Caso Eriksen: ¿Se está volviendo al juego de forma segura tras el covid?
  1. Bienestar
Evalucaciones científicas

Caso Eriksen: ¿Se está volviendo al juego de forma segura tras el covid?

La huella del virus en el corazón de los atletas se ha investigado y se sabe que puede causar miocarditis. Los científicos aconsejan una resonancia magnética cardiaca incluso en deportistas asintomáticos si han pasado por la enfermedad

placeholder Foto: Desfallecimiento del futbolista. EFE
Desfallecimiento del futbolista. EFE

Han pasado muchos años desde las imágenes de Antonio Puerta, el futbolista del Sevilla, que se desvaneció en pleno campo como consecuencia de un paro cardiaco durante un encuentro con el Getafe (Liga 2007) que conmocionó a todos, aficionados o no, y cuya imagen es difícil trasladar al ovido. Murió tres días después en el Hospital Virgen del Rocío. Un año después, la muerte en la habitación de un hotel de Daniel Jarque se sumaba a la larga lista de futbolistas que han perdido la vida en el terreno de juego o durante los entrenamientos, como Ricardo Ferreiro, Stefano Gessa o Vladimir Dimitrijevic. Hoy, en la retina de todos los espectadores del encuentro Dinamarca-Finalandia ha quedado grabada la imagen del futbolista danés Christian Eriksen desplomándose, en pleno campo, su resucitación cardiaca, la incertidumbre.

Foto: Unas sencillas medidas podrían salvar al 75% de víctimas de muerte súbita. (Corbis)



Por todos estos casos y, más, mirando hacia atrás, fue en 2005 cuando se produjo la publicación de un protocolo común europeo (las recomendaciones de Lausana) que abogaba por realizar el PPS (que incluye la historia personal y clínica, un examen físico y un electrocardiograma de 12 derivaciones (ECG)) a todos los atletas de menores de 35 años. El consejo se basa en los datos obtenidos a lo largo de 25 años con la aplicación del protocolo en atletas italianos, en la región de Véneto.

La advertencia de la vuelta al juego

Desde entonces hasta ahora, se han salvado muchas vidas de atletas gracias a los protocolos de chequeos cardiacos, pero covid-19 ha resucitado la incertidumbre y ha vuelto a poner contra las cuerdas cómo revisar el corazón de los deportistas que han sucumbido a la enfermedad. Puede que parte de la alerta del caso de Eriksen tenga cierto sentido común si tenemos en cuenta los datos recogidos el pasado mes de marzo por la revista Jama Cardiology que se hacía eco de un estudio sobre las consecuencias del virus en el corazón. Sobre todo, en este caso, si partíamos de la creencia admitida de que el futbolista había pasado el covid como apuntaban todas las informaciones y ahora es un dato que se desmiente. Sea o no su caso, el acontecimiento ayuda a dar relevancia a la necesidad de 'vigilar de forma estrecha' el corazón de los deportistas.

El trabajo reconoce: "Entre la población general, se ha observado una alta prevalencia de lesión cardíaca en pacientes hospitalizados con síndrome respiratorio agudo severo infección viral por coronavirus. Entre los deportistas, la definición de la lesión cardíaca asociada al virus, en particular la miocarditis, y la distinción de la patología cardíaca asociada potencial de la adaptación cardíaca atlética aún no se ha establecido completamente. En ausencia de datos sólidos, se desconoce el enfoque óptimo para la estratificación del riesgo cardíaco para los que regresan a la actividad deportiva (RTP, de sus siglas en inglés) intensiva después de la infección. En la actualidad, se ha recomendado un enfoque conservador de regreso al juego para los atletas de competición después de la infección".

placeholder Magnetic Resonance Imaging-CT Scanning
Magnetic Resonance Imaging-CT Scanning

