¿Qué es el dumping de oxalato? Síntomas y prevenciones
  1. Bienestar
Doloroso, pero no duradero

¿Qué es el dumping de oxalato? Síntomas y prevenciones

Provoca la reducción demasiado rápida del ácido oxálico del organismo, cuyos síntomas se resuelven a corto plazo. Os contamos más

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El oxalato o ácido oxálico es una sustancia química natural del organismo, aunque también está presente en determinados tipos de alimentos como las verduras, frijoles, nueces, semillas, etc. Aunque estos compuestos son expulsados a través de la orina, cuando tienes demasiada cantidad de oxalato en esta se produce el fenómeno denominado hiperoxaluria. En individuos normales, aproximadamente la mitad del oxalato urinario se deriva de la dieta y la mitad de la síntesis endógena.

La cantidad de oxalato excretado en la orina juega un papel clave en la formación de cálculos


El oxalato debe ser eliminado del cuerpo porque inhibe la absorción del calcio haciéndolo insoluble en el intestino. Ante esta información son algunas las personas que deciden llevar a cabo una dieta baja en oxalato, pero cabe destacar que, cuando se reduce drásticamente su consumo, pueden aparecer episodios de fatiga, mareos, dolor e irritabilidad, lo que se conoce como descarga o dumping de oxalato. De hecho, estos síntomas han sido investigados por varios estudios científicos que concluyen que la excreción de grandes cantidades de oxalatos puede ser perjudicial para la salud provocando daños renales.

Entonces, ¿qué dice la ciencia?

La investigación del Departamento de Urología de la Universidad de Alabama indica que “consumir grandes cantidades de oxalatos podría contribuir a la formación de cálculos renales, especialmente si el volumen de orina es bajo” . Y otros estudios -como los de la Facultad de Medicina de la Universidad de Florida- señalan que “tener una gran cantidad de oxalatos en la orina puede estar relacionado con un aumento de los niveles de inflamación y estrés oxidativo”. Por esto, como indica este trabajo titulado ‘Formación de cálculos renales y oxalato en la dieta’, “la cantidad de oxalato excretado en la orina juega un papel importante en la formación de cálculos de oxalato de calcio”.

En esta línea, Katherine Zeratsky, especialista en dietética, diplomada en endocrinología y nutrición, y miembro de la Clínica Mayo de Rochester, en Minnesota, asegura que “parecería sensato decir que si el calcio y el oxalato forman cálculos renales, evitar ambas sustancias ayudaría; pero el calcio es una parte fundamental de la alimentación y el cuerpo lo necesita no solo para mantener sanos a los huesos, sino también para regular la presión arterial y sustentar la función muscular”.

Si reducimos bruscamente la ingesta de oxalato, se puede causar el dumping que provoca síntomas perjudiciales para la salud


Además, Zeratsky apunta que, aparte de consumir la cantidad correcta de calcio, hay también otros cambios que se pueden hacer para disminuir el riesgo de cálculos renales de oxalato de calcio. “Por ejemplo, es importante beber mucha cantidad de agua o de otros líquidos”, afirma, y aconseja que la mejor manera de saber si se bebe suficiente cantidad de líquido es observar la orina. “Debe ser casi transparente”, añade.

Es recomendable reducir el consumo de alimentos ricos en oxalato si se tiene una afección inflamatoria (como artritis reumatoide, lupus o intestino permeable), porque esta podría llegar a empeorar con el consumo de oxalato, ya que tiene un efecto directo en el revestimiento del tracto intestinal.

Aun así, la disminución de la ingesta de oxalatos debe ser progresiva y no brusca, porque si se hace demasiado rápido puede causar el dumping de oxalato, con lo que el cuerpo se desharía de las reservas de este, provocando algunos síntomas perjudiciales.

Los síntomas del dumping de oxalato

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.


Esto causa todo tipo de problemas, algunos realmente graves o molestos, que sin embargo tienden a ser temporales. Entre ellos están:

  • Evacuaciones intestinales dolorosas
  • Heces granulosas
  • Erupciones cutáneas o urticaria
  • Cambios de humor
  • Fatiga
  • Mareo
  • Dolor al orinar
  • Dificultad para concentrarse
  • Calambres

El aumento de la excreción de oxalatos a través de la orina puede provocar hiperoxaluria, según indica un estudio de la Universidad de Carolina del Sur. Esta es una condición con efectos graves en nuestra salud que puede incluso llegar a provocar un riesgo más grande de desarrollar cálculos renales o enfermedad renal si no lo tratamos adecuadamente, como concluye esa misma investigación.

Lo mejor es disminuir el consumo de oxalato de forma lenta y progresiva (entre un 5% y un 10% semanalmente) para prevenir el dumping


Aun así, la ciencia recalca que en principio no hay efectos a largo plazo en la salud y que el vertido de oxalato es algo temporal (puede durar unos pocos días o tal vez semanas), debido a que el cuerpo termina por excretar los que están almacenados, es decir, se revuelve por sí solo con el paso de los días, a diferencia de la hiperoxaluria.

¿Y qué podemos hacer para prevenirlo?

Para eliminarlos de nuestra dieta, lo mejor es disminuir su consumo de forma lenta y progresiva (entre un 5% y un 10% semanalmente), para así prevenir los desagradables síntomas del dumping de oxalato.

En la Escuela Médica de Harvard han conseguido demostrar que “aumentar la ingesta de calcio reduce la absorción de oxalato y puede ayudar a prevenir cálculos renales y otros problemas de salud asociados con los oxalatos”.

Por otro lado, desde la Universidad de Alabama recomiendan en un estudio que se debe “evitar la suplementación con vitamina C a menos que su médico le haya recomendado que lo haga, ya que su cuerpo puede convertir la vitamina C en oxalato”.

Enfermedades Salud
El redactor recomienda