Los grandes beneficios de la testosterona para el hígado graso
  1. Bienestar
Problemas hepáticos

Los grandes beneficios de la testosterona para el hígado graso

Son muchas las personas que padecen afecciones relacionadas con la acumulación de grasa, y cada vez aparecen más técnicas nuevas

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La enfermedad por hígado graso no alcohólico (EHGNA) es una enfermedad muy común. De hecho, la Universidad Estadounidense de Gastroenterología (ACG) explica que esta afección afecta hasta al 20% de las personas adultas a nivel mundial y casi al 5% de los niños.

Según la institución, esta enfermedad “es parte de un síndrome metabólico caracterizado por diabetes o prediabetes, gordura u obesidad, y elevación de los lípidos sanguíneos como el colesterol y los triglicéridos, además de hipertensión”.

“La terapia con undecanoato de testosterona redujo la EHGNA y suprimió los síntomas del hipogonadismo”, según un estudio

Estos estudiosos señalan que el problema principal de este trastorno es que no presenta ningún síntoma al realizar un examen rutinario. De hecho, por eso es comúnmente conocida como la enfermedad invisible. Actualmente, la institución destaca que algunos expertos recomiendan que a todo niño y adolescente se le revisen las enzimas hepáticas, a pesar de que puedan salir los resultados de un análisis de sangre normales.

Sin embargo, la Clínica Mayo sí indica que se puede sentir fatiga o dolores y molestias en la parte superior del abdomen.

Posibles causas de la EHGNA

A pesar de que los expertos no conocen las razones específicas de por qué ciertas personas, porque no todo el mundo es igual de propenso a ello, sufren una alta acumulación de grasa en el hígado, la Clínica Mayo resalta que el sobrepeso y la obesidad, la resistencia a la insulina, la hiperglucemia (azúcar en la sangre) o la diabetes y los altos niveles de grasas en la sangre pueden ser algunas de las causas de esta afección.

Dependiendo de la persona y de la salud que tenga, este exceso de grasa puede actuar como una toxina para las células hepáticas provocando la inflamación del hígado.

Además, la clínica apunta que hay factores de riesgo que también pueden aumentar el de padecer la EHGNA: colesterol alto, niveles altos de triglicéridos en la sangre, síndrome metabólico (se trata del conjunto de factores de riesgo de enfermedad cardiaca y diabetes, entre otros), síndrome del ovario poliquístico, apnea del sueño, hipotiroidismo (baja actividad de la tiroides) o hipopituitarismo (baja actividad de la glándula pituitaria)

Tratamientos y prevención

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Según un nuevo estudio realizado por la Sociedad Europea de Endocrinología, en el cual participaron 55 hombres con hipogonadismo funcional y diabetes tipo 2, la testosterona puede ayudar a los hombres que padecen de obesidad a reducir el riesgo de sufrir la EHGNA. La investigación concluyó, tras dos años de desarrollo, que “la terapia con undecanoato de testosterona redujo la EHGNA y suprimió los síntomas del hipogonadismo”.

Cuando hablamos de testosterona nos referimos a la hormona producida principalmente en los testículos, que colabora también en mantener la densidad ósea, la distribución de grasa, la masa y fuerza muscular, el vello facial y corporal, la producción de glóbulos rojos, el impulso sexual y la producción de esperma. Según el doctor François Peinado, cirujano urólogo experto en próstata, Peyronie y medicina sexual, "es la hormona sexual más importante del hombre y responsable de múltiples funciones vitales del organismo para la salud del varón".

El consumo de antioxidantes es eficaz a la hora de prevenir la progresión o el desarrollo de enfermedades hepáticas a largo plazo

La doctora Kristina Groti Antonic, responsable del estudio, compartió que "la mejora del grado de NAFLD (índice hígado graso) fue el resultado de una mejor resistencia a la insulina, la reducción del índice de masa corporal y el peso corporal, junto con cambios en la composición corporal".

"La testosterona, con sus efectos antiinflamatorios, también redujo el estado inflamatorio crónico en el hígado. Nuestro estudio muestra que la terapia con testosterona podría usarse como una terapia adecuada para hombres obesos que sufren la EHGNA", subrayó.

Sin embargo, la Fundación Favaloro sostiene que lo más importante es intentar prevenir la afección. De esta manera, la fundación aconseja reducir el consumo de alcohol y de medicamentos potencialmente hepatotóxicos. Asimismo, se debe controlar el tipo de enfermedades que tengan relación con esta afección, además de vigilar nuestro peso y, en caso necesario, reducirlo.

La institución también manifiesta que el consumo de antioxidantes ha resultado ser eficaz a la hora de prevenir la progresión o el desarrollo de enfermedades hepáticas a largo plazo.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Enfermedades Colesterol Grasa
El redactor recomienda