"El dermatólogo se ha convertido en el 'coach' del envejecimiento"
  1. Bienestar
Entrevista

"El dermatólogo se ha convertido en el 'coach' del envejecimiento"

El Dr. Ricardo Ruiz, uno de los mejores dermatólogos del panorama nacional y director de la Clínica Dermatológica Internacional, ha querido compartir su conocimiento en una auténtica guía, 'Lo que tu piel dice de ti', disponible desde hoy

placeholder Foto: Dr. Ricardo Ruiz, con su libro 'Lo que tu piel dice de ti'.
Dr. Ricardo Ruiz, con su libro 'Lo que tu piel dice de ti'.

Bajo el lema 'menos es más' y defendiendo que se puede envejecer de forma saludable y elegante sin necesidad de pasar por quirófano, el doctor Ricardo Ruiz, uno de los dermatólogos oncológicos y estéticos más prestigiosos de nuestro país, comparte en una auténtica guía de la piel todo su conocimiento y su experiencia de forma sencilla, directa, honesta y rigurosa. 'Lo que tu piel dice de ti' es, sin duda, el auténtico manual sobre cómo tener un envejecimiento 'armónico' y estará a la venta hoy.

Al experto le avalan más de 25 años de experiencia profesional, y su trabajo diario abarca desde la prevención y tratamiento del cáncer de piel hasta la ayuda a sus pacientes para envejecer con elegancia y discreción. Es fundador y director de la prestigiosa Clínica Dermatológica Internacional, que fue considerada "la mejor clínica dermatológica de España" durante cuatro años consecutivos, según el Monitor de Reputación Sanitaria.

Alimente habla con el doctor sobre su libro, los secretos que guarda un dermatólogo y algunos consejos y prevenciones para tener una piel sana.

"Los dermatólogos, a través de la piel, podemos diagnosticar más de 1.000 enfermedades", afirma el doctor Ricardo Ruiz

PREGUNTA. Hoy se publica su libro con un título bastante revelador, 'Lo que tu piel dice de ti', una auténtica guía. ¿Qué dice la piel de cada persona, doctor?

RESPUESTA. Nuestra piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y también el más visible. Y dice mucho sobre nosotros. A través de ella decimos a los demás quiénes somos. Nuestra piel nos habla, pero debemos entender su lenguaje. Y los dermatólogos, a través de ella, podemos diagnosticar más de 1.000 enfermedades. La piel es un territorio fascinante, y desgraciadamente hay mucha información sobre su cuidado que no es rigurosa.

placeholder Portada libro
Portada libro

P. Como dermatólogo, si tuviera que desmentir los mayores mitos que existen sobre el cuidado de la piel, ¿cuáles desmitificaría? Es decir, lo que NO recomendaría un dermatólogo por nada del mundo y que se recomienda en algunos sitios.

R. Estamos bombardeados por publicidades falsas como los champús anticaída, las cremas antiflacidez, los productos anticelulitis o que hay que beber tres litros de agua al día. También hay mucho mito en relación con que todo lo 'natural' es bueno. La cicuta es natural y es un veneno. Y el agua es pura química. Por ello, los dermatólogos preferimos que nuestros pacientes se aprovechen de los avances de la dermatología moderna a la hora de usar un tratamiento antiacné o una crema antiedad. La ciencia ha demostrado, en tiempos de coronavirus, que es capaz de producir vacunas seguras y efectivas en menos de un año para conseguir que podamos vencer a esta pandemia. Ese rigor debe exigirse también en la dermatología médico-quirúrgica y estética.

"Hoy la dermatología moderna es capaz de curar más del 99% de los casos de acné"

P. En este libro habla de algunos temas muy interesantes como las causas ocultas del acné, una de las afecciones dermatológicas que sufren muchas personas. ¿Puede adelantarnos alguna?

R. El acné afecta al 85% de los adolescentes y a muchas mujeres jóvenes, y aunque parezca una enfermedad frívola y estética, produce mucho sufrimiento en las personas que lo padecen. En ocasiones, la causa del acné está en el mal uso de determinadas cremas o fotoprotectores, la mascarilla (maskné), el móvil o incluso el estrés. Pero hoy la dermatología moderna es capaz de curar más del 99% de los casos de acné.

P. En este sentido, ahora existe un fenómeno que no existía anteriormente y se trata de las afecciones dermatológicas que salen por el uso de la mascarilla, lo que comúnmente se conoce como maskné, ¿qué podemos hacer para evitar estas patologías?

