La glucosamina reduce el riesgo de enfermedad cardiaca
  1. Bienestar
ASOCIACIÓN BENEFICIOSA

La glucosamina reduce el riesgo de enfermedad cardiaca

Un estudio documenta que este aminosacárido recomendado para la osteoartritis y artrosis podría proteger el corazón. Los científicos piden más ensayos para poder aclarar esta asociación

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Lleva en el mercado europeo desde los años 80 y se recomienda a los pacientes con osteartritis y dolor articular. Hablamos de la glucosamina. Se trata de un suplemento, un aminosacárido, que desempeña un papel importante en la formación y reparación de cartílago. Se extrae de los crustáceos, como langostas, camarones o cangrejos, y se puede sintetizar en el laboratorio. Ahora parece que el recorrido de este suplemento podría ampliarse dados los datos de un nuevo estudio.

Según un análisis de UK Bioban (un estudio de cohorte prospectivo con datos genéticos, físicos y de salud recopilados en más 500.000 personas en todo el Reino Unido desde 2006 hasta 2010), el uso regular de glucosamina podría estar relacionado con un menor riesgo de eventos de enfermedad cardiovascular.

Aunque su efectividad sobre el dolor articular continúa siendo debatida, este y otros estudios sugieren que el suplemento podría ser útil para proteger el corazón y reducir la mortalidad. Los autores del ensayo, publicado en el ‘British Medical Journal’, reconocen, no obstante, que todavía faltan pruebas concluyentes.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

En este sentido, el doctor Domingo Carrera, médico especialista en Nutrición del Centro Médico-Quirúrgico de Enfermedades Digestivas (CMED), reconoce a Alimente que la hipótesis podría ser cierta “debido a su mecanismo de acción. Pero es verdad que se necesitan nuevos estudios en esta línea”.

Por otro lado, “se recomienda principalmente en osteoartritis y artrosis, y en muchos casos, el uso prolongado reduce los síntomas (dolor e inflamación). Esto hace que estos pacientes puedan disminuir el consumo de antiinflamatorios no esteroideos (AINE), los cuales sí se han visto relacionados en muchos estudios con un aumento del riesgo cardiovascular al tomarlos de manera crónica”, insiste el experto.

"La glucosamina reduce los factores de inflamación y la proteína C reactiva"

El potencial de las sales de glucosamina para cuidar el corazón podría residir en que “producen una reducción de los factores de inflamación y de la proteína C reactiva, y esto podría ser un beneficio en el riesgo cardiovascular, ya que en los eventos cardiacos se produce una inflamación de la arteria involucrada. Es una hipótesis interesante que merecería nuevos estudios”.

Según la OMS, las enfermedades cardiovasculares (CVD, de sus siglas en inglés) “son la principal causa de defunción en todo el mundo. Cada año mueren más personas por alguna de estas enfermedades que por cualquier otra causa”.

Con 466.039 participantes

Para explorar más a fondo esta asociación potencial, los investigadores, dirigidos por el profesor Lu Qi, de la Universidad Tulane, en Nueva Orleans (EEUU), analizaron a 466.039 participantes sin CVD, quienes completaron un cuestionario sobre el uso de suplementos. Los certificados de defunción y los registros hospitalarios se utilizaron para rastrear los eventos de CVD durante un periodo de seguimiento promedio de siete años. En general, casi uno de cada cinco (19,3%) participantes reportó el uso de glucosamina al inicio del estudio.

Los investigadores encontraron que su uso estaba asociado con un riesgo un 15% menor de eventos cardiovasculares y un riesgo entre un 9 y 22% menor de enfermedad cardiaca coronaria, apoplejía y muerte por CVD en comparación con los que no la consumían.

Estas asociaciones favorables se mantuvieron después de tener en cuenta los factores de riesgo tradicionales, como la edad, el sexo, el peso (IMC), el origen étnico, el estilo de vida, la dieta, la medicación y el uso de otros suplementos.

La asociación entre el uso de glucosamina y la cardiopatía coronaria también fue más fuerte en los fumadores (un riesgo un 37% menor) en comparación con los que nunca han fumado (12%) y los exfumadores (18%).

Los investigadores argumentan que "podría haber varios mecanismos que expliquen estos resultados, entre ellos la reducción de los niveles de proteína C reactiva, como hemos indicado anteriormente, pero también que la glucosamina puede imitar una dieta baja en carbohidratos, que ha sido asociada con menor riesgo cardiovascular".

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Hipótesis contraria

Hay que recodar, no obstante, que en otros estudios se ha planteado la hipótesis contraria: “Es porque se ha visto que la glucosamina podría elevar los niveles de glucosa en sangre y alterar el metabolismo lipídico. Es decir, elevar el colesterol. Ambos serían factores de riesgo cardiovascular. Sin embargo, también se necesitan nuevos estudios para confirmar este planteamiento”, asegura el doctor Carrera.

Sí se sabe, en cambio, “que no está indicado su uso continuo en pacientes que ya tienen diabetes mellitus, enfermedad que ya de por sí aumenta el riesgo cardiovascular. Después de varias controversias, se recomienda el uso de glucosamina en osteoartritis y artrosis, pero vigilando periódicamente los niveles de glucosa en sangre y el perfil lipídico. Se cuestionaría su uso en pacientes diabéticos o con enfermedad cardiovascular ya conocida”, apostilla.

Enfermedades Colesterol
El redactor recomienda