¿Cómo de imprescindibles son las proteínas para nuestro organismo?
  1. Bienestar
Mejora tu musculatura

¿Cómo de imprescindibles son las proteínas para nuestro organismo?

Al envejecer, nuestro sistema muscular se resiente mucho, por lo que es importante el cuidado del organismo desde edades tempranas para evitar un mayor deterioro

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

A medida que envejecemos nuestro cuerpo va experimentando cambios. Una de estas variaciones está relacionada con la pérdida de masa y fuerza muscular. Es decir, la calidad del músculo se ve dañada y es importante prevenirlo o ponerle remedio, ya que es esencial para la locomoción. Las proteínas son imprescindibles en nuestra alimentación porque forman, fortalecen y reparan los músculos, huesos y tejidos.

Uno de los componentes proteicos que nos pueden ayudar a aumentar la fuerza y la resistencia, así como a evitar la pérdida de masa muscular vinculada con el envejecimiento, es el aislado de proteína de la leche. Se trata de un producto derivado de la leche desnatada en polvo.

Es el resultado de un proceso de filtración en el cual se eliminan los minerales y la lactosa. Finalmente, se obtiene un polvo formado por un 90% de proteína, donde destacan la caseína y el suero. Se crea un producto semejante a la leche porque está formado por proporciones similares: 80% de caseína y 20% de suero.

El aislado de proteína de la leche aumenta la fuerza y evita la pérdida de masa muscular

El digerido de estas proteínas es muy lento, ya que se crea un gel en el estómago que puede tardar de 5 a 7 horas en asimilar. Por ello, es recomendable consumirlo de noche o antes de un periodo de tiempo en el que es probable que no se coma: sirve de protección estomacal durante las horas que no hay alimento en el cuerpo porque los aminoácidos se liberan progresivamente en la sangre y continúan todo ese tiempo suministrando los músculos. Es decir, la lenta digestión ayuda a mantener la musculatura firme y evitar su degeneración. Sin embargo, está igual de bien tomarlo en cualquier momento del día.

Beneficios del aislado de proteína de la leche

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.


En muchas ocasiones, este suplemento es utilizado para desarrollar masa muscular. Según un estudio realizado a 16 hombres sanos de mediana edad, esta proteína ayudaba a estimular con mayor rapidez el crecimiento del músculo y señaló también que el consumo regular del aislado de proteína de la leche también guarda relación con el fortalecimiento óseo.

Otro de los usos que frecuentemente se le da es la pérdida de peso, ya que puede ser un nutriente clave para la disminución de grasa. De hecho, puede tener efecto antiinflamatorio en personas con sobrepeso y obesidad. Las dietas o alimentos ricos en proteínas pueden aumentar la producción de hormonas que controlan el apetito e impulsan el metabolismo, ayudándolo así a quemar más calorías. Esto se debe a que el cuerpo quema más calorías si descompone proteínas que si descompone otros alimentos.

Las dietas ricas en proteínas pueden aumentar la producción de hormonas que controlan el apetito


Sin embargo, se debe consumir con precaución, ya que un exceso de esta proteína puede provocar efectos secundarios no beneficiosos para la salud. Por ejemplo, puede favorecer la aparición de acné, problemas digestivos o promover la acidificación de la sangre (que puede derivar en osteoporosis), y además, en ocasiones, reduce la eficacia de determinados medicamentos como antibióticos.

La cantidad de proteína requerida por el cuerpo humano está entre 5 y 10% del total de calorías diarias, que equivale, como máximo, al consumo de 56 gramos de proteína al día. La mejor manera de consumir proteína de leche es mezclar agua con 1 o 2 cucharadas de este producto en polvo (de 25 a 50 gramos) cuando llega la hora de acostarse, aunque también se puede agregar a batidos, guisos, cereales o sopas.

Lo cierto es que, a pesar de sus beneficios, se trata de un producto difícil de conseguir, aunque es relativamente barato. Otros suplementos proteicos más fáciles de obtener son el suero o la caseína por separado. Y, en sustitución, es recomendable consumir productos como el huevo, los guisantes, el cáñamo o la proteína de arroz integral.

El consumo de proteínas debe oscilar entre el 30 y 40%, pero evitando las grasas saturadas


En el caso de no utilizar complementos proteicos, algunos de los alimentos más recomendados para obtener proteínas son:

  • La mayoría de carnes rojas y blancas aportan beneficios, pero en exceso pueden resultar dañinos. Por tanto, son alimentos necesarios y favorables siempre y cuando no se abuse de ellos. Sin embargo, es más recomendable el consumo de pollo, pavo o conejo (carnes blancas)
  • Los pescados como el bonito, el atún, el salmón o los boquerones son algunos de los alimentos más saludables porque están llenos de proteínas buenas como el omega 3. De hecho, los pescados azules contienen hasta un 20% de proteínas.
  • Un huevo puede reportar de 5 a 7 gramos de proteína, según la medida de este. Aunque la proteína se encuentra principalmente en la clara, la yema ofrece vitaminas y nutrientes.
  • Los lácteos en general, como la leche, el queso o el yogur, también tienen una gran cantidad de proteínas, pero es recomendable consumirlos desnatados o reducidos en grasa para evitar las saturadas.
  • Las legumbres son alimentos bajos en grasa que, además de ser proteicos, aportan fibra. De la misma manera, los frutos secos, como las almendras, las avellanas o las nueces, son bajos en grasas saturadas.

En general, según el doctor Domingo Carrera, médico especialista en nutrición del Centro Médico-Quirúrgico de Enfermedades Digestivas, el consumo de proteínas en las comidas debe oscilar entre el 30 y 40%, pero hay que tratar de que la mayoría no sean grasas saturadas.

Leche Envejecimiento Obesidad
El redactor recomienda