimente te adelanta cuáles son las más frecuentes y sus tratamientos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Las estadísticas apuntan a que, actualmente, entre el 20% y el 40% de la población mundial padece algún tipo de alergia. Además, según estima el Centro Europeo de la Fundación para la Investigación de las Alergias (ECARF), uno de cada dos bebés nacidos en 2020 en Europa tendrá algún tipo de alergia a lo largo de su vida. En España, una de cada cuatro personas sufre algún tipo de trastorno alérgico.

La razones principales son la contaminación y el cambio climático. Esto provoca un fallo en nuestro sistema inmunológico que impide la tolerancia a sustancias que no son patógenos y el cuerpo responde como si le atacara un agresivo virus, a pesar de que se deba a un pequeño grano de polen; es decir, identifica erróneamente una sustancia inofensiva como una grave amenaza. Asimismo, la alergia entonces es únicamente una reacción o una respuesta anómala ante una sustancia que, en sí, es inofensiva.

El 33% de casos de asma infantil en Europa están causados por la contaminación atmosférica

La alergia tiene un componente genético, pero también está directamente ligada al estado de salud de cada persona y a la convivencia con una economía desarrollada y consumidora de recursos. Los cambios de atmósfera y la alimentación son dos factores clave a la hora del desarrollo de alergias. Según se prevé, el 50% de la población mundial sufrirá algún tipo de alergia en 2050. De hecho, se considera que es una de las mayores pandemias no contagiosas del siglo XXI.

Por un lado, la contaminación daña gravemente el suelo, el aire y los mares y océanos. Teniendo en cuenta que toda nuestra alimentación nace de aquí, la consecuencia de arrojar enormes cantidades de productos tóxicos nos afecta porque indirectamente los acabamos ingiriendo. El diésel usado en los vehículos, por ejemplo, expulsa partículas que recubren el polen y lo hacen más alérgico, además de que el aire que respiramos está más contaminado y nos produce una mayor irritación. Por esa razón existen más alergias en las ciudades muy urbanizadas o en los países más desarrollados que en pueblos o países subdesarrollados.

El 44,7% de las alergias en España son producidas por frutas y verduras

Un estudio reciente, realizado en 18 países europeos por el Instituto de Salud Global de Barcelona, ha encontrado que el 33% de casos nuevos de asma infantil en Europa están causados por la contaminación atmosférica. Según Saltium, este problema de salud pública afecta a un 10% de niños y jóvenes y a un 5% de la población adulta de los países industrializados. Sin embargo, se ha descubierto que, bajo la influencia de la haloterapia, se consigue disminuir los ataques de disnea y la tos. Se trata de un tratamiento natural complementario, libre de medicamentos, fundamentado principalmente en sal, ya que se ha comprobado que esta es una excelente terapia para contrarrestar los síntomas del asma.

Foto: Foto: Unsplash/@camilevita.

En cuanto a la alimentación, son muchos los alimentos que poseen un elevado grado de aditivos y conservantes. Este tipo de sustancias puede provocar reacciones similares a las reacciones alérgicas. Es decir, es posible que no sea un alimento concreto el que te produzca alergia, sino alguno de sus componentes químicos.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Además, a lo largo de los años se han modificado los cultivos de tierra, de manera que se les ha añadido sustancias para que los alimentos sean resistentes a virus, hongos o bacterias. Sin embargo, esto ha resultado ser más perjudicial para nosotros porque han respondido como alérgenos agresivos. En este sentido, son los alimentos 'verdes' los que más sustancias de este tipo tienen. En concreto, en España, el melocotón es una de las frutas a las que más sensibles nos hemos vuelto. El 44,7% de las alergias en España son producidas por frutas y verduras.

Sin embargo, es curioso que un entrenamiento deportivo muy intenso también pueda agudizar algunos síntomas de las alergias, tales como broncoespasmo, rinitis, urticaria, angioedema y anafilaxia

Las alergias vienen y van

A pesar de que en muchos casos las alergias alimentarias se deben a una alteración genética, pueden tener remedio. El tratamiento más común recomendado por los doctores es evitar ingerir, o tener cualquier contacto, con el alimento que nos produce esa alteración. Sin embargo, existen pacientes que, tras haber estado años sin consumir un alimento concreto debido a esa predisposición alérgica que provoca la genética, vuelven a ingerirlo sin problemas. Esto se debe a que una capa del intestino se cierra y el órgano consigue madurar, evitando así una reacción negativa a esa sustancia.

En otras ocasiones, sobre todo en el caso de las alergias ambientales, el cuerpo se acostumbra a la presencia de ese alérgeno y ya no responde a él de la misma manera. Esto mismo ocurre cuando nos vacunamos contra una alergia. Sin embargo, esto no quiere decir que esta se supere, sino que es frecuente que con el paso del tiempo los síntomas disminuyan o simplemente haya periodos, de años incluso, donde se encuentren más aflorados que en otros.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Cómo combatir los síntomas de manera natural

Entre los grandes aliados para los alérgicos, destacan la vitamina C, el ácido fólico y los nutrientes con propiedades antiinflamatorias, porque pueden disminuir los síntomas provocados por reacciones alérgicas tales como tos, estornudos o problemas respiratorios. La cúrcuma, el jengibre, el ajo, la cebolla y el té verde contienen una gran cantidad de vitaminas y son antioxidantes y antiinflamatorios, lo que nos fortalece, principalmente, frente a problemas respiratorios, aliviando así los síntomas de la alergia.

Es frecuente que las personas que la sufren se protejan a base de antihistamínicos, corticoides e incluso vacunas. En este último caso, además, es posible que acaben siendo altamente inmunes. Dependiendo de la intensidad de los síntomas, hay quienes únicamente consumen este tipo de tratamientos en días en que afloran los síntomas o tienen que consumirlos de manera sistemática debido a la gravedad en que afecta.

Por su parte, la Clínica Mayo recomienda, además, consultar regularmente el pronóstico de polen y comenzar a tomar estos medicamentos en los días previos, antes de empezar a tener síntomas, además de cerrar ventanas y puertas cuando los niveles de polinización sean elevados. En cuanto a tratamientos habituales, aconseja enjuagarse las fosas nasales con solución salina para eliminar de forma directa la mucosidad y los alérgenos de la nariz.

Mascarillas: un golpe de suerte para los alérgicos

El uso obligatorio de mascarillas en España, imposición implantada debido a la pandemia provocada por el covid-19, se ha convertido en algo positivo para los alérgicos, ya que ha disminuido el uso de medicamentos para paliar los síntomas y ha reducido el número de visitas a urgencias por este motivo. Las mascarillas más indicadas para pacientes alérgicos son las mascarillas de protección o Filtering Face Piece (FFP), debido a que retienen mejor las partículas que se encuentran en el aire, como el polen.

Este tipo de mascarillas tienen una elevada capacidad de filtración y reducen hasta un 80% estas partículas de polen. De esta manera, los alérgicos no están padeciendo tanto los síntomas asociados a alergias ambientales. Por ello, el Comité de Expertos de la Fundación Seaic apunta que es recomendable y beneficioso este tipo de mascarillas para las personas que sufren algún tipo de alergia ambiental.

Alergias
El redactor recomienda