En este estudio transversal se revisaron las pruebas cardíacas RTP realizadas entre mayo y octubre de 2020 en atletas profesionales que dieron positivo por covid-19 Un total de 789 con una edad media de 25 años. Las ligas deportivas profesionales (Major League Soccer, Major League Baseball, National Hockey League, National Football League y la Asociación Nacional de Baloncesto de hombres y mujeres) implementaron requisitos obligatorios de detección cardíaca para todos los jugadores que dieron positivo al virus antes de la reanudación de actividades deportivas organizadas por sus equipos. Se realizaron pruebas de troponina, electrocardiografía (ECG) y ecocardiografía en reposo después de un resultado positivo de la prueba de covid. Los datos cardíacos no identificados se combinaron para el análisis colectivo. Aquellos con resultados anormales en las pruebas de detección fueron remitidos para pruebas adicionales, incluidas imágenes de resonancia magnética cardíaca y / o ecocardiografía de esfuerzo.

"Este estudio proporciona datos a gran escala que evalúan la prevalencia de patología cardíaca relacionada con covid relevante con la implementación de las recomendaciones actuales de detección de RTP. Si bien se está realizando un seguimiento a largo plazo, se han detectado pocos casos de cardiopatía inflamatoria y hasta ahora se ha logrado un retorno seguro a la actividad deportiva profesional", reconocen los investigadores.

El editorial

A raíz de este trabajo, un editorial que se publicaba un editorial por James E Udelson, Ethan J. Rowin, y Barry J. Maron, del Centro Cardiovascular Tufts, en Boston (Masssachuetts, EE.UU), señala: "En octubre de 2020, los autores del trabajo indicado anteriormente, en representación del Consejo de Ejercicio y Deportes del Colegio Estadounidense de Cardiología, publicaron las recomendaciones para la evaluación de los atletas que dieron positivo por covid para garantizar un regreso seguro al juego. El grupo recomendó un enfoque escalonado basado en la presencia de síntomas, seguido de ECG, biomarcadores de lesiones y ecocardiografía".

A continuación, las anomalías se caracterizarían adicionalmente mediante el uso selectivo de imágenes de resonancia magnética cardíaca (RMC). Las recomendaciones se basaron en la opinión de expertos de cardiólogos deportivos experimentados, porque en ese momento solo había datos modestos para informar tal documento. Un informe de 26 atletas universitarios que estaban asintomáticos o que tenían solo síntomas leves encontraron evidencia de miocarditis por RMC en 4 (15%).

Solo 6 meses desde entonces, "ha habido una cantidad notable de información adquirida, analizada y publicada con respecto a la prevalencia de anomalías cardíacas en atletas después de pasar la enfermedad En un estudio reciente de 789 atletas profesionales, el cribado consistió en pruebas de troponina sérica, ECG y ecocardiografía, independientemente de los síntomas".

A partir de septiembre de 2020, la conferencia atlética Big Ten (en la que participaron 13 universidades importantes) exigió un examen cardíaco integral, que incluía ECG, pruebas de troponina, ecocardiografía e imágenes CMR para atletas después de resultados positivos de la prueba covid, independientemente de estado sintomático previo. Los autores informan sobre una muestra grande de 2461 atletas, de los cuales 1597 (64,9%) se sometieron a las pruebas de detección completas, incluidas las imágenes de RMC sin selección previa.

"Aunque a menudo solicitamos más datos, es probable que estemos en un punto ahora en el que más información no acerque a la verdadera incidencia de los signos en la RMC de miocarditis con intervalos de confianza más estrechos para los atletas después de pasar la enfermedad. Podemos aplaudir a la comunidad de cardiología deportiva por el notable progreso en un período tan corto, sacando a la luz todos estos datos y permitiendo un enfoque mucho más informado y basado en datos de nuestros esfuerzos para garantizar un regreso seguro al juego para los atletas jóvenes", reflexionan los autores del editorial.

Eriksen, en el momento de cerrar este artículo está consciente. Quedan pruebas por delante y dilucidar las consecuencias de su desvanecimiento. Pero tal vez sea la forma de aviso para estar alerta ante otros posibles casos.

Coronavirus Salud
El redactor recomienda