R. Mis recomendaciones para cuidar tu piel si llevas mascarilla es usar un jabón hipoalergénico para lavarte la cara; hidratar bien la piel con geles si tu piel es grasa o cremas si es seca; no exfoliar demasiado la piel; prevenir la irritación de la vitamina C o el retinol; usar una mascarilla nueva todos los días y descansar de ella cada cierto tiempo siempre y cuando estés solo. Si a pesar de estas medidas preventivas sigues con acné, lo correcto es ir al dermatólogo, que te recomendará una crema o un tratamiento oral que te lo solucionará.

"Existe una dieta antienvejecimiento que se basa en comer poca carne, muchos vegetales y frutas, frutos secos y legumbres"

P. ¿Qué factores influyen en las patologías dermatológicas? ¿Cómo afecta, por ejemplo, la contaminación a nuestra piel?

R. La contaminación no afecta demasiado a la piel. Prueba de ello es que en las grandes ciudades donde hay más polución no hay más enfermedades de la piel que en áreas sin polución. Tampoco las pantallas son tan perjudiciales para la piel como he leído por ahí. El sol sí es un factor que produce no solo envejecimiento prematuro de la piel, sino que más del 90% de los cánceres de piel tienen un origen en la exposición solar.

P. ¿Y la alimentación? Si tuviera que detallar o enumerar el top de los ingredientes naturales claves para el cuidado de la piel, ¿cuáles serían y por qué?

R. La alimentación sí que es importante para nuestra salud y para nuestra piel. Mis tres consejos básicos serían: no comas nada que tu abuela no reconozca como alimento, el mejor cóctel antioxidante es un vaso de gazpacho y comer menos cantidad. Además, se ha demostrado que existe una dieta antienvejecimiento que se basa en comer poca carne y mucho vegetal, fruta, frutos secos y legumbres. Esta dieta activa los genes de la longevidad. Y no olvidemos la vitamina R, que es la vitamina RELAX. Consiste en relajarte y disfrutar (en un 10% de nuestros hábitos) de comidas y bebidas que, aunque no son especialmente saludables, sí nos alegran el espíritu.

"No por beber mucha agua tu piel se hidrata más, porque la piel se hidrata aplicando cremas"

P. El marketing que existe alrededor de los productos para el cuidado de la piel muchas veces es contradictorio y la sociedad se pregunta qué consejos funcionan de verdad. En este sentido, ¿cuáles son los que realmente sirven, es decir, en qué hay que fijarse o qué aspectos hay que tener en cuenta?

R. Algunos de los consejos cosméticos que me parece interesante destacar son: simplificar el cuidado de tu piel, no lavarse la cara más de dos veces al día, a los 35 años empezar con cremas con vitamina C y retinol, no gastarse mucho en una crema hidratante, no obsesionarse en comprar cosmética 'natural', no tener unas expectativas no realistas con el poder de las cremas y saber que no por beber mucha agua tu piel se hidrata más. La piel se hidrata aplicando cremas, no bebiendo agua.

P. En esta línea, algunas personas creerán que los anuncios a los que nos tienen acostumbrados son engañosos con respecto al cuidado facial. Si tomamos de ejemplo a modelos espléndidas y jóvenes promocionando un antiaging, ¿pueden las mujeres comunes llegar a tener una piel así?

R. Una periodista le preguntó a una dermatóloga americana sobre los cosméticos que utilizaba para tener una piel tan luminosa y sin arrugas, a lo que ella contestó: “Yo uso los mejores, láser, bótox y ácido hialurónico”. Es cierto que los cosméticos pueden conseguir que nuestra piel luzca más fresca y luminosa, pero para eliminar una mancha, una venita o una cara de cansancio, a veces hay que aprovecharse de los avances de la dermatología moderna.

"Estéticamente a los hombres nos preocupan tres cosas: la grasa localizada, la pérdida de pelo y la piel excesiva en los párpados"

P. El tema del cuidado de la piel ha estado siempre relacionado con las mujeres, pero ¿y en los hombres? ¿Cómo deben ser sus atenciones?

R. Por ejemplo, en la Clínica Dermatológica Internacional, el 53% de los pacientes de dermatología general son mujeres y el 47% son hombres. Sin embargo, si analizamos los pacientes que acuden para dermatología estética, solo el 15% son hombres. A pesar de esto, muchos hombres empiezan a encontrar normal cuidarse desde el punto de vista estético. Por ejemplo, en una década, el número de hombres que se realizan bótox para eliminar arrugas de expresión ha aumentado en más de un 400%. Además, no es extraño que un hombre, por ejemplo, en una cena cuente su experiencia al realizarse un trasplante capilar, algo que hace pocos años se llevaba en la más absoluta clandestinidad.

