Llega lo último de la relación entre la microbiota y tu piel
  1. Bienestar
Salud cutánea

Llega lo último de la relación entre la microbiota y tu piel

Un desequilibrio interno de la flora podría ser la clave de la progresión de la enfermedad inflamatoria de la piel conocida como hidrosadenitis supurativa

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La hidrosadenitis supurativa (HS) es una afección cutánea que provoca la formación de pequeñas y dolorosas protuberancias (bultos) debajo de la piel, según apuntan desde la Clínica Mayo. Estas protuberancias se pueden abrir o pueden formar túneles debajo de la piel y suelen aparecer en las áreas donde esta se roza, como axilas, ingle, glúteos y senos.

Además, desde el centro destacan que “el exceso de peso, el estrés, los cambios hormonales, el calor o la humedad pueden empeorar los síntomas”. En las mujeres, la gravedad de la enfermedad puede disminuir después de la menopausia.

Pero ¿qué tiene que ver la microbiota intestinal con esta patología cutánea? Pues parece ser que mucho según unos hallazgos, presentados en el simposio de primavera de la Academia Europea de Dermatología y Venereología celebrado este mes de mayo de 2021, que sugieren que un desequilibrio en la microbiota intestinal (conocido como disbiosis) podría desempeñar un papel importante en la progresión de una enfermedad inflamatoria de la piel, la HS.

Los investigadores encontraron que la abundancia relativa de tres géneros de bacterias era significativamente menor en los sujetos estudiados

Concretamente, han sido los investigadores de la Universidad de Hacettepe (Turquía) los que recolectaron muestras fecales de 15 pacientes con HS y 15 individuos sanos emparejados por edad y sexo, y analizaron regiones del gen bacteriano del ARNr 16S para investigar las diferencias en su microbiota intestinal. Los investigadores encontraron que la abundancia relativa de tres géneros de bacterias (conocidas colectivamente como Firmicutes), Clostridiales no clasificados, Firmicutes no clasificados y Fusicatenibacter en pacientes con HS, era significativamente menor que en los controles. “Se sabe que cantidades reducidas de estas bacterias alteran el equilibrio regulador dentro del intestino y estimulan una respuesta inflamatoria”, explican los autores.

El microbioma y la piel, directamente relacionados

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Los estudios han demostrado cada vez más que el microbioma intestinal y la piel están intrínsecamente conectados, lo que aporta una mayor defensa contra patógenos en el medioambiente. Este vínculo se conoce como el eje intestino-piel y se ha relacionado con muchos trastornos cutáneos inflamatorios y autoinmunitarios, como el acné y la psoriasis.

“Con este estudio se confirma la importancia del eje cutáneo-intestinal, modulado por los metabolitos producidos por la microbiota tanto intestinal como cutánea”, explica el director médico de Igen Biolab Group, Luis Usán


El Dr. Neslihan Demirel Ogut, del Hospital de Investigación y Capacitación de la Universidad de Usak y participante en este estudio, insiste en que estos resultados sugieren que "la alteración de la dieta y los probióticos personalizados en suplementación también podrían ser beneficiosos para los pacientes con HS, sobre todo porque las opciones de tratamiento son limitadas para estas personas".

Por su parte, el director médico de la biotecnológica Igen Biolab Group, Luis Usán, asegura que este nuevo estudio acerca de la influencia de la microbiota intestinal sobre el desarrollo de una enfermedad inflamatoria cutánea muestra "cómo el desbalance en la composición de la microbiota contribuye en la evolución de la HS, al igual que se ha podido comprobar en otras enfermedades con manifestaciones cutáneas como la psoriasis". Y añade: “Se confirma la importancia de lo que se denomina el eje cutáneo-intestinal, modulado por los metabolitos producidos por la microbiota tanto intestinal como cutánea”.

La microbiota: ¿enemiga o amiga?

La microbiota intestinal no solo se ha vinculado con las patologías cutáneas, sino que lleva años investigándose su relación con respecto al cáncer y, de hecho, se ha demostrado que modula la eficacia de los medicamentos contra este. Una reciente revisión ha destacado que “la microbiota intestinal alterada se asocia con resistencia a los medicamentos de quimioterapia o inhibidores de puntos de control inmunitarios (ICI), mientras que la suplementación de distintas especies bacterianas restaura las respuestas a los medicamentos contra el cáncer”.

Laboratorios como Igen Biolab Group estudian cómo modular el potencial de la microbiota para mejorar la salud. “Los recientes descubrimientos científicos están obligando a la industria a repensar cómo los cambios en el microbioma influyen en la salud humana”, señalan desde la biotecnológica.

Piel Enfermedades
El redactor recomienda