Día Mundial de la Esclerosis Múltiple: cómo empieza a manifestarse la enfermedad de las mil caras
  1. Bienestar
Deterioro de la calidad de vida por el covid

Día Mundial de la Esclerosis Múltiple: cómo empieza a manifestarse la enfermedad de las mil caras

La Sociedad Española de Neurología estima que aproximadamente 50.000-55.000 personas padecen en España esta enfermedad, de la que cada año se diagnostican unos 2.000 nuevos casos

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Este domingo, 30 de mayo, se conmemora el Día Mundial de la Esclerosis Múltiple, una enfermedad crónica caracterizada por el ataque del sistema inmune al sistema nervioso central, produciendo grados variables de lesión neurológica persistente. Los primeros síntomas de esta enfermedad neurológica suelen comenzar en adultos jóvenes, lo que la convierte en la primera causa de discapacidad no traumática más común en esta edad. Es 2-3 veces más frecuente en mujeres que en varones y, después de la epilepsia, es la enfermedad neurológica más habitual en adultos jóvenes.

La Sociedad Española de Neurología (SEN) estima que aproximadamente 50.000-55.000 personas padecen en España esta enfermedad, de la que cada año se diagnostican unos 2.000 nuevos casos. Y cada uno de ellos puede ser completamente distinto, por eso se la conoce como 'la enfermedad de las mil caras'.

Esta afección inmunológica, que se suele iniciar entre los 20 y los 40 años, afecta a la mielina, la sustancia que envuelve todos los nervios del cerebro y la médula espinal. “Aparece de repente afectando a estas estructuras, y con el paso del tiempo, si no somos capaces de controlar la enfermedad, puede ir dejando secuelas neurológicas progresivas”, explica Rafael Arroyo González, jefe del servicio de Neurología del Hospital Universitario QuirónSalud Madrid y del Hospital Ruber Juan Bravo, a El Confidencial.

“No conocemos con exactitud por qué se origina la enfermedad”, afirma el doctor. Pero indica que “en los últimos 25 años se ha avanzado una auténtica barbaridad en investigaciones sobre por qué puede originarse y su diagnóstico. Igualmente, en todo este tiempo se han desarrollado varias líneas nuevas de tratamientos”. Asimismo señala que no existe ninguna evidencia clara de la existencia de una predisposición familiar.

Foto: Foto: iStock.

El neurólogo aclara que se la conoce como la enfermedad de las mil caras “porque cada paciente tiene su propia enfermedad”. “De ahí la importancia de personalizar en cada sujeto y que haya neurólogos expertos para identificar paciente por paciente; y a partir de ahí intentar dar un tratamiento individualizado”, destaca.

La esclerosis múltiple sigue siendo una gran desconocida para la mayor parte de la población. “De hecho, mucha gente la identifica con la ELA, pero son enfermedades completamente diferentes, que no tienen nada que ver a nivel clínico, ni de evolución. Son pronósticos completamente distintos”, matiza el neurólogo.

Cómo se desarrolla la esclerosis múltiple

Esta afección suele iniciarse en brotes: “El enfermo está bien y bruscamente aparece una sintomatología que dura varios días, hasta que se recupera completa o parcialmente. Esta forma de enfermedad, también llamada recurrente remitente, es la más habitual y es la manera de empezar en el 85-90% de los pacientes”.

“Hay un porcentaje menor, en torno al 10%, que no tienen brotes desde el inicio, sino una forma progresiva de ir empeorando en sintomatología, sobre todo con dificultades para caminar o de equilibrio. Esta es la forma primariamente progresiva”, cuenta el experto.

El médico insiste en que “cada paciente desarrolla una enfermedad muy diferente. No se puede decir que no existan dos enfermedades exactamente iguales, pero cada paciente tiene su enfermedad individualizada”.

Coronavirus y esclerosis múltiple

Aunque hasta el momento no se ha observado que los pacientes con esclerosis múltiple tengan mayor riesgo de infección por covid-19, ni peor curso evolutivo de la misma, a pesar de que los tratamientos modificadores de la enfermedad podrían tener un efecto inmunosupresor y dificultar una respuesta inmune eficaz frente al virus, el coronavirus ha afectado a su calidad de vida. En la pasada reunión anual de la SEN se presentaron varios estudios que señalaban que casi el 50% de los pacientes con esclerosis múltiple afirmaba que la pandemia ha generado un deterioro en su calidad de vida y que un 24% y 19%, respectivamente, han empeorado su estado de ánimo y la fatiga.

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

“Este deterioro de la calidad de vida se ha hecho más evidente en aquellos pacientes que previamente tenían un mayor grado de discapacidad y se ha visto reflejado sobre todo en la aparición de problemas motores, fundamentalmente torpeza deambulatoria y desequilibrio, así como incremento del tiempo necesario para realizar actividades cotidianas, y desarrollo o agravamiento de estados de depresión y ansiedad previos”, subraya el médico Miguel Ángel Llaneza, coordinador del Grupo de Estudio de Enfermedades Desmielinizantes de la Sociedad Española de Neurología.

Por otro lado, existe la posibilidad de un empeoramiento de la esclerosis múltiple en relación con el propio proceso infeccioso sistémico que provoca el covid-19. En este sentido, se han reportado recaídas en los pacientes con esclerosis múltiple infectados por coronavirus muy variables, desde un 4 a un 21%, aunque aún no se disponen datos de la discapacidad que ha producido este hecho a largo plazo.

Enfermedades
El redactor recomienda