Las bacterias de tu boca pueden activar ciertos genes del cáncer
  1. Bienestar
hallazgos científicos

Las bacterias de tu boca pueden activar ciertos genes del cáncer

Un nuevo estudio ha analizado cómo hay hongos y bacterias que influyen en la expresión génica y la supervivencia de las células tumorales

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La comunidad científica no deja de abrir nuevas líneas de investigación para avanzar en el tratamiento del cáncer. Esta enfermedad se caracteriza por una división celular descontrolada provocada por ciertos desequilibrios que se producen entre los procesos de proliferación y muerte celular, y que se cobra la vida de miles de personas al año.

Según el informe de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el número de tumores diagnosticados en nuestro país en el año 2019 alcanzó la cifra de 277.234, lo que, según los expertos, supone un incremento del 12% en los últimos cinco años.

Se estima que en 2018 se produjeron alrededor de 890.000 casos de cáncer de cabeza y cuello, incluyendo la cavidad oral, faringe y laringe


Estas cifras tan alarmantes son las que impulsan a los investigadores en su esfuerzo por encontrar tratamientos que puedan reducirlas. Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de São Paulo (UNESP) ha analizado cómo los hongos Candida albicans y la bacteria Staphylococcus aureus influyen en la expresión génica y la supervivencia de las células tumorales.

"El desarrollo y la progresión del tumor están asociados con varios cambios en la actividad de los reguladores del ciclo celular. Por lo tanto, las fallas en los inhibidores del ciclo celular y la señalización excesiva de reguladores positivos de la división celular pueden provocar cáncer", asegura el equipo.

Centrados en el cáncer de cabeza y cuello

En este estudio, se han centrado en el carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello (HNSCC), ya que se estima que en el año 2018 se produjeron alrededor de 890.000 nuevos casos, incluyendo la cavidad oral, faringe y laringe, y 450.000 muertes relacionadas con HNSCC en todo el mundo. Además, el carcinoma de células escamosas de la cavidad oral representó la mayoría de estos casos.

Esta patología tiene múltiples consecuencias en la calidad de vida de los pacientes, además de los cambios físicos y funcionales que se producen en las personas que lo padecen y la tasa de mortalidad que llegaba al 50% a cinco años.

El microbioma oral está compuesto por unas 700 especies residentes, incluidos virus, arqueas, protozoos, bacterias y hongos


Los factores de riesgo más comunes de este tipo de cáncer (de cabeza y cuello) suelen ser, entre otros, el consumo de tabaco, el de alcohol y las infecciones por el virus del papiloma humano (VPH). Aunque los autores de este trabajo especifican que "el desarrollo de HNSCC no asociado con factores de riesgo importantes, como las infecciones por VPH, está más estrechamente asociado con un pronóstico desfavorable, y la razón aún no está clara".

Relación entre microbioma y cáncer

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Aunque es cierto que existen muchos estudios científicos que relacionan de forma directa o indirecta el microbiota y el cáncer, los científicos que han colaborado en este trabajo explican que “el cuerpo humano está continuamente expuesto a células microbianas residentes y transitorias, así como a sus subproductos, incluidos metabolitos tóxicos”, por lo que aún queda mucho por investigar.

En el caso de la microbiota oral, se ha asociado con el desarrollo de cáncer mediante varios mecanismos de acción. "Las bacterias pueden provocar una respuesta inflamatoria y los mediadores inflamatorios como las interleucinas, el factor de necrosis tumoral alfa (TNF-α) y las metaloproteinasas de la matriz producidas por MMP8 y MMP9 facilitan la proliferación celular, mutagénesis y activación de oncogenes", afirma el equipo.

Existe una relación disbiótica entre los microbios y los resultados del huésped en el desarrollo de enfermedades inflamatorias y cáncer


El microbioma oral está compuesto por, aproximadamente, 700 especies residentes, incluidos virus, arqueas, protozoos, bacterias y hongos, que están involucradas en una amplia variedad de funciones que son importantes para mantener y restaurar la salud bucal. Pero los autores consideran que estos microorganismos pueden desarrollar biopelículas, y que “una de las consecuencias de este desarrollo es la producción de algunas moléculas (metabolitos), que podrían cambiar la respuesta inmune del huésped y conducir a la degradación de las proteínas de la célula huésped, inflamación crónica, inhibición de la apoptosis celular, modificación de la expresión génica y activación inapropiada de la proliferación celular”.

Bacterias que activan los genes tumorales

La microbiota oral juega un papel importante en el microbioma humano y en la salud humana. Se ha demostrado que existe una relación disbiótica entre los microbios y los resultados del huésped en el desarrollo de enfermedades inflamatorias y cáncer. Y los autores indican que “los patógenos orales producen toxinas y metabolitos tóxicos que pueden dañar el ADN del huésped, y que la circulación de metabolitos tóxicos puede contribuir a la aparición o progresión del cáncer en lugares distantes de donde reside un microbio en particular”.

El investigador principal, Carlos E. Vergani, alerta de que los resultados sirven como una advertencia sobre el tratamiento de los pacientes con cáncer que tienen dentadura postiza


Por lo que, con esta investigación, llegaron a la conclusión de que las especies C. albicans y S. aureus promovieron cambios en los protooncogenes (genes que promueven el crecimiento y la división celular) y la expresión génica del ciclo celular en líneas de células epiteliales orales normales y neoplásicas (las que presentan anomalías genéticas).

Conclusiones del estudio

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Estos resultados sugieren que los metabolitos de las biopelículas de C. albicans y S. aureus pueden “poner en peligro la homeostasis de las células epiteliales orales normales y neoplásicas, alterando la expresión de genes importantes como CDKN1A, Bcl- 2, PI3K, BRAF, hRAS y mTOR, lo que perjudica la viabilidad y supervivencia celular y altera el perfil del ciclo celular”.

Según Paula Aboud Barbugli, profesora de FOAr-UNESP y colíder del estudio, los hallazgos muestran que "las moléculas secretadas por estos microorganismos en las biopelículas pueden modular las actividades de la célula huésped incluso lejos del sitio de infección primaria".

Por su parte, el investigador principal y profesor de FOAr-UNESP, Carlos Eduardo Vergani, alerta de que los resultados sirven como una advertencia sobre el tratamiento de los pacientes con cáncer que tienen dentadura postiza: “El control de las biopelículas, incluida la higiene de las dentaduras postizas y la cavidad bucal, es extremadamente importante para minimizar los procesos inflamatorios, como lo demuestra nuestra investigación previa y el estudio recién publicado, que apunta a una interferencia con la expresión de genes asociados con la progresión tumoral”.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Enfermedades Cáncer
El redactor recomienda