Con un análisis, los científicos sabrán si tu dieta te ayuda a evitar los infartos
  1. Bienestar
Medicina personalizada

Con un análisis, los científicos sabrán si tu dieta te ayuda a evitar los infartos

Investigadores españoles, de la Universidad de Harvard y del MIT han identificado en el plasma una firma, compuesta por 67 moléculas relacionadas con alimentos mediterráneos, que protege de ictus y ataques cardiacos

placeholder Foto: Foto: Unsplash/@sugarcoatit.
Foto: Unsplash/@sugarcoatit.

La dieta mediterránea es uno de nuestros mayores tesoros. Trasciende más allá de lo gastronómico para elevarse hasta la categoría de patrimonio cultural inmaterial de humanidad (declarada por la Unesco en 2013) y además es un poderoso escudo protector contra las enfermedades cardiovasculares, que son la primera causa de muerte en el mundo. Las sociedades de cardiología a nivel internacional reconocen sus bondades, la última fue la Asociación Americana de Cardiología, a través de las páginas de la revista 'Circulation', como contó Alimente.

En 2003 comenzó uno de los trabajos epidemiológicos españoles más ambiciosos, el estudio Predimed (Prevención con Dieta Mediterránea), que incluyó a más de 7.700 adultos que tenían factores de riesgo cardiovascular, aunque en el momento inicial estaban sanos. Desde entonces, y hasta ahora, el proyecto no ha dejado de arrojar evidencias sobre el papel cardioprotector de nuestro patrón dietético. Entre los más recientes y atractivos se encuentra el hallazgo de una 'firma metabólica' de la dieta mediterránea que predice la enfermedad cardiovascular. El trabajo, recogido por 'European Hearth Journal', ha sido desarrollado conjuntamente por investigadores del CIBER de Obesidad y Nutrición (CIBEROBN) en las Universidades de Navarra, Rovira i Virgili, Harvard y el Instituto Broad, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

"La huella de la dieta mediterránea en la sangre avisa de si una persona va a tener un infarto"

Esa firma se basa en 67 moléculas que incluyen metabolitos marcadores de ingesta de alimentos típicamente mediterráneos (aceite de oliva virgen extra, pescado, frutos secos y legumbres) y los efectos que ejerce esta dieta mediterránea en el organismo. Se puede comparar con un 'chivato' del cumplimiento real de 'nuestra típica dieta' y, por tanto, un indicador más exacto que lo que recogen los cuestionarios de hábitos alimentarios. "La huella de la dieta mediterránea en la sangre avisa de si una persona va a tener un infarto y ayuda a esclarecer los mecanismos por los que este patrón dietético es beneficioso para la salud", explica a Alimente el catedrático Jordi Salas-Salvadó, investigador principal, de la Universidad Rovira i Virgili. "Es probable que esta huella sirva en un futuro para personalizar mejor la dieta de individuos en situación de riesgo cardiovascular y así obtener los máximos beneficios", destaca.

Adivinar el futuro

Para el estudio se incluyeron 1.859 participantes del ensayo Predimed español y 6.868 de los Estudios de Salud de Enfermeras de Harvard y de Seguimiento de Profesionales de la Salud (NHS/HPFS) en los que se evaluó el cumplimiento dietético a través del cuestionario y por determinación de metabolitos en plasma. En ambos grupos los resultados fueron los mismos: la existencia de esa firma de 67 moléculas fue capaz de predecir la aparición futura de infarto de miocardio e ictus en seguimientos de miles de pacientes a muy largo plazo.

placeholder Foto: Unsplash/@ashkfor121.
Foto: Unsplash/@ashkfor121.

Para llegar a descubrir esas '67 letras' de la firma, los investigadores partieron de más de 300 metabolitos en el plasma sanguíneo para después, "a través de algoritmos e inteligencia artificial, identificar los que predicen la adherencia a la dieta mediterránea y su efecto sobre el metabolismo", refiere el catedrático catalán. "Por esto, la firma metabólica predice la enfermedad cardiovascular mucho mejor que los factores clásicos que utilizamos habitualmente", determina.

Con todo, hay otros factores que influyen en la respuesta a la dieta, como son los genéticos: "Al medir una serie de metabolitos en sangre debemos tener en cuenta que, por un lado, están condicionados por el seguimiento de la dieta mediterránea y por su efecto sobre el metabolismo, y por otro, por el bagaje genético del individuo". Por esto, Jordi Salas-Salvadó cree que "estas huellas metabolómicas serán utilizadas para personalizar de una manera más exacta y precisa la dieta que debe seguir un individuo para mejorar y prevenir la enfermedad cardiovascular".

Alimentación real

Sin embargo, pensar en la posibilidad de desarrollar un test que combine genética y firma metabólica para diseñar estrategias dietéticas y preventivas a medida es una idea que descarta este científico porque "no podemos decir qué genes están implicados en esa huella". En cambio, lo que sí afirma es que "la metabolómica es una herramienta muy eficaz para avanzar en la relación que existe entre la alimentación y la salud".

Sin duda, el descubrimiento de la firma metabólica es revolucionario y de un enorme potencial preventivo, pero para nuestro día a día hemos de quedarnos con la importancia de cumplir la adherencia a la dieta, porque muchas personas creen que siguen el patrón dietético señalado, pero el análisis de metabolitos revela que la realidad es diferente. El investigador advierte: "Si estamos poco adheridos al patrón dietético, no obtendremos los beneficios esperados".

Dieta Alimentos Enfermedades
El redactor recomienda