Estéticamente a los hombres nos preocupan fundamentalmente tres cosas: la grasa localizada o 'michelines', que podemos eliminar con frío (Coolsculpting®); la pérdida de pelo en el cuero cabelludo, que hoy se puede tratar de forma eficaz y segura con tratamientos médicos o con trasplante capilar; y la piel excesiva en los párpados, que puede eliminarse mediante una blefaroplastia.

"El dato es alarmante: cuatro de cada diez españoles vamos a tener un cáncer de piel"

P. Empieza el calor y parece que la sociedad se conciencia más de la importancia de proteger la piel del sol, pero no siempre es así. De hecho, usted defiende en su libro que la visita al dermatólogo debería ser igual que la visita a un dentista. ¿Por qué cree que no hay tanta conciencia social con respecto a la fotoprotección en otras épocas del año y con respecto a la visita anual al dermatólogo?

R. La mortalidad por cáncer de mama o cáncer de colon está disminuyendo, pero la mortalidad por melanoma maligno aumenta. Algo estamos haciendo mal los dermatólogos. La gente tiene interiorizado que hay que visitar al ginecólogo una vez al año, pero no ocurre lo mismo con la revisión de los lunares. Por ello es muy recomendable realizar una visita al año al dermatólogo para revisar lunares, valorar el pelo y las uñas, y definir el cuidado cosmético de la piel, revisión que denominamos en nuestra clínica SKIN CHECK.

"Lo que nos hace parecer mayores son los cambios producidos en la grasa y en los huesos de la cara que hacen que se vaya 'descolgando"

P. Como explica, el cáncer de piel es uno de los más agresivos y al que menos hacemos caso en cuanto a prevención, porque no solo se produce por una sobreexposición solar, que es lo que la mayoría de personas cree. ¿Cómo podemos saber si tenemos cáncer de piel y qué debemos hacer para prevenirlo?

R. El dato es alarmante: cuatro de cada diez españoles vamos a tener un cáncer de piel. Básicamente hay dos tipos de cáncer de piel: el carcinoma o epitelioma (que puede ser basocelular o espinocelular) y el melanoma. Los dermatólogos insistimos mucho en el ABCDE de los lunares para reconocer cuándo un lunar puede ser sospechoso: A de asimetría, lunares que no son simétricos; B de bordes, lunares con bordes irregulares; C de color, lunares con zonas de color oscuro y zonas de color claro; D de diámetro, lunares de más de 0,6 cm; E de evolución, lunares que evolucionan, que cambian de tamaño, color, que sangran, etc. El dato más importante es el de la evolución: un lunar que cambia siempre debe ser consultado por un dermatólogo. En personas con muchos lunares recomendamos siempre hacer un mapa, que consiste en 'grabar' fotos de todos los del paciente (con imágenes internas de los mismos tomadas por un sistema óptico denominado dermatoscopio) y comparar la evolución de estas imágenes una vez al año.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

P. Teniendo a uno de los mejores dermatólogos del panorama actual, debemos preguntar: ¿son los cosméticos tan eficaces como se venden? ¿Es posible envejecer de forma armónica y bella sin pasar por quirófano, como usted afirma?

R. Coco Chanel decía que “la naturaleza te da la cara que tienes a los veinte, a los cincuenta depende de ti”. Me parece una frase muy acertada. A partir de una edad, el aspecto que tenemos depende de nosotros. Si tenemos una relación sana con el sol y el alcohol, si evitamos el tabaco, si hacemos deporte, si mantenemos el peso adecuado, si cuidamos nuestra mente y si realizamos tratamientos estéticos de forma sensata y prudente, podemos envejecer con elegancia. El dermatólogo puede jugar un papel muy importante en este proceso para aconsejarte lo que debes y no debes hacer. El dermatólogo se ha convertido en el 'coach' del envejecimiento.

P. Háblenos de los últimos avances en dermatología sobre antiedad.

R. En los últimos años, la dermatología moderna ha descifrado los verdaderos cambios que originan el envejecimiento. Los dermatólogos siempre culpamos al sol como principal causa del envejecimiento. Esto es cierto si nos referimos exclusivamente a la piel, ya que el sol produce arrugas prematuras, manchas, venitas y pérdida de frescura cutánea. Pero lo que realmente nos hace parecer mayores son estos cambios producidos en la grasa y en los huesos de la cara.

Esa pérdida de grasa y de hueso hace que nuestra cara se vaya 'descolgando' con los años. Por ello, las personas con una buena estructura ósea facial envejecen mejor, mientras que las personas con una débil estructura ósea (pómulos pequeños o mandíbula poco desarrollada) tienen un envejecimiento facial prematuro.

