Hay buenas noticias para prevenir el covid y vienen de la microbiota
  1. Bienestar
Composición saludable

Hay buenas noticias para prevenir el covid y vienen de la microbiota

El arsenal visible de protección frente al coronavirus está compuesto por vacunas, mascarillas, distancia y ventilación. Pero los microorganismos de nuestro organismo forman un escudo invisible altamente eficaz

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El virus SARS-CoV-2 lleva un año entre nosotros y el cansancio hace mella en el ánimo. Los últimos datos del estudio COSMO-Spain revelan un aumento de la llamada fatiga pandémica, y en Alemania, donde hay impuestas duras restricciones desde el mes de noviembre, la mitad de la población refiere esa fatiga covid o se siente expuesto al coronavirus.

Lo cierto es que hace 13 meses que el covid es noticia diaria, la mayoría de las veces, en sentido negativo. Por eso, encontrar mensajes optimistas es alentador, y ese es el mensaje que intentan transmitir científicos alemanes de la compañía biotecnológica Biomes, que sostienen que existen estudios esperanzadores que demuestran que se puede bajar el riesgo de infección y que, en el caso de ser infectados, es posible influir en el curso de la enfermedad.

Foto: La Dra. Sari Arponen, autora del libro '¡Es la microbiota, idiota!'.

La clave está, otra vez, en la microbiota intestinal, que desde el año 2012 lleva mostrando su implicación en buena parte de los problemas de salud más habituales, como son la obesidad, alteraciones intestinales y del estado inmunológico, incluso la salud mental.

Atención al intestino

Durante estos meses, se ha comprobado que la obesidad es un factor agravante del covid-19, y desde luego que un sistema inmunitario fuerte es un escudo contra el SARS-CoV-2. Aquí, el intestino tiene mucho que aportar.

Paul Hammer, biólogo de sistemas y director general de Biomes, enfatiza los hallazgos de la investigación sobre el papel que desempeña el intestino y diferencia entre la mucosa intestinal, “donde se encuentra hasta el 80% de todas las células inmunitarias, en particular las células B (las que producen anticuerpos)”, y la microbiota intestinal. “Si el microbioma intestinal está óptimamente poblado de bacterias saludables, se reduce el riesgo de diabetes, enfermedades cardiovasculares y de obesidad, que han demostrado ser determinantes para la gravedad y mortalidad de covid-19”.

placeholder Paciente con covid en la UCI. (EFE)
Paciente con covid en la UCI. (EFE)

Un estudio de la Universidad de Hong Kong y publicado en 'Gut' confirma que la microbiota intestinal suele estar debilitada en esos mismos grupos de riesgo, aunque “los resultados sugieren que podemos influir positiva o negativamente en el curso de la enfermedad con nuestra dieta y con nuestros hábitos de vida”, argumenta el biólogo.

¿Cómo podemos reforzar la microbiota, es decir, aumentar el número de cepas bacterianas buenas? "La clave está en el estilo de vida y en una dieta equilibrada. Lo que comemos influye directamente en la composición de la población microbiana de nuestro intestino y, por tanto, en la fuerza de nuestro sistema inmunitario", dice Hammer, y por ello deberíamos priorizar el consumo de alimentos ricos en fibra, como las verduras, las frutas y los cereales integrales. "La fibra dietética se ha infravalorado durante mucho tiempo, pero hoy sabemos que estos componentes son aprovechados por las bacterias y, además de proporcionar una buena variedad de microorganismos en el intestino, protegen contra la diabetes”.

Los probióticos ayudan

En este contexto, los probióticos, como el yogur, el tofu y el kéfir y las verduras fermentadas, también pueden ser una buena ayuda y pueden aliviar los síntomas del covid-19 y disminuir el riesgo de progresión hacia formas graves de la enfermedad.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

El doctor Tewodros Debebe, director científico de Biomes, destaca que la enfermedad pandémica puede afectar a cualquier órgano, y el intestino es uno de los puntos débiles, como demuestran las manifestaciones gastrointestinales de la infección, entre las que sobresale la diarrea.

En un trabajo publicado en la revista 'Frontiers in Medicine', un equipo de médicos italianos dividieron a los pacientes de covid-19 en dos grupos: ambos recibieron el mismo tratamiento médico contra el virus, pero solo a uno de ellos se le administró adicionalmente un probiótico compuesto por varios cultivos bacterianos. "Los resultados fueron impresionantes porque en este grupo, además de reducirse los síntomas intestinales en casi todos los pacientes en 72 horas, el riesgo de complicaciones pulmonares fue 8 veces menor", expone Debebe, que aboga por que estos hallazgos se tengan en cuenta para el tratamiento de los pacientes con coronavirus.

Foto: Foto: iStock

Sin embargo, una realidad que inquieta a los científicos es la aparición de nuevas variantes del virus. En España, circulan hasta 10, según los datos que maneja el Ministerio de Sanidad, de las que la más extendida es la británica aunque la vigilancia se estrecha en torno a la sudafricana y la brasileña.

En Gran Bretaña, la nueva variante B.1.1.7. causa estragos, en Sudáfrica la variante mutada B.1.351 se extiende rápidamente. Ambos mutantes ya están presentes en el continente europeo y parece que son más contagiosos que el virus original, pero aún no está muy claro si causan enfermedades más graves o si son más letales. Nuevamente, Hammer ofrece una lectura positiva: “Hasta la fecha, el material genético de los virus en cuestión apenas ha sido examinado. Pero es precisamente a través de este análisis específico, también llamado secuenciación del genoma, que se puede identificar a todos los mutantes y sacar conclusiones sobre su propagación".

Por encima de todas las noticias hay una realidad: cada vez se conoce más y mejor cómo actúa el SARS-CoV-2 y cuáles son sus puntos vulnerables. Conocimiento, vacunas y medidas preventivas están llevando al control de la pandemia, más lento de lo que quisiéramos, pero control al fin y al cabo.

Microbiota Coronavirus
El redactor recomienda