Cinco alimentos que te van a ayudar a combatir los gases
  1. Bienestar
Si te sientes hinchado, apunta

Cinco alimentos que te van a ayudar a combatir los gases

Son molestos y a veces tan dolorosos que podemos llegar a creer que se trata de un infarto, pero traemos buenas noticias. Existen ingredientes que te pueden echar una mano

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Es cierto que algunas personas son más propensas que otras, pero también depende de cómo comamos (si lo hacemos rápido, tendremos más posibilidades) y del tipo de alimentación que llevemos a cabo. Lo que está claro es que los gases son muy molestos.

“La excesiva cantidad de gas en el tubo digestivo alto puede deberse a tragar una cantidad de aire mayor a la habitual, comer en exceso, fumar o masticar chicle. Puede deberse al consumo excesivo de determinados alimentos, la incapacidad de digerir completamente algunos de ellos y la alteración de las bacterias que normalmente se encuentran en el colon”, explican desde la Clínica Mayo.

El 30% de la población general adulta ha informado de hinchazón y distensión, y estos síntomas son casi universales entre los pacientes con síndrome de intestino irritable. Pero existen otras patologías que pueden desencadenar los gases, según enumera esta reputada institución estadounidense:

Hoy os traemos una lista de los mejores alimentos y bebidas para compartir esa hinchazón tan molesta. ¡Apunta!

Aguacates

placeholder Foto: Unsplash/@d_ribbler.
Foto: Unsplash/@d_ribbler.

Este oro verde es un lujo nutricional y además contiene una cantidad alta de ácido fólico y vitaminas C y K. También son ricos en potasio, un mineral esencial para la correcta regulación del equilibrio de líquidos y los niveles de sodio para prevenir la retención de agua. Además, tienen un alto contenido de fibra que ayuda a prevenir el estreñimiento y la hinchazón.

Hace poco apuntábamos en Alimente que el alto contenido en fibra y las grasas monoinsaturadas son dos de las claves de sus propiedades saludables. De hecho, en un estudio, los investigadores vieron cómo las personas que comían aguacate todos los días tenían una mayor diversidad de microbios intestinales, encargados de descomponer la fibra y de producir los metabolitos que colaboran en el correcto funcionamiento del intestino. Y no solo observaron que aumentaba la diversidad, sino que la cantidad era mucho mayor que en aquellos que no lo habían consumido durante el estudio.

Pepino y apio

placeholder Foto: Unsplash/@natalie_rhea.
Foto: Unsplash/@natalie_rhea.

Los pepinos contienen aproximadamente un 95% de agua, lo que los hace ideales para aliviar la hinchazón, ya que la hidratación es imprescindible para prevenir la retención de agua y aliviar la hinchazón causada precisamente por la deshidratación. El agua es esencial para el metabolismo, el transporte de sustrato a través de las membranas, la homeostasis celular, la regulación de la temperatura y la función circulatoria.

En esta misma línea, el apio es otro vegetal cuya composición es también mayoritariamente agua, el 95%. Además, contiene manitol, un tipo de alcohol de azúcar que ablanda las heces para promover la regularidad al llevar agua al tracto digestivo. “El manitol puede usarse para la reducción de la presión intracraneal y la masa cerebral, para disminuir la presión intraocular si esto no se puede lograr por otros medios, para promover la diuresis en la insuficiencia renal aguda y la diuresis en la excreción de sustancias, materiales y metabolitos tóxicos”, detallan en un análisis estadounidense.

Además, la raíz del apio se considera un diurético natural porque aumenta la producción de orina, lo que puede hacer que se alivie la hinchazón. Esto se debe a compuestos como el ácido cafeico, p-ácido cumarico, ácido ferúlico, apigenina, luteolina, tanino, saponina y kaempferol, que tiene poderosas características antioxidantes, para eliminar los radicales libres.

Yogur

placeholder Foto: Unsplash/@foodphotographermx.
Foto: Unsplash/@foodphotographermx.

Uno de los mejores probióticos y de los más conocidos (junto al kéfir) es el yogur, alimento repleto de bacterias beneficiosas que juegan un papel clave en la salud intestinal. Algunos estudios han sugerido que los probióticos pueden mejorar la frecuencia y la consistencia de las heces para promover la regularidad.

Por otro lado, se ha demostrado que los probióticos reducen la hinchazón y la distensión abdominal causadas por afecciones como el síndrome del intestino irritable (SII). Concretamente, una revisión indica que pueden aliviar los síntomas gastrointestinales inferiores en el SII, prevenir la diarrea asociada con los antibióticos y la terapia de erradicación de H. pylori.

Frutos rojos

placeholder Foto: Unsplash/@20ymn17.
Foto: Unsplash/@20ymn17.

Las bayas (fresas, los arándanos o moras, entre otras) están cargadas de antioxidantes, vitaminas y minerales. Pero, sin duda, uno de los componentes más destacables es la fibra, ya que las moras, por ejemplo, contienen hasta 8 gramos de fibra por 150 gramos.

Por otro lado, tienen mucha vitamina C. Por ejemplo, 100 gramos de fresas aportan un 98% de la cantidad diaria recomendada de vitamina C. Y 100 gramos de frambuesas ofrecen un 44% de la cantidad de dicha vitamina. Por lo que respecta a las moras, 100 gramos dan un 35%, y en cuanto a los arándanos, un 16% y un 24% si hablamos de vitamina K.

Jengibre

placeholder Foto: Unsplash/@purebonebroth.
Foto: Unsplash/@purebonebroth.

El jengibre es una de las hierbas más populares en la medicina tradicional por su capacidad para aliviar los síntomas de malestar digestivo como dolor, náuseas y vómitos. Se ha comprobado que tiene propiedades antieméticas, antiinflamatorias y analgésicas.

Concretamente, una revisión de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Vietnam repasó toda la evidencia científica disponible sobre el jengibre y sugirió que, además de sus cualidades antieméticas, tiene un efecto protector sobre el sistema gastrointestinal, principalmente en relación con el vaciamiento gástrico y la disritmia. También contiene una enzima llamada zingibaína, que fomenta la descomposición de las proteínas de manera más eficiente para apoyar una digestión saludable.

Alimentos
El redactor recomienda