Estos cambios anatómicos que sufre nuestra cara pueden 'paliarse' a través de sustancias inyectables. Es fundamental que los médicos que utilizamos estos inyectables como técnica de rejuvenecimiento (rellenos, inductores de colágeno, hilos tensores, etc.) conozcamos la anatomía de la grasa y del hueso para intentar compensarlos en su origen. Los rellenos pueden ser inyectados en las zonas donde se ha perdido la grasa y el hueso. Y los hilos pueden 'reposicionar' los tejidos descolgados. El uso prudente y con sentido anatómico de estos materiales puede ayudar a prevenir el envejecimiento de una forma natural y efectiva. A veces, para poder tener un aspecto 'natural' hay que aprovecharse de los avances de la dermatología moderna.

"El dermatólogo debe ser un poco psicólogo para saber manejar la relación entre la mente y la piel"

P. ¿Qué le diría a las mujeres jóvenes que creen que no se deben cuidar porque no tienen arrugas todavía? ¿Son recomendables las cremas antiarrugas en esta franja de edad?

R. Hoy la gente joven ha entendido el concepto de prevención. Hay productos en cremas que sí tienen un efecto preventivo como los antioxidantes (vitamina C) o derivados de la vitamina A (retinol). También hay técnicas como la radiofrecuencia o Ultherapy que inducen la formación de colágeno. Pero lo correcto es acudir a tu dermatólogo y que personalice lo que necesitas. Por ejemplo, hay personas de 30 años con un entrecejo muy marcado y una constante expresión de preocupación que pueden beneficiarse del tratamiento con bótox. Si recurres a la dermatología estética para verte y sentirte mejor, ten en cuenta que los resultados discretos son los más elegantes. Menos es más. Como decía Pitágoras: “Una bella ancianidad es la recompensa de una bella vida”. Está en nuestras manos conseguirlo.

placeholder Equipo de dermatólogos que trabajan con el Dr. Ruiz.
Equipo de dermatólogos que trabajan con el Dr. Ruiz.

P. Una de las partes de su libro profundiza en la dermatología integral y habla sobre la posibilidad de que la piel necesite un psicólogo, ¿qué relación tienen en este aspecto la salud mental y la piel?

R. Las neuronas del cerebro y las células de la piel derivan de las mismas células embrionarias. Por ello hay una relación fascinante entre la piel y la mente. El estrés puede convertir unas uñas sanas en quebradizas, provocar una caída masiva del cabello o generar sudoración excesiva. Otras patologías cutáneas que se manifiestan o empeoran en presencia del estrés son la psoriasis, la rosácea, el acné, las dermatitis o eccemas y las úlceras bucales.

También ocurre el proceso inverso: el estado de nuestra piel influye en nuestras emociones. El acné, el vitíligo (manchas blancas en la piel), las alopecias, la psoriasis, los angiomas (manchas rojas en la piel) o cicatrices deformantes también pueden afectar psicológicamente al paciente disminuyendo su autoestima y causando ansiedad y depresión. Por todo ello, el dermatólogo debe ser un poco psicólogo para saber manejar estas relaciones entre la mente y la piel.

"La revolución de la medicina personalizada se basa en sentarse al lado del paciente, escucharle y ponernos en su piel"

P. Y, por último, la Clínica Dermatológica Internacional que usted dirige ha sido considerada por el Monitor de Reputación Sanitaria como la mejor clínica dermatológica monográfica de España en los últimos cuatro años. ¿Cuál es su secreto?

R. Creo que las dos claves para conseguirlo han sido rodearme de buen talento y cuidar no solo la enfermedad sino también al enfermo. En los últimos años he ido incorporando al equipo brillantes dermatólogos mejores que yo y referentes internacionales en áreas como el cáncer de piel, los láseres dermatológicos, la dermatología pediátrica, la dermatología estética, el acné, etc. Es realmente estimulante trabajar con el equipo que tenemos en CDI. Y la segunda clave es cuidar la experiencia del paciente. El paciente, al final, no se acuerda de por qué vino a la clínica, pero sí recuerda cómo se sintió en la clínica. Intentamos ser excelentes en puntualidad, en tiempo dedicado a cada paciente, en implicarnos con las inquietudes de cada persona, en ofrecerles los últimos avances de la dermatología moderna. Nuestra mejor red social son los 100 pacientes que acuden cada día a nuestra clínica y recomiendan nuestros servicios. La revolución de la medicina personalizada se basa en sentarse al lado del paciente, escucharle y ponernos en 'su piel'.

Envejecimiento Piel Cáncer
El redactor